Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/368

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 377 —

advirtiendo la manera de prevenirlos ó de dominarlos, y comunicándolos á la posteridad, en el ejercicio de sus funciones fiscalizadoras y dirijentes de la acción médica, al lado del paciente, en la choza ó en el palacio, en todas las esferas de la actividad, merece el puesto que le ha asignado la historia.

Poseía la necesidad de hacer el bien, y hasta en sus últimos días, achacoso, cargado de años, asistía á los enfermos que en súplicas le exigían su presencia, sanándolos muchas veces su venerable figura, sus palabras de aliento y de consuelo, con aquella poderosa sugestión que ejercen los médicos superiores.

El Dr. Augusto Orrego Luco, nos ha referido que en 1880, aquel privilejiado anciano poseía su cerebro vitalisado con admirable fuerza, como pudo comprobarlo al asistir con él á una junta en unión de sus colegas Wenceslao Diaz y Adolfo Murillo, para tratar de un caso grave de cirrosis atrófica del hígado; recuerda el Dr. Orrego Luco el criterio clínico del Dr. Blest, la lucidez y el certero raciocinio de su juicio médico al discutir aquel interesante cuadro patológico.

Sus poderosas y robustas facultades, ejercitadas en pro del bien y de su segunda patria que amó tanto, las entregó á la Providencia, según la frase de Wordswrot, devolviéndolas como de ella las había recibido, en una alma entera, noble y sana.

La síntesis de su vida se encierra en estas frases:

Su ideal fué el estudio, la enseñanza, y la práctica de su humanitaria profesión.

Su obra fué la realización de tan hermoso programa.

Bibliografía

Observaciones sobre el estado de la medicina en Chile; con la propuesta de un plan para su mejora—Hoc scripsi non otii abundantia sed amoris erga te.—Santiago de Chile.—Imp. Independiente.—4.º 18 pag.—1826.—(Anotada en el texto.)

Ensayo sobre las causas mas comunes de las enfermedades que se padecen en Chile; con indicaciones de los mejores medios para evitar su destructora influencia—Hoc opusculum ut in ederem non fecit profecto inanis ac popularis aurae captandae cupiduas sea eo adductas sum, ut multis meorum oequalium hine inde errantibus viam mostrarem et alicuantulum munirem.—Santiago.—Imp. Renjifo.—4.º 62 pag.—1828.

Este interesante trabajo está dividido en ocho capítulos, á saber:

1.º—De la policía municipal.

2.º—Miasmas.

3.º—Homicidios.

4.º—Influencia solar.