Página:Mensaje presidencial del 21 de mayo de 2010.pdf/33

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada


derechos de los funcionarios municipales. Implementaremos también la elección directa de los consejeros regionales y avanzaremos en la tramitación de los proyectos de ley sobre Estatuto de Gobierno y Administración de la Isla de Pascua y el Archipiélago de Juan Fernández.

Aplicaremos el principio de doble subsidiariedad. Todo aquello que puedan realizar los gobiernos regionales mejor que el gobierno central, será de competencia de las regiones. Y todo lo que puedan hacer mejor los municipios que los gobiernos regionales, será de competencia de los municipios. Pero estas mayores funciones, atribuciones y recursos exigen también una mejor gestión y transparencia. Para lograrlo, crearemos la Academia de Gestión Regional y Municipal, a través de convenios con las universidades e institutos regionales, que permitirán formar y capacitar a los funcionarios. También extenderemos el sistema de alta dirección pública a los cargos claves a nivel regional y comunal, y fortaleceremos la participación y fiscalización de los consejos comunales y la comunidad.

Hago hoy un llamado a todos los dirigentes nacionales, regionales y comunales a conformar un gran acuerdo nacional que permita dar el gran salto adelante que las regiones, comunas y el país necesitan.

También sabemos que muchos municipios verán incrementados sus gastos y disminuidos sus ingresos. Por ello, enviaremos próximamente al Congreso una ley que permita hacer un aporte fiscal extraordinario al Fondo Común Municipal y a los municipios más necesitados.

Otra prioridad será mejorar sustancialmente los estándares de conectividad e integración de las zonas más alejadas del país, especialmente en el norte y la Patagonia chilena.

Finalmente, como Presidente de todos los chilenos, quiero reconocer y agradecer a los habitantes de las regiones no afectadas y a los funcionarios públicos de las regiones golpeadas por el sismo, por su generosidad y apoyo hacia quienes sufrieron las consecuencias de la catástrofe del 27 de febrero. Sin duda, Chile se los reconoce y agradece.

Amigas y amigos, la gran riqueza de Chile es nuestra diversidad cultural.

Nuestros pueblos originarios son parte integral de Chile, y su historia, cultura y tradiciones están arraigadas en el alma de nuestro país. Pero muchos de sus miembros sienten, y con razón, que la sociedad chilena no los integra, respeta y valora como merecen.

En el año del Bicentenario, ha llegado el tiempo de hacer justicia a nuestros pueblos originarios. Para ello, implementaremos dos programas muy concretos.