Página:Observaciones sobre la familia natural de las plantas aparasoladas (Umbelliferae).pdf/34

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida

é igual fenomeno se advierte con frecuencia en el Cuminum.

Respecto al valor del numero de las listitas dorsales las observaciones que he hecho en este mismo año me apartan notablemente de la opinión de Koch, pues varia en las dos referidas especies de Danaa; también varia en el Bunium, en el Ammi acaule, (que como dice Hoffman es genero diverso del Bunium, y también del Ammi en que lo colocó Sprengel, y en mi concepto es mucho mas afine al Petroselium que á ningun otro de los conocidos); y es de sospechar que variara igualmente en otros generos. Me inclino á creer, que en el caso de llegarse á demostrar definitivamente que las listas deban formar parte del caracter generico, lo mas que podra admitirse sera su presencia ó ausencia, y su estructura interior, y aun con restricciones; pues que el mismo Koch en nada estima estas mismas notas respeto del genero Bupleurum, y á fe que este solo exemplo bastaba para no poner en parangon las notas deducidas del numero de las listas con el valor que tiene el de las costillas.

Por otra parte, ¿porque dar tanta constancia y seguridad á las listas dorsales, y negar igual preminencia á las comisurales que existen en el mismo organo, es decir en el pericarpio, ó en el caliz adherente? Esta reflexión adquiriria mucho maior fuerza, si se demostrase por ultimo, que la flor de las aparasoladas no era verdaderamente compuesta, sino una sencilla, contigua y apretada contra otra igual, constante cada una de un cáliz propino de diez nervios ó costillas, cuya mitad aborta por la compresión, abortando consiguientemente aquella parte de corola y estambres, que debian existir en la mitad abortada. Este modo de ver las flores de esta familia parece adquirir maiores visos de verdad al considerar; 1. que en la generalidad de las umbeladas ambos akenios se separan en la madurez, sin dilaceracion alguna de substancia que manifieste su verdadera union con el contiguo: 2. que constantisimamente el akenio exterior, ó llamémosle ahora la mitad exterior, tiene tres petalos, y dos estambres; estos colocados sobre las dos costillas laterales principales, y aquellos sobre las tres restantes; y la mitad interior tiene solo dos petalos colocados sobre las dos costillas laterales primarias, y tres estambres insertos sobre ambas marginales y la dorsal; y 3. y ultimo la estructura de la flor de la Eriocalia que esencialmente es la de una flor sencilla, pues que solo ofrece un ovario uniovulado aun antes