Página:Platón - La República (1805), Tomo 1.djvu/64

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada

LVIII

pasados algunos años, quando Aristón le presentó su hijo, habia exclamado Sócrates: Ved aquí el cisne que ví salir del altar para reposar en mi seno. Apreciada esta historia por su justo valor, es decir, como inventada expresamente por algun autor ingenioso, para dar una idea grande de un génio superior; se debe considerar que Platón correspondió en todas sus partes al sentido figurado de este emblema.

Empezó á estudiar baxo la direccion del gramático Dionisio, y á exercitarse en la palestra con Aristón de Argos, en la que aprovechó tanto, que dicen algunos que luchó en los juegos Pytios. Aprendió la música con Dracon ateniense, y con Metelo de Agrigento, y se dedicó con particular aficion á la pintura y á la poesía, llegando á componer muchos poemas ditirámbicos y épicos, y una perfecta tetralogia de tragedias que quemó á los veinte años, despues de haber oido á Sócrates. Estrechóse enteramente con este filósofo, y como su natural era inclinado á la virtud, se aprovechó tan bien de los discursos de este gran hombre,