Página:La Ilíada de Homero, Tomo I (Ignacio García Malo).pdf/106

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
(XC)

darlos al verso con mayor fluidéz; y que me he valído de algunas pocas voces, no muy usadas, inventando particularmente la palabra pipiantes, que se halla en la pág. 71, verso primero, pues no hallando voz alguna equivalente en nuestro idioma para exprimir la fuerza del tetrigotas del Libro segundo, verso 314. me determiné (siguiendo lo que dice Horacio en su Arte Poética: Si forte necesse est indiciis monstrare recentibus abdita rerum, &c.) á usar de este participio, que si no alcanza á demostrar el rechinamiento de los dientes del Dragon al devorarlos pararillos, hace percibir mas bien con el pi, pi, duplicado el pio, pio, de estos, y diciendo simplemente que piaban, no se exprimia en parte la maravillosa armonía del texto.