Página:La Odisea (Antonio de Gironella).pdf/89

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
83

¿Es error ó es verdad ?... ¡oh nó! no es vana
Ilusion que fascine los sentidos:
Jamás ví tan exacta semejanza...
Me confundo... es Telémaco; es el hijo,
Aquel hijo que Ulises en la cuna
Dejó al partir para vengar mis males
Y mi afrenta lavar; cuando en fin, Grecia
Mostró al Asia aturdida su estandarte. »
— « ¡Oh si! cual tú, tal circunstancia admiro,
Añade Menelao; sí, es el mismo;
Ulises es: He aquí su misma planta,
Sus manos, su mirar, su frente noble,
Sus dorados cabellos; y ha un momento,
Cuando al padre nombre, cuando sus penas
Conmemoró mi afecto, ví á sus ojos
Aparecerse lágrimas amargas
Y con sus ropas encubrir el rostro. »
— « Cierto, el hijo de Nestor pronto esclama,
Cierto ¡oh gran rey! este es de Ulises hijo;
Mas tímido, leal, respetuoso,
A la vista de un rey cuyos acentos
La voz de un Númen son para nosotros.
Su rubor de sí propio hablar le veda;
Mas Nestor, que es mi padre, me encargara
A tu corte guiarle. Codicioso
De verte estaba, de tu fe esperando
Consejo y proteccion. Del padre lejos,
Sin apoyo ni ausilio en un palacio
Que abandonado mira, un hijo solo
Se ve á muchas angustias destinado.
No hay ser humano que dispuesto encuentre
Su flaqueza á escudar de los malvados. »
— « ¿Cómo? prorumpe entonces Menelao,
¿Cierto será que á mi escudar me toque
Al hijo de mi Ulises, del amigo
Que arrostró por mi causa riesgos tales?
Prometí al corazon que, si me daba