Página:La Odisea (Antonio de Gironella).pdf/83

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
77

Pues en su ebúrneo carro, con las horas,
Se adelanta la noche cautelosa.




CANTO CUARTO.





LACEDEMONIA.


Esparta al fin alcanzan los mancebos.
Por medio de sus calles silencíosas
Y entre sus edificios, esparcidos
En tan vasto recinto, el gran palacio
Consiguen descubrir de Menelao.
En medio de sus deudos le encontraron
Y los que sus fatigas compartieron,
De un hijo y una hija celebrando
La duplicada union. En Troya fuera
Donde el hijo de Aquiles, de la hija
Comprometió la fe, y ora cumplia
Aquesta ley de honor. Pomposa escolta
De servidores, carros y caballos
A conducirla van á las comarcas
Donde el esposo impera. En cuanto al hijo,
El mozo Magapentes, en Esparta
Halló en la hija de Alector una esposa
Digna de tal merced; pues que es él mismo
Vástago de una esclava, innoble fruto
De pasagero amor, reo y vedado,
Ya que Helena, al dar vida á Hermione bella,
Vió retirarla los potentes Dioses
La siempre ansiada facultad materna.
Este doble connubio celebrando,
Del rey deudos y amigos se juntaron.
Rebosaban los pechos de alegría;