Página:Poétas bucólicos griegos (1880).pdf/62

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida
L
PRÓLOGO.

PRÓLOGO.

gia, confesando que habiendo leido y releido mi version, se habia usted reconciliado con los antiguos Bucólicos, y ansiaba por que saliesen á luz revestidos del traje español con que acababa yo de cubrirlos.

Este mi primer triunfo, que no sin orgullo consigno, me sugiere la idea de dar á conocer en la portada misma de mi libro el noble fin que me propongo al publicarlo. Usted y los que me conocen comprenderán, en efecto, que cuando un hombre de mis años y ocupaciones, de mi estado y carácter, entrega al público mejicano un volúmen de versos, y de versos traducidos del griego, no es con el objeto de adquirir una gloria efímera, que sus cotidianas meditaciones le enseñan á despreciar, ni con la esperanza, en estos dias quimérica, de lucrar con su venta, ni ménos movido de ese afan de cantar por cantar, que, frecuentísimo á los diez y ocho años, abandona á todo vate en la edad madura.

Veo con profunda pena el ardor con que la generalidad de nuestra juventud, áun la ilustrada y estudiosa, se lanza en pos de las novelas y producciones obscenas é impías que vomita á millones la prensa francesa, y hace de ellas, por decirlo así, su Evangelio. Leo con dolor las obras de tantos ingenios como florecen en nuestra patria, que serian inmortales si tuvieran por modelo á los poetas y oradores de la Grecia; pero que no pasarán de flores de un dia, inspirados como se hallan por los pigmeos corruptores de la literatura moderna. He