Página:Los Shelknam.pdf/232

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


De Toljkoskn (Punta Arenas) del Kan-kewké.— Costa Sur de la Patagonia, y Playa Norte del Hatélily o Estrecho de Magallanes, pasemos a la Inska, o Playa Sur del Hatélily y Costa Norte de la Tierra del Fuego sobre el Estrecho, y vamos al Ayukenke, para empezar a nuestro Viaje, reconociendo en Shelknam, los nombres de los Parajes que tocaremos.

En Ayukenke, o sea en la Costa Oeste, vemos la Jorrká, o la grande Bahía Inútil, en la que echa su lengua o Punta alta el Chankelekuoi el Cabo Bouquerón, y el Kuewke, el Barranco del Estrecho, del cual empieza entrando la mar en la Karmkanke, o Bahía del Porvenir, en que existe el único Pueblito Chileno, con el mismo nombre, con una población de unos trescientos habitantes, cuya mayor parte son Dálmatas, súbditos de Austria-Hungría, empleados en los lavaderos de oro algunos, y otros pequeños comerciantes. Depende de Punta Arenas, capital del Territorio de Magallanes. En Porvenir reside un Delegado de Policía, hay una Iglesia, y una Casa Salesiana.

De allí viniendo hacia el Este encuéntrase Jowsken, o la gran bahía (mar entrante) de la Gente Grande, teniendo a la vista varios cerros de alguna elevación, como el Alechart (cerro campanario, o cabeza alta) y otros tres llamados el Kalké, el Kiliiais y el herboso Yoshel, frecuentado por numerosas bandadas de aves, como Avutardas, Patos, etc., las que suministran abundantes cazas para los Indígenas.

A poca distancia, y también a la vista de la gran Bahía, que de sus habitantes —'Gente Grande— toma el nombre, se halla un cerro, poblado en se derredor de grandes matas de romerillo, de cuya fragancia embalsamado el ambiente que lo envuelve, torna el nombre de cerro oloroso —o en su lengua Kamskin.[1]— Pues bien acá en el año 1879 al 8O, (más o menos), vivía el Indígena Kal-éluly, Capitán de la tribu de esa localidad, con su familia, en cuyo seno veía la luz primera el niño, que algunos años después (1890), debía ser nuestro amado pupilo y luego nuestro inteligente lenguaraz — que se llamaría José Luis Miguel Kalapacte.[2]

Viene en seguida una serie continuada de cerros de varia elevación que sigue desde Gente Grande hasta la Bahía Felipe, a poca y diferente distancia, pero siempre a la vista del Hatelily, que, también, por parte suya, parece estarlos observando.

Los cerros principales son: el Shiarren, el Tawtam, el Laspie, el Tenjewar, el Altr-kuar, el Honatia, el Terljamjanwar y el Ainwar, cuyos nombres tienen todos su particular significado, según el modo y la vista con que se presentan.

Más cerca de la Bahía Felipe están los cerros Korite, Joorten, Otenwar y Woonkam, y pasada la Bahía Felipe —Urjenwarn—hay otro cerro el Hamshen [3] Siguiendo la Costa Sur del Hatélily hacia el lado Este, encontramos la Punta Anegada —Kehen— Anegada, porque en marea grande queda sumergida bajo las aguas — no flota más en superficie. Viene luego la inmensa Bahía Lomas —Hoshmérr. Al Suroete de esta gran bahía, a poca distancia, se eleva a discreta altura, un monte que presenta la figura de un corazón de punta en alto, y que los Blancos llaman Cerro Sombrero, el Tol-hué. Prosiguiendo hacia el Este el Hatélily va a concluir en Kar-kreká, o punta Catalina, o Gran Puerta, para dar principio a la mar grande o Koj'n. De allí la Costa, Norte de la Tierra del fuego — la Inská — vuelve rápidadamente al Sur y va a encontrarse pronto con el Jolwenor, o Kcharn, o Cabo, que los Geógrafos llamaron del Espíritu Santo, de donde ya empezó a declinarse un poco al Sur-Suroeste.

Pasado el Jolwenor, en algunas horas de marcha lista se llega, costeando siempre, pues la playa, en baja marea, es muy pasadera, se puede caminar bien, a la larga Punta de Arenas .. Toljkonskton, como creo la llamaron los Indígenas: Esta Punta forma como un dique a la Gran Bahía de San Sebastián — Atlshamka — Para evitar un trecho de camino que sería

  1. Kamskin quiere decir también cerro barrancoso, a los pies del cual, abriga del Oeste y al lado de un fresco manantial estaría el Karen-kau (aldea) de la tribu de los Kalapacte.
  2. Allí vivían también otros diez individuos componientes dos familias, a una de las cuales pertenecía Karkemanen que fué al Santo Bautismo llamado José Fueguino, con su madre y su abuela, cuando alevosamente fueron prendidos por un tal Maurice y llevados a la Exposición de Paríss el año 1889. De los once tan solo cinco volvieron el año siguiente a su Tierra y amparados en la Misiónn Salesiana.
  3. A las faldas y ordinariamente hacia el Oriente, estaban los Campamentos periódicos en sus escurciones y cacerías. Preferían el Oriente por estar al abrigo de los venturrones del Oeste.