Página:Mensaje presidencial del 21 de mayo de 2010.pdf/39

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada


Reservada del Cobre por un sistema de financiamiento plurianual de las adquisiciones para la defensa, que permita una planificación de largo plazo y asegure un financiamiento estable y suficiente para las importantes tareas de la Defensa Nacional y las Fuerzas Armadas.

Y, junto a lo anterior, estamos elaborando un proyecto de ley para modernizar los procedimientos y redefinir el ámbito de la Justicia Militar.

Nuestro Estado fue diseñado en el siglo XIX, parchado en el siglo XX y no responde a los desafíos y necesidades del siglo XXI.

El problema no es el tamaño del Estado sino su calidad.

Nos falta Estado en muchas áreas importantes en las cuales es insustituible, como en la protección de los consumidores. Por ello, en los próximos 60 días, ingresaremos al Congreso el proyecto de ley sobre el SERNAC Financiero, que protegerá con eficacia a nuestros consumidores de servicios financieros como créditos de consumo e hipotecarios y tarjetas de crédito, tanto bancarias como comerciales.

Nuestro Estado también es débil en la lucha contra la delincuencia, la droga y la erradicación de la pobreza. Y, en cambio, nos sobra Estado en áreas como los trámites burocráticos que ahogan a nuestros emprendedores.

En consecuencia, reemplazaremos la vieja discusión de más o menos Estado por el nuevo desafío de construir un mejor Estado, más moderno, más transparente y más eficiente, al servicio de las personas. Un Estado que no sólo asegure el piso de las seguridades, sino también levante el techo de las oportunidades.

He encomendado a un equipo interministerial, liderado por la Secretaría General de la Presidencia, que implemente una Agenda concreta de Modernización del Estado, que perfeccione su organigrama e evite duplicidades. Por ejemplo, el Servicio Nacional del Adulto Mayor pasará de la SEGPRES al Ministerio de Desarrollo Social. La Secretaría de Transporte pasará de MIDEPLAN al Ministerio de Transporte y la labor de fomento de las Pymes, dispersa hoy en múltiples organismos, se concentrará en el Ministerio de Economía. Perfeccionaremos la evaluación de proyectos públicos, para garantizar el buen uso de los recursos públicos y evitar el grosero despilfarro ocurrido en proyectos como Transantiago y Ferrocarriles. Adicionalmente, pondremos en marcha una unidad a cargo de velar por el cumplimiento de las tareas más prioritarias del gobierno, orientando la gestión del Estado hacia el resultado, tal como lo hacen países como el Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda.

En segundo lugar, extenderemos y perfeccionaremos el Sistema de Alta Dirección Pública, para asegurarle al Estado buenos servidores públicos, independiente del color