Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/39

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 35 —

En tiempo de Merimañ encima de la mesa de la cueva había muchos papeles, tinta y plumas para escribir, valiéndose de velas para alumbrarse.

Cuando se recibió, donde Juan Quinchepane, éste le dijo que debía tener un chayanco y un macuñ ó chaquetilla,

Llaman á lo primero una piedra cristalina, que también designan con el nombre dé mapa y que sirve para distinquir á los que son brujos. Ellos le dan este poder y el declarante ignora de donde las han adquirido sus compañeros. Lo segundo es una parte de la cutis de los brujos que mueren y que los que quieren tenerla la sacan, en el panteón, de la izquierda del cuerpo entre el pecho y la barriga. Esta cutis la curten con ciertas hierbas y en seguida los brujos se la cuelgan con unos cordones al lado izquierdo y con ella andan de noche produciendo una luz especial que los distingue sin saberse explicar la razón de este fenómeno.

Tres semanas antes de que los tomaran presos tuvieron una reunión en casa de Domingo Coñuecar presidida por el Rey de las Españas, Pedro Chiguay, y asisitieron algunos individuos de Chelín, Manatao y Achao que no los conoce, y asímismo Pedro Litiburco, Antonio Güinchucoi, Antonio Nauto, Antonio Coñuecar, María Runín y el declarante. La reunión tenía por objeto principal conseguir del rey que se abriera la cueva, y cómo se vió que no quiso hacerlo, cada uno se retiró los presentes que habían llevado (plata, género ú otras especies) y se fueron sin haber resuelto ninguna cosa.

Hace tres años recibió de José María Chiguay, rey anterior de las Españas y padre del actual, su título de rey de Santiago Tenaun y ese título lo quemó porque no le dió importancia en razón de que no le entregaban el libro que ya tantas veces ha nombrado.

Últimamente se le volvió á dar el mismo nombramiento por Juan Pedro Chiguay y este lo tiene oculto en una caja que está enterrada en su propia casa, cerca de donde dormía y debajo de un baúl. Dentro de la misma caja tiene también tres sentencias que ha expedido, siendo una de ellas contra Catalina Guenel, de Tenaun, por demanda de Catalina Canto, porque aquella le había quitado su marido; probado lo cual sentenció que Miguel Raicagüin diera muerte á la Guenel; á la semana siguiente falleció ésta y no sabe cómo Raicagüin la ejecutaría. Raicagüin era brujo y servía como policial para cumplir las órdenes que le dieran. Ese individuo tiene chaquetilla y chayanco en su misma casa. Catalina Canto pagó al declarante por la sentencia tres botellas de aguardiente, y éste á Raicagüin $ 1.50 en género blanco para que ejecutara su ór