Página:Las siete tragedias de Sófocles - Biblioteca Clásica - CCXLVII (1921).pdf/16

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
XII
PRÓLOGO

mismo al exponer (pág. 163) que el «no nacer es la suprema razón para no sufrir»[1].

En la Antígona nos ofrece Sófocles: el cumplimiento de la maldición de Edipo contra sus dos hijos (págs. 157 y 169); el martirio de la heroína, que desacata la orden del tirano por.obedecer a la ley divina, y da sepultura al cadáver de su hermano Polinices, que aquél había ordenado que lo dejaran insepulto, y el castigo del tirano.

El pasaje de esta tragedia en que Antigona dice que ha desobedecido la orden del tirano por tratarse del cadáver de su hermano, cosa que no habría hecho si hubiera sido el cadáver de su esposo o de un hijo suyo, se cree interpolado; y parece, en verdad, que se halla en contradicción con las demás partes de la pieza en que la heroína expone los motivos de su decisión.

Esta tragedia se representó, probablemente, en 442 antes de Jesucristo.

En Las Traquinias se nos ofrece también el


  1. Pensamiento que antes de Sófocles expuso Teognis en los siguientes términos: «Lo mejor para el hombre es no haber nacido; el no haber llegado jamás a ver la luz del sol; pero una vez nacido, lo es el franquear las puertas del infierno y acostarse en la tumba amasando la tierra sobre su cabeza.» (Teognis, 425-428, edición Bergk.) Además de esta coincidencia entre Calderón y Sófocles, creo deben tenerse en cuenta también las semejanzas que parecen verse entre La vida es sueño y el Edipo, rey En ambos dramas hay la predicción del oráculo o de los astrólogos, que da lo mismo, acerca de un hijo que ha de sobreponerse a su padre, matándolo o humillándolo; en ambos los padres, por librarse de la fatídica predicción, apartan de sí al hijo recién nacido, y en ambos triunfa la profecía sobre las decisiones de la voluntad humana.