Página:Martin y Herrera Curso sumario de moral.djvu/135

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


—131—

verlo, pero sabe también que no hallara quien se lo lacilite sino se compromete formalmente :3 pagarlo en plazo determinado. gEs ('3 no_contrario al deber salir de apuros por medio de una promesa falsa? Si juzga— ra la accion moral, la regla de su conducta seria esta: «Cuando se nesesita dinero, se toma prestado prome- tiendo devolverlo, aunque se sepa que jamas se de- volvera.» Ahora bien, esta maxima no puede revestir el caracterde ley universal, sin destruirse a s1’ misma, y es, porlo tanto, una regla falsa. Electivamente, si la aceptaramos como legitima, toda promesa vendria :1 ser imposible, puesto que nadie creeria en prome- sas ytodos se burlarian de ellas como de palabras vanas.

165. El deber es querido y respetado por los mis- mos que lo violan, y todos lo desean como regla de conducta general. Cuando inlringimos nuestra obli- gacion, lejos de quer er que los demas hagan lo mis- mo, ansiamos que la practica del bien sea la ley uni- versal: solo que nos tomamos la libertad de hacer una excepcion en nuestro favor, o mejor dicho, en favor de nuestras pasiones y por una vez nada mas.

Aunque nuestro juicio, cuando es imparcial, no pueda justificar esa especie de compromiso, no obs- tante se ve en él la prueba de que reconocemos en realidad la validez del deber, y que sin dejar de res- petarle, nos permitimos, con sentimiento, algunas excepciones que nos parecen de escasa importancia.