Página:José Luis Cantilo - 1923 - Agricultura, ganadería, industrias, ferias, arboricultura, Telégrafo, Construcción de nuevos ramales del F.C. Provincial, Higiene, Playas y balnearios, Ley general de Obras Públicas, R.pdf/6

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Hubo un problema cuando se corregía esta página


5 o
DIARIO DE SEAIONES

Mayo 1°
Asamblea Legislativa
SENADO DE BUENOS AIRES

*

 También proyectó el poder ejecutivo la creación en los principales pueblos de la provincia de 50 salas de primeros auxilios, dispensarios antituberculosos y maternidad, aparte de la creación departidas que permitan ampliar, mejorar y hasta renovar, instalaciones y servicios hospitalarios, prestados por numerosas instituciones.

PLAYAS Y BALNEARIOS

 Ha sido preocupación constante del poder ejecutivo la mejora y ampliación de las playas y balnearios de la provir.cia, muy principalmente de aquellos que han alcanzado considerable importancia por su progreso y el número creciente de veraneantes que atraen anualmente.
 Mar del Plata, Necochea y Miramar requieren especial atención. No son simples lugares de esparcimiento, para personas más o menos pudientes. Son sitios de salud, de bienestar, de reparación de fuerzas, que el Estado debe fomentar, hasta colocar al alcance de todas las clases sociales.
 El poder ejecutivo espera encontrar en vuestra honorabilidad todo el apoyo necesario, a fin de resolver problemas de urgencia tales como la seguridad y embellecimiento de las playas, construcción y mejoramiento de ramblas, salubridad pública, vialidad, provisión de agua potable en cantidad suficiente, para impedir situaciones como la que tan justamente provocara protestas durante el último verano en Mar del Plata.
 Debo recordar con simpatía la actuación perseverante y eficaz de la comisión pro Mar del Plata, a la cual el poder ejecutivo prestó todo el apoyo posible para el mejor cumplimiento de su misión desinteresada y patriótica.

LEY GENERAL DE OBRAS PÚBLICAS

 El poder ejecutivo se propone confeccionar la ley general de obras públicas de la provincia, ley que considera necesaria para la buena marcha de la secciones técnicas de la administración, puesto que se trata de uniformar el criterio a seguirse en la licitación, adquisición, adjudicación, ejecución, medición, recepción, pagos y liquidación final y rescisión de los contratos de obras, y en el que se fijen a la vez, las normas que deberá sujetarse el poder ejecutivo en estos casos.
 Esta ley llenaría un vacío que se nota a diario y una vez sancionada aportará positivos resultados para la economía del fisco, pues con ella se evitarán los continuos conflictos que se originan entre los empresarios y el gobierno respecto al cumplimiento de los contratos de obras, con resultados en la mayoría de los casos contrarios a los intereses del Estado.
 Otro punto que el poder ejecutivo ha contemplado al auspiciar el proyecto, es el de fijar normas a las cuales deberá sujetarse la construcción de edificios de carácter público en todo el territorio de la provincia.

REFORMA DE LA LEY DE FERROCARRILES

 Otra medida que el poder ejecutivo considera de urgencia adoptar es la de promover la reforma de la ley de ferrocarriles que data del año 1890, y del decreto reglamentario de la ley de ferrocarriles agrícolas económicos de 1904, cuya aplicación y distintas interpretaciones a que se prestan sus redacciones han hecho que más de uno de los artículos de este último hayan debido ser aclarados por resoluciones del poder ejecutivo.
 Señalo a vuestra honorabilidad estos defectos importantísimos de la legislación vigente, en la esperanza de que su conocimiento contribuirá a resolver las dificultades que se oponen.

Señores senadores:
 Señores diputados:
 Hace justamente un año, cuando tuve el honor de inaugurar vuestras deliberaciones, esbocé con alguna extensión propósitos fundamentales de gobierno, no con la intención pueril de llevarlos a la práctica dentro de los límites estrechos del ejercicio o aspiración a iniciar o cumplir en el curso de todo el período constitucional gubernativo.
 Ante la responsabilidad de tales manifestaciones, es satisfactorio al poder ejecutivo, después de un año de intensa y armónica labor, decir a vuestra honorabilidad que gran número de esas iniciativas están ya en ejecución; y otras, momentáneamente detenidas en mérito a circunstancias ajenas a la voluntad del gobernante, sólo esperan la oportunidad propicia para su realización.
 A su hora, sin precipitaciones incon-