Página:Obras poéticas de Campoamor.djvu/11

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
3

 Y mientras estas cantando
siguen con plácido estruendo,
la niña sigue corriendo,
la mariposa volando.

–oo–


 —Amaina el vuelo sereno,
 mariposa,
de quien es albergue el seno
 de la rosa.
 ¿Por qué en tal dulce ocasión
 vas sin tino
huyendo así la prision
de lazo tan peregrino?

 Reina de las blandas flores,
 sus enojos
no temas, ni los ardores
 de sus ojos,
porque ese puro arrebol
 que enamora,
si es luciente como el sol,
es tierno como la aurora.

 Entre mil palmas no hay talle
 mas galano,
ni azucena en todo el valle
 cual su mano.
 No oirás de su voz divina