Página:Mensaje presidencial del 21 de mayo de 2010.pdf/31

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada


Finalmente, hemos decidido incorporar a nuestra legislación un tipo penal de femicidio y fortalecer las medidas cautelares y precautorias a favor de la mujer que sufre violencia doméstica. Un viejo proverbio chino dice que el grado de civilización de un país se mide por la forma como trata a sus niños y a la tercera edad. Y no queremos seguir siendo un país ingrato con nuestros adultos mayores. Hoy tenemos 1.500.000 compatriotas mayores de 65 años y, en el futuro, serán muchos más. Muchos de ellos han dejado de trabajar, pero no han dejado de vivir, y todavía tienen mucho que aportarnos y nosotros que aprender de ellos.

Por eso, a nuestros adultos mayores les digo: de ahora en adelante cuenten con nosotros, como nosotros sabemos que podemos contar con ustedes. No sólo para ponerle más años a sus vidas, si no, como dice la canción, también más vida a sus años.

Vamos a cumplir nuestra promesa de gobierno, empezando a pagar una antigua deuda con nuestros adultos mayores, a través de un proyecto de ley que elimina o reduce, en forma gradual y según la edad y condición socio económica, el 7% de descuento para la salud.

En julio de este año extenderemos la cobertura del sistema de pensiones solidario desde el 50% al 55% de los grupos familiares de menores ingresos e incrementaremos la pensión máxima solidaria de $ 150 mil a $ 200 mil mensuales. Con esto, 80 mil personas se convertirán en nuevos beneficiarios y más de 300 mil verán su pensión aumentada.

Finalmente, y porque no queremos que ningún adulto mayor siga viviendo solo o abandonado, crearemos un subsidio habitacional especial, para que aquellas familias vulnerables, que quieran acoger en sus hogares a sus adultos mayores, puedan ampliar su vivienda.

Chilenas y chilenos, hoy son más de dos millones los compatriotas que viven o trabajan en el campo.

Para ellos, al igual que para nosotros, la agricultura es mucho más que una actividad económica.

Es una forma y un estilo de vida, donde se desarrollan nuestras mejores tradiciones, costumbres y valores.

Lamentablemente, en los últimos años hemos descuidado nuestro campo.

Todo esto debe cambiar. Y créanme, lo vamos a cambiar.