Página:Mensaje presidencial del 21 de mayo de 2010.pdf/8

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada


emergencia, encabezado por el Ministro del Interior, de Un Techo para Chile, del cuerpo militar del trabajo y de miles de voluntarios. Adicionalmente, a través del “Programa Manos a la Obra”, a la fecha 25 mil familias han podido reparar sus viviendas.

Asimismo, hemos implementado un bono de hasta 100 mil pesos para que los afectados adquieran, a través de sus municipalidades, materiales de construcción para efectuar mejoras a sus viviendas provisorias y hemos mejorado su impermeabilidad. Todo ello, unido a los albergues y otras soluciones transitorias, nos permite afirmar que ningún chileno deberá enfrentar el invierno a la intemperie.

Pero estamos concientes que la emergencia habitacional no terminará mientras no entreguemos viviendas definitivas a todos los damnificados.

En materia de obras públicas, las tareas prioritarias para abordar la emergencia fueron tres. La recuperación de la conectividad vial, el restablecimiento de los servicios de agua potable y la recuperación de la infraestructura costera.

A la fecha, un 88% de los puentes que resultaron dañados han sido recuperados total o parcialmente.

En materia de agua potable, el 100% de los sistemas urbanos están reestablecidos, y a nivel rural, más del 98% de los sistemas están entregando agua, ya sea autónomamente o con apoyo externo. En lo relativo a caletas de pescadores, el 77% se encuentran parcial o totalmente operativas, y el 70% de los muelles ya han recuperado su operatividad normal. El tercer y más desafiante objetivo de nuestro plan es reconstruir Chile. Esta tarea no tomará días, ni semanas ni meses, sino que requerirá del esfuerzo de años.

Pero esto, lejos de abatirnos, nos entusiasma, porque nos ofrece la magnífica oportunidad de construir un país mucho mejor que el que teníamos antes del terremoto.

Para ello, hemos puesto en marcha un ambicioso plan, que hemos denominado “Levantemos Chile”, que nos permitirá reconstruir o reparar, con estándares más modernos y eficientes, muchas de las viviendas, escuelas, hospitales, puentes e infraestructura pública, deportiva y cultural destruida.

En materia de vivienda, los recursos públicos comprometidos alcanzan los US$ 2.300 MM. Ellos permitirán que 135 mil familias reciban subsidios para la construcción de viviendas nuevas durante los próximos 24 meses, y 65 mil para la reparación durante este año. Esto nos permitirá reponer o reparar la totalidad de los hogares destruidos o dañados por el terremoto y cumplir con nuestro programa habitacional, que contempla la entrega de más de 600 mil soluciones definitivas durante los próximos 4 años.