Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/45

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 41 —
Ágiles, desenvueltos, alentados,

Animosos, valientes, atreviso,
Duros en el trabajo y sufridores

De frios mortales, hambres y calores.

Todos los cronistas, desde la época del descubrimiento y conquista, están contestes en las descripciones de la raza araucana, considerándola sana, fuerte y robusta.

En cuanto al territorio que habitaban, sólo apunteremos—para no ser difusos—algunas palabras de los principales documentos, que atestiguan las condiciones del clima en aquella época.

El descubridor Pedro de Valdivia, en su primera carta al Emperador Cárlos V, dice que «tiene esta tierra cuatro meses de invierno, no más, que en ellos, sino es cuando hace cuarto de la luna, que llueve un día ó dos, todos los demas hacen tan lindos soles que no hay para que llegarse al fuego; el verano es tan templado y corren tan deleitosos aires que todo el dia se puede el hombre andar al sol, que no le es importuno.»

Todos los historiadores antiguos están contestes en dar el nombre de benigno al clima del país. [1]

González Nájera [2] dice que bastante experiencia hicieron de esto los españoles, pues aquí no estaban sujetos á enfermedades como en el viejo mundo, y viviendo más larga vida «y engendrando, según agrega este autor, más que en España, hasta los que por edad, segun naturaleza debieran ser ineptos para la generación, siendo las mujeres tan fecundas que las que fueron estériles en más de diez años, llegadas á Chile concebían cada año, conviniendo más que cualquier parte de las Indias porque no se sabe qué cosa es peste.»

Y el abate Molina, [3] por su parte dice:

«El temperamento en general es sano, aunque más ó menos

  1. Aparece como contraste la inmensa mortalidad de indios y la decadencia en que yacen 40,000 araucanos de 500.000 hombres sanos y fuertes que hallaron los conquistadores; pero se explica esto por la desolación que hizo la viruela, y por los vicios y el alcoholismo que ha acabado con ellos, sin que tenga parte la climatología del país, que en la inmensa mayoría de localidades posee ventajosas condiciones para la vitalidad. En la Colección de Historiadores Chilenos se distinguen por las descripciones físicas del territorio durante la época colonial los autores Córdoba y Figueroa, Góngora y Marmolejo, Gómez de Vidaurre, Rosales, Molina, Gonzáles Nájera, Pineda y Bascuñán, Carvallo Goyenehe, etc., aparte de otros escritores de mérito que recordaremos oportunamente.
  2. Desengaño y reparo de las guerras de Chile, por Alonso Gonzáles Nájera (1601-1607)
  3. Compendio de la historia geográfica, natural y civil del Reino de Chile, por el abate D. Juán Ignacio Molina, Bolonia 1778