Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/75

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 71 —

El palqui, cestrum palqui, en las heridas rebeldes, y la corteza como sudorífico.

La recina de alerce, fitzroya patagonica, en los dolores de fríos é hinchazones.

La miel del molle, litrea molle, purgativa diurética, y contra el flato.

La patagua. tricuspidarea dependens, en decocción, como reconstituyente y purificador.

La raíz de pichoa, euphorfia portulacoides, purgante activísimo.

El pircún, anisomeria drástica, enérgico purgante que ha producido muchos envenenamientos en nuestro pueblo.

La chépica, paspolum vajinatum, para las postemas y bultos de la barriga.

El quillay, quillaja saponaria, lo usaron sólo para el aseo de la cabeza.

El natri—hierba del chavalongo—solanum crispum, de Díez y Pavón, de uso muy vulgar hasta nuestros días, es el remedio popular contra toda clase de fiebres; úsase en enemas e infusiones.

La manzanilla, cephalophora aromatica, contra en frío y la indigestión.

El maqui, aristotelia maqui, tónico y astringente.

Las hojas del quintral,loranthis tetrandus, en las llagas de la garganta.

El zumo del quilloy-quilloy, stellaria merlia, y el quinchín, tajeres glandulifera, en las quemaduras y almorranas.

La achira, canna indica, el pinco-pinco, ephedra andina, y la colchacura, contra tumores y calmante.

El ñilgüe, sonchus oleraceus, en acedías y fiebres, como el lonco. bromus catharticus, y también en las enfermedades del hígado.

La miel de melosa, madia sativa, en la gota, ciática, o pilaciones, y como purgativo.

El chamico, datura stramonium, narcótico.

El coliguay, colliguaya odorifera,para envenenar las flechas,

La miel de chilca, bacharis specie, y el maguay, cugo coortata, para las zafaduras y quebraduras, en emplastos de hojas.

El cuayacán, porliera higromética, sudorífico, y contra el humor gálico.

La murtilla, myrthus roñi, y el chilco, fuchsia macrostema, el primero como tónico y estomáquico, y las hojas del segundo como diurético.

El lampazo, lebo ó hualtata, senecio hualtata, las hojas en heridas y llagas; el zumo en dolores de oídos; la raíz, purgati-