Página:Los Shelknam.pdf/215

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
205
APUNTES ETNOLOGICOS

antorcha (hachón de yerbas secas) 'Keki encendida en la mano izquierda, y la menean de un lado a otro, teniendo en la derecha un palo.

A aquel insólito resplandor las aves quedan encandiladas y como entontecidas, de modo que fácilmente no los mata a bastonazos. Por lo regular es abundante, de modo que se vuelven a casa cargados.

Pesca.— Aunque los Onas no son marinos, por tanto no poseen embarcaciones ni saben nadar, sin embargo. a la pesca deben gran parte de sus alimentos. La mar por la ribera de Tierra del Fuego, al Este sobre el Atlántico, suele bajarse mucho en grandes extensiones en las bajas mareas, dejando en seco una explayada estensísima.

En este tiempo, los Indios, ya expertos, van allí, recorren estas grandes playas y buscando en los charcos de agua, que dejan bajo las piedras, recogen una infinidad de grandes peces, eligiendo entre todos los más buenos y de gusto sabroso, que la larga práctica les hizo conocer.

Los ensartan en grandes cantidades y vuelven a sus casas cargados de pescados. Las mujeres, cuando no pueden los maridos, van ellas y recogen cuanto pueden llevar, de modo que la pesca, por lo ordinario es muy abundante.


GÉNEROS DE ALIMENTOS


La carne (Yepprr) es el principal alimento que tienen los Onas y la comen asada, no conociendo vasijas, para cocerla en recipientes.

Se la proveen con la caza del guanaco, del zorro, del cururu, del tucu-tuco y de toda clase de aves. El pescado, (Tap) es la segunda clase de sus alimentos, que también la tienen abundante. El marisco es asimismo abundantísimo, que recogen al bajarse la marea en las piedras. Los huevos (heil) de avutardas, de patos y a veces también de gaviota (Kolen) que en primavera recogen en grande abundancia, son para ellos un apetecido alimento. Los huevos (heil) como los pescados y la carne, suelen ordinariamente asarlos en la viva brasa para comerlos.

Vegetales, frutos del campo, Berberis, Chaura Ter-Pooter, Hookeri frutos (hayoco) del roble, o haya magallánica, los yuyos y frutos que en Tierra del Fuego son abundantísimos. La Divina Providencia ha sido también con ellos muy generosa. Jokten, harina de Thay, Alpen, Alpenten, hongos de muchas clases comestibles.

Entre las yerbas además del Thay, tienen muchas clases de raíces que la experiencia avivada por la necesidad les hizo conocer; por ej.: la achicoria = (Oiten), el Apio cimarrón (Alche) que se encuentra el uno y la otra también en grande abundancia al rededor de las lagunas de los muchos manantiales y a lo largo de los ríos. Así que providencialmente surtidos, pueden ellos también variar sus comidas, entreverando, si así les gusta, las carnes fuertes del guanaco, del lobo marino, de los cetáceos con las finas y delicadas de variadas ánides y de los sabrosos peces y apetecidos moluscos, con las variadas clases de frutos y vejetales.

Bebidas. No tienen otra bebida que el agua dulce natural. Por eso establecen casi siempre sus campamentos o a la orilla de algún río, o cerca de alguna laguna, o de un manantial. Chupan sin embargo con gusto el zumo de la corteza del roble, que llaman Chauhlchin.


VESTIDOS


El traje de los Indígenas-Onas, se reduce para los hombres a una capa formada de varias pieles de guanacos chicos, que de las espaldas, que por lo ordinario, les alcanza hasta abajo de las rodillas, y les tapa todo el cuerpo, teniéndola cada uno asida bajo el brazo. Las mujeres son las que deben coserla, sirviéndose en vez de una aguja, de una espina o de un hueso bien afilado. Ahora se sirven de un clavo aguzado y con mango de hueso.

Fibras de tendones bien humedecidas en la boca, y estiradas, les sirven de hilo. La llevan siempre con el pelo afuera; y preguntados, por qué no la llevan con el pelo hacia adentro, que les daría más calor, contestaron: ¿Cómo la llevan los guanacos? ¿Tal vez con los pelos no hacia afuera? por eso nosotros hacemos lo mismo que los guanacos.