Página:La Odisea (Antonio de Gironella).pdf/12

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida

VI

Es imposible dar aqui el tratado completo de un género tan elevado, ni deslindar como corresponde cada una de estas partes fehacientes que la componen. Muchos son los autores eminentes que desde Aristóteles, lo han espuesto en todas las naciones cultas, y yo me he atrevido á comentarles en mi ya citado Diccionario de Humanidades. Lo que, sí, me es lícito y oportuno manifestar es que este es un esfuerzo del ingenio humano, tan sublime y escabroso, que desde que la poesía tiene una historia, solo son ocho los Genios que lo han ensayado con algun éxito en el mundo todo, con la particularidad de ser cada uno de ellos de distinta tierra, como si tal beneficio no pudiese concederse á dos imaginaciones diferentes en un mismo clima. En efecto: Alemania solo tiene á Klopstock; Inglaterra á Milton; Portugal á Camöes; Francia á Voltaire; España, ínterin llega el gran cantor de su Hernan Cortés y su Pizarro, á Ercilla; Italia a Taso; Roma antigua á Virgilio; y Grecia, la cuna de este prodigio, al que primero lo concibió, al que primero lo echó fuera de su imaginacion inmensa por una doble fuente de inagotable poesía, ostentando la portentosa anomalía de que, si la naturaleza no pudo conceder dos imaginaciones épicas á un mismo pueblo, él con la suya sola bastaba á dos epopeyas. De este pues, fundador milagroso de lo mas sublime del arte, es del que voy á bosquejar el cuadro, antes de presentar el informal trasunto de la obra suya mas intrincada y rara, que he osado tocar con mis inespertas y temblonas manos.

Homero es un culto y sus obras son un monumento indestructible. La costumbre de los siglos le llama el príncipe de los poetas y de los filósofos, y para hacerle perder este encumbrado asiento seria necesario que las aguas del Leteo pasaran por la tierra toda, y que todos sus habitantes bebiesen de ellas; con uno solo que quedase sin beber, aquella inmensa fama volveria á retoñar. ¿Aquesta predileccion universal es fortuna ó equidad? Yo, para mí tengo que se han reunido ambas circunstancias en favor de este cantor inmenso; porque si ha sido dicha suya el que sus obras sean la mas antigua poesía regular que conocemos; aun cuando por su misma perfeccion demuestren que otras y otras existieron antes que ellas; es justo apreciar la grandeza