Página:Observaciones sobre la familia natural de las plantas aparasoladas (Umbelliferae).pdf/40

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
38

forma, y no pocas hasta la misma presencia ó ausencia de este organo, y esta misma idea se halla repetida en diferentes partes de mi memoria, pero particularmente en el prologo, que es lo que ultimamente salio de mi mano, despues de haber reflexionado sobre el conjunto de mis observaciones, y algún tanto pesaroso á la verdad de haberle dado lugar en algunos caracteres genericos, en donde no era necesario, aunque por otra parte ofrezca constancia; asi pues dije en la pag. 54, "que me inclinaba ya á creer que después de bien observada la totalidad de las especies publicadas hasta el dia, apenas tendrian lugar en los carac­teres genericos sino para oscurecerlos."

Mas por lo que respeta á las notas sacadas de la convexidad, excavacion y latitud de los vallecitos, notas de que yo hice uso en algunos caracteres genericos, dire; que la latitud de los dorsales es notable y siempre constante en los generos Spananthe, Bowlesia, Pozoa, Drusa y Mulinum; que son los unicos en que introduje esta nota, y forman la tribu naturalisima de las Fragosianas, diversa por este caracter, por su dorso circunscrito plano-concavo, casi plano, ó concavo, y por tener el carpoforo libre, de las Hydrocotylineas, con quienes se ha confundido muy indebidamente. Los vallecitos dorsales son también constantemente planos con inclinación al centro, ó sea á la costilla dorsal principal en los referidos generos, y mas ó menos convexos los de los lados en el Spananthe, Fragosa, Mulinum, Smyrnium y otros varios. En el Petroselinum, Fœniculum, Seseli y otros generos los vallecitos son convexos longitudinalmente en el medio, y rebajados formando un surquito á cada lado; son asurcados en el centro en el Astrantia, Pleurospermum Spreng., Selinum Lag., Ligusticum Aethusa, y otros; pero estas mismas notas son de ningun valor en el Cachrys, Oenanthe, Ferula y algunos otros generos. Lo que ciertamente debe notarse en este punto es, que segun el estado mas ó menos perfecto del fruto los vallecitos aparecen ya asurcados, ya planos, ya convexos; resultando por consiguiente mucha dificultad en observar bien, y de aqui frecuentes equivocaciones; pero estas dependen de faltas de parte del observador, no de la naturaleza del caracter.

Aqui se aproxima Koch demasiado á nuestro modo de pensar sobre el valor de sus predilectas listas, pues dice, "que el numero de las que se encuentran en la superficie comisural ó interior de los akenios casi nunca dan buenas notas diferenciales" sin duda porque es variable; pero