Página:La Odisea (Antonio de Gironella).pdf/39

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
33

A tí, en tanto, te toca á estos malvados
Del palacio arrojar y mis consejos
Con sumision oir y ejecutarlos:
Mañana, tus mas dignos ciudadanos
En la pública plaza juntar debes.
Allí dirás tus largos infortunios
Y las injurias por tu honor sufridas.
Pide el ausilio a tu horfandad debido; '
Recuerda de los Dioses la venganza
Fulminando al tirano y a los pueblos
Que vilmente toleran sus escesos;
Convida esos audaces pretensores
A tornar dócilmente a sus hogares.
Si tu madre aspirase á nuevos lazos
Devuélvela á sus deudos, y por ellos
Halle nuevo consorte y los tesoros
Que en dote darla á su fortuna toca.
Mas importante objeto, si me atiendes,
Ora el tuyo ha de ser: tu mejor nave,
Por veinte remadores dirigida,
Apareja al instante, y por el padre
A pedir vuela á cuantos saber puedan,
Interrogando hasta la voz sagrada
Que del seno de Jove augusta sale,
Y sus arcanos al mortal revela.
Primero, en Pilos, á Nestor pregunta,
Luego en Esparta al rubio Menelao,
Último de los griegos que tornase
Al patrio hogar. Si al fin, feliz, alcanzas
Saber que vive el padre; si su vuelta
Te es lícito esperar; aunque la angustia
Te oprima el corazon, deja que un año
Se cumpla aun, y resignado aguarda;
Mas si por tu pesquisa á, saber llegas
Que sin vida estuviere, a Ítaca torna;
Levanta á su memoria un mausoleo;
Tribútale las honras que le debes