Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/431

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 443 —

presentado al cuerpo médico. En su sala del hospital era el hombre más estricto y severo en sus reglamentaciones, cuidaba á sus enfermos y á sus instrumentos quirúrgicos como á las niñas de sus ojos, según sus propias palabras. Nunca permitió que un practicante tocase una herida ó hiciese un vendaje por pequeña que fuese; su habilidad operatoria era extraordinaria, la limpieza, la asepsia, era rigorosa en su sala, de aquí su éxito. Fue tradicional en la Serena, un duelo á que le provocó el Dr. Vergara por no haberle querido prestar, el Dr. Valderrama, sus instrumentos de cirugía.

No tuvo dificultad para nada.

Escribía correctamente, en prosa y verso; músico, fue admirado por su amigo Sivori, el eximio violinista, y aplaudido por el maestro y gran pianista Herzt; escultor, talló el sepulcro de su esposa que se alza en el cementerio de la Serena; pintor, supo dar tal colorido á sus telas que una Mesa revuelta (guardada como un tesoro en casa de su hijo el Dr. Adolfo Valderrama, y destruida en los sucesos de 1891) hacía la ilusión más completa de la realidad de los objetos representados; amigo de Riego, en la revolución de 1812, fue un propagandista de su causa; condiscípulo de Risueño de Amador, aquel pobre médico que se inmortalizó por su libro intitulado «Aplicación del cálculo de las Probabilidades á la Medicina», fué el compañero de los estudios matemáticos de aquel malogrado genio.

Valderrama, descolló en todos los actos de su vida.

El mariscal de campo don Manuel Blanco Valderrama, padre del almirante Blanco Encalada, fué su íntimo amigo y pariente, y en una de sus cartas, escritas desde Madrid, elogia á su compatriota y le dice que entre todas sus bellas cualidades admira, en primer término, su gran serenidad.

Dedicado con tenacidad y cariño á sus nobles tareas profesionales, nunca quizo abandonar al primer pueblo que le dió franco hospedaje, á pesar de pedírselo sus amigos y los profesores de la capital.

Fué corresponsal de la Facultad de Medicina de Chile.

Murió en 1863.

El Doctor Carlos María Bustón, cirujano de los ejércitos de Napoleón, se estableció en el país en 1824. Se dedicó á la cirugía y á la obstetricia.

Con motivo de algunas dificultades que tuvo con el Protomedicato para revalidar sus títulos, se quejó al Gobierno, [1] quien,

  1. Buston Dn. Carlos María, pa. qe. se le permita exerser su facultad de cirujano-médico.—Mayo 31 de 1824.—Antiguo archivo del M. del I.—Vol 1096.