Página:Precauciones que deben tomarse en caso de una epidemia de cólera.pdf/4

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada

— 4 —

4
 

infestados, i que es menester se establezca en todo el pais un servicio de sanidad, que fuera de prestar eficaces servicios en tiempos ordinarios, seria de indispensable necesidad en tiempo de epidemia.

En efecto, el que hasta ahora el cólera no haya penetrado hasta nosotros, no puede constituir imposibilidad alguna para que el dia ménos pensado haga su aparicion. Ni lo agradable del clima, que de ordinario se confunde con su benignidad, ni ninguna otra condicion jeolójica o climatérica, pueden impedir que esta terrible epidemia se nos descuelgue con todas las secuelas que le son peculiares.

Es cierto que la majestuosa muralla que nos separa por el Oriente de nuestros vecinos i la distancia marítima que nos aleja de los centros atacados, nos favorece para tomar medidas mas eficaces, que a cualquier otro pais, con el objeto de evitar su introduccion; pero todo esto la civilizacion lo allana, ya que el vapor acorta las distancias i aproxima los paises. Puede tambien que aquellas circunstancias retarden i dificulten en algo su aparicion; pero no por esto debemos mantenernos intertes ante la amenaza que la vecindad nos hace.

No puede negarse que el cólera es contajioso i que es trasmisible. Negar su contajio, dice un escritor médico, porque todos los que se esponen a ser atacados no lo son, es como negar que la espiga venga del grano que se arroja a la tierra, ya que los granos que se le confian no todos jerminan. La trasmisibilidad,