Página:Pensamientos, máximas, aforismos y definiciones de las obras de Shakespeare (1879).djvu/10

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
VI

Rey Lear y Julio César, completarán, muy en breve, ocho tomos en cuarto mayor, de los 37 que piensa publicar el que esto escribe, siempre dudoso de sus fuerzas, pero incansable en reunir y extractar cuantos datos, historias y antecedentes se relacionan con las obras del gran poeta.

El lector no debe sorprenderse de las contradicciones que advierta en las infinitas máximas y sentencias que halle aquí fielmente traducidas, ni debe tampoco formar juicio aventurado por la moral que descubran los varios trozos insertos en las últimas páginas. No es el sentir de un hombre, sino la voz de todas las pasiones la que habla por boca del poeta en el conjunto hetereogéneo de este pequeño volúmen.

El amor, la codicia, el desenfreno, la doblez, el desengaño, la ponzoñosa duda, la sensata experiencia, la dulce amistad, la burla innoble, el altivo orgullo, la castidad inocente, expresan sus arrebatos y aspiraciones, sus luchas y remordimientos, sus dolores y agonías, sus enseñanzas, consuelos, vaciedades, anatemas y desvaríos, encarnados en figuras vivientes por la poderosa voluntad de un númen superior que les asigna los más contrarios papeles en el vasto panorama escénico que logra inmortalizar con los nombres de Porcia y Julieta, Cláudio y Macheth, Angelo y Tarquino, Yago y Ricardo III, Lear y Timon de Atenas, Leonte y Otelo, Ulises y Fray Lorenzo, Antonio y Basanio, Falstaff. y Feste, Coriolano y Enrique V, Ofelia y Desdémona.

Quizás parezcan hoy fútiles y triviales muchas de las máximas que en este libro se contienen;