Página:Mensaje presidencial del 21 de mayo de 2010.pdf/7

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada


El cumplimiento de estas tareas, antes del inicio del invierno, lo estamos encarando con un sentido de verdadero apremio y urgencia. Porque nos quedan sólo treinta días.

Con satisfacción y plena conciencia de los desafíos pendientes, les puedo decir hoy que muchas de estas metas están cumplidas.

En materia de educación, el 11 de marzo, 1.250.000 niños y jóvenes no podían iniciar su año escolar porque sus escuelas estaban destruidas o severamente dañadas. Estábamos frente a la peor crisis de la historia y el mayor desafío de nuestro sistema educacional. Nos propusimos, junto al Ministro de Educación, ganar esta batalla en 45 días. Para ello, empleamos múltiples y creativas soluciones. Transferimos recursos para que los propios municipios y comunidades repararan establecimientos educacionales sin daño estructural, construimos escuelas modulares, habilitamos tiendas de campaña y acondicionamos buses, sedes sociales, comisarías y hasta cuarteles para acoger transitoriamente a nuestros alumnos.

Ese plazo de 45 días se cumplió el 26 de abril. Y lo logramos. Ese día todos los niños y jóvenes pudieron reiniciar con normalidad su año escolar.

Esta es la nueva forma de gobernar. Nos impusimos una meta y la cumplimos. Quizás no siempre podamos alcanzarlas, pero siempre pondremos nuestros mejores esfuerzos y les hablaremos a los chilenos con la verdad.

En materia de salud, la meta también era desafiante. 79 hospitales y 56 consultorios resultaron destruidos o dañados. Para enfrentar la emergencia instalamos decenas de hospitales modulares y de campaña. Hoy, 21 de mayo, puedo informar que contamos con los recursos humanos y físicos para brindar a todos una atención de salud digna. Y cuando este año concluya, nuestro sistema de salud contará con más camas que las que teníamos antes del 27 de febrero pasado.

También implementamos programas especiales de atención de salud, tanto física como sicológica. Más de 4 millones de personas fueron vacunados contra la influenza humana. Más de 10 mil niños de Talcahuano y otras áreas costeras, así como miles de voluntarios, han sido vacunados contra la Hepatitis A.

Y a través del programa “Salud en Terreno” estamos monitoreando, día a día la salud física y emocional de las familias que viven en campamentos, albergues y aldeas.

En materia de vivienda, enfrentamos la necesidad de construir 45 mil viviendas de emergencia. Esa cifra supera la suma de todas las construidas en los últimos 10 años. Nosotros teníamos sólo 102 días para levantarlas, antes de la llegada del invierno, el frío y las lluvias. Con gran satisfacción, puedo informar hoy que ayer superamos esta meta, construyendo la vivienda Nº 50.000. Se trató de un esfuerzo de muchos. Del comité de