Página:Pensamientos, máximas, aforismos y definiciones de las obras de Shakespeare (1879).djvu/17

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
13

Las horas de los amantes son largas, aunque parezcan cortas. Si gozan de un mútuo contento, se imaginan que los demás disfrutan de la misma satisfaccion y comparten igual placer. Sus largas historias, hartas veces referidas, acaban sin auditorio y jamás tienen fin. — Est. 141.

El dolor tiene dos lenguas, y ninguna mujer, hasta ahora, ha sabido hacer uso de ambas, sin saber como diez mujeres. — Est. 168.

LUCRECIA.

El honor y la belleza bajo la guarda del propio favorecido, poca resistencia ofrecen contra un mundo de asechanzas. — Est. 4.

El oir, es causa frecuente de las seducciones del corazon humano. — Est. 6.

El ánsia de vencer tiende incansablemente á la victoria, y cuando un gran tesoro es el precio que se aguarda, aunque lleve consigo la muerte, la muerte no se toma en cuenta. — Est. 19,

Los que desean mucho, se afanan tanto por adquirir, que tiran y derrochan sin provecho lo que, sin poseer, tienen en sus manos, y así, por aguardar lo más, alcanzan al fin lo menos. Y si consiguen adelanto, el fruto de él es solo una saciedad, una inquietud tàn constante, que se ven arruinados por la pobre riqueza de su medro. — Est. 20.