Página:Las vidas paralelas de Plutarco - Tomo I (1879).pdf/242

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida
226
PLUTARCO.—LAS VIDAS PARALELAS.

racion de improhable y de odioso. Considerado el gobierno de ambos, en Solon fué más brillante el principio, porque él fué seguido, y no siguió á nadie; y por si mismo, sin compañía ni auxilio, dispuso y ejecutó las mayores cosas en la república; mas el fin fué on el olro más feliz y apeteeibie: porque su obra en gobierno el mismo Solon ántes de morir la vió disuelta; mas la de Poblícola hasta las guerras civiles mantuvo en órden la ciudad; y es que aquel en el momento de dar sus leyes, dejándolas en las tablas, sin más auxilio ni apoyo que la escřitura, se marchó de Atenas; y este permaneciendo siempre, y teniendo parte en ei mando y el gobierno, fortaleció y puso en seguridad sus establecimientos. Además de esto, sobre aquel, que nada habria podido remediar aunque lo hubiera previsto, prevaleció Pisistrato; de manera que él quedó arrinconado, y la tiranía encumbrada; y éste por el contrario logró desechar y disolver una autoridad fuerte y dominante con el mucho tiampo que habia durado, oponiendo quizá una virtud iguai y una decision semejante, pero teniendo mejor suerlo y babiendo sido más elicaces sus esfuerzos.

En ia parte militar, Demaco de Platea ni siquiera conviene en que Solon hubiese inlervenido en los encuentros con los de Megara, en la forma que lo expresamos; cuando de Poblícola no puede dudarse que peleando y mandando él mismo, salió victorioso en grandes combates. Aun en los negocios públicos el uno parece que tomó parto como por juego y fingiéndoso loco; pero el otro, arrojándose de su voluntad á todo, hizo frente á Tarquino, y descubrió la traicion que estaba tramada; y habiendo sido el principal autor para que los perversos fuesen castigados y no huyesen, no sóło lanzó de la ciudad las personas dde los tipanos, sino que les corló toda esperanza. Y con haber manejado con tanta osadía y vigor los negocios que llevaban consigo contienda, encono y oposicion, áun se condujo mejor en los que requerian un trato pacifico y persuasion