Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/371

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 380 —

que también ha dejado en análoga condición todo cuanto se refiere á los usos, alimentos é higiene de las clases proletarias.

El Sécale cornutum.—Al señor Presidente i miembros de la Sociedad Médica.—Santiago, Febrero 3.—Gaceta Ministerial, N.° 14.—1829.

Se da cuenta del referido medicamento que, por aquella época, se comenzaba á generalizar con éxito en Inglaterra, según lo anunciaban libros y revistas que acababa de recibir su autor.

El Sécale cornutum.—Gaceta Ministerial, N.° 14.—Santiago.—1829.

Del estudio y uso terapéutico de este medicamento llega á estas conclusiones:

El Sécale debe usarse:

1.°— En los partos difíciles por debilidad de la enferma y relajación de las partes.

2.°—En las convulsiones llamadas puerperales.

3.°—En las retenciones de placentas que no sean adherentes.

4.°—En la hemorrajia en el parto y después del parto, ya sea por relajación del útero como por dilatación de los vasos. (El Dr. Passamán, refutó las conclusiones de este estudio, en el Criticón Médico y en artículos de la prensa.)

Refutación de los papeles últimamente publicados por el Dr. Passamán, i por un desconocido «Amante de la humanidad», contra el medicamento llamado Sécale cornutum.—Santiago.—Imp. Renjifo.—4.° 40 pag.—1829.

Este folleto es una réplica á la ardiente polémica que se suscitó con los Drs. Passamán y Miquel, acerca del uso de dicho medicamento, con motivo de haber negado Passamán los grandes beneficios que, para todo caso, se reclamaban para el Sécale, apuntando algunos casos fatales con su aplicación.

Sostuvo Blest sus ventajas, y achaca los accidentes á ignorancia de su conocimiento y á errores respecto de la dosis y de la oportunidad de dar el remedio.

Informe sobre la Vacuna—Santiago— El Araucano—1830.

Informe sobre las causas de la epidemia de escarlatina, desarrollada en Valparaíso en 183l—El Araucano—Enero de 1832.

A dos causas achaca la propagación de la epidemia: 1.°—A un miasma específico engendrado por los grandes calores y las acumulaciones excrementicias estancadas que existían en las quebradas y otros parajes, avivado por la ausencia total de agua y de los vientos ordinarios del sur.

2.°—A un estado ó temperamento particular de la atmósfera