Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/300

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 305 —

temo el odio general de esta Ciudad, y que del todo me abandonen; pues veo que an echo partido con el Inglés, y que públicamente defienden por él, aun viendo su errada fícica, y su ninguna suficiencia.

Ntro. Sor. güe. á V. Exa. m. añ.—Serena y Marzo 5 de 1805.—B. L. M. de V. E. Su mas rendido Súbdito etc.—Vicente Gonzalez.

El pueblo de la Serena, al saber que se trataba de expulsar al doctor Eduardo, como se le apellidaba, se levantó en general protesta, la cual fué elevada al gobierno por conducto de la jente más distinguida de la localidad.[1]

He aquí esta interesante comunicación:

 «Sor. Justicia Mayor:

Los que abajo suscribimos todos Vesinos de esta Ciudad con ntro. mayor respeto asemos presente a Vm., que viéndonos situados mediante la Divina piedad en un Paiz de las mas bentajosas proporciones pa. la subsistencia y comodidad de la vida umana; no obstante por los pocos progresos que ha logrado en barios ramos de Policia que constituyen la felicidad de los Pueblos, se be éste sujeto a barias indigencias aque acaso no lo estan otras Poblaciones menos numerosas, y Establecimientos muchos mas modernos por ser este simultaneo con la conquista de este Reyno: Entre ellas es muy considerable la falta de Profesores de Medicina y Sirugía, lo que si en otro tiempo fué lamentable, hoy con el aumento incomparable de las Gentes, tanto en la Ciudad, quanto en la basta estencion de su partido se ha echo por consiguiente mayor, y mas deplorable.

Vien constante es á Vm. que esta es una carencia a que no puede humanamente subvenirse, pues el único recurso a la Capital solamte. se encuentran profesores de éstos conosimientos éste lo imposibilitan, ya la crecida distancia que media entre ambas Ciudades ya el carácter de las enfermedades peligrosas, y últimamte. las cortas facultades de los enfermos; ¿ha señor con quanto Dolor hemos esperimentado en nosotros mismos, y en ntras. Familias esta ynesplicable nessecidad albernos presisados en unas dolencias críticas a medicinarnos, por unos Curanderos Intrusos con conosimto. pleno de su insuficiencia, a quien podrá ocultarse quanto abrá sido ntro. desconsuelo, y el grado de calamidad a que ha estado expuesta la salud pública?

Siendo este un objeto tan digno de la primera atencion, lo es también el de ntro. recurso a la piedad de Vm. en la pre-

  1. Los vecinos de la Serena sobre que permanezca en aquella ciudad el Físico Inglés D. Jorge Eduardo.—Capitanía General.—Archivo de Escribanos—Vol. 614—M. de la B. N.—Exp. 57.