Página:Observaciones sobre la familia natural de las plantas aparasoladas (Umbelliferae).pdf/29

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
27

algunos géneros admitidos por Sprengel, conservando íntegro el género Bupleurum; pero es lástima que no haya abandonado las notas del invólucro en los pocos caractéres genéricos que da, y que haya separado del Cachrys su Hippomarathrum.

En 1824 vieron la luz pública dos obras, en donde se toca ya el fruto que han producido las doctrinas inculcadas en las de que llevamos hecha mención hasta aquí; y son la titulada English Flora del cel. J. Ed. Smith, publicada en Londres á principios de dicho año, y la memoria del profesor Mr. Koch inserta en el tomo 12 de las nuevas actas de la Academia Cesareo-Leopoldino-Carolina de los curiososa de la naturaleza de Bonna.

El primero, abandonando para siempre las notas sacadas de los invólucros, ordena y caracteriza los géneros de las umbeladas, fundado únicamente en las partes de la fructificacion, "según los sabios principios enseñados por el mismo Linneo, pero violados por el mismo en esta familia,"[1] y no dudo que la autoridad de este sabio decidirá tal vez para siempre la opinión de los botánicos en contra del uso de los invólucros en los caractéres genéricos de las aparasoladas.

Ninguna mencion hace de las listas á que tanto valor dió su inventor Hoffman, y sin embargo mantiene separado el Aegopodium del Pimpinella, que yo creia no poder distinguir sino por este carácter. Hace gran aprecio de las notas del periantio; llama receptáculo de la flor al disco glanduloso epigyno adherente á la base de los estilos, que según mis observaciones no lleva jamas la corola ni los estambres, que siempre salen del borde interior del caliz.

Sabemos que este sabio respetable es poco amigo de inovaciones, y que no las admite sino después de un exámen mui maduro; porque, si es cierto que la ciencia gana cuando se mudan los nombres á consecuencia de razones fundadas en observaciones bien hechas, también es cierto que aun en este caso acarrea un mal, aunque indispensable, sobrecargándola con una nueva sinonimia, harto dilatada ya en las plantas europeas. Por este motivo sin duda ha conservado separados el Chaerophyllum y

  1. I have now first attempted to arrange and characterize the genera of this natural order, by the parts of fructification alone, aecording to the wise principies taught by Linnaeus; but against which he himself, in this instance, transgressed.—Smith's Engl. Flor. vol. ii. p. 32.