Página:Precauciones que deben tomarse en caso de una epidemia de cólera.pdf/8

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada

— 8 —

II

El Gobierno ha tomado ya sus medidas para impedir la introduccion del huésped importuno que azota en estos momentos a nuestros vecinos. La Cordillera se ha declarado cerrada: el aislamiento principia a ponerse en práctica.

El Gobierno ha hecho bien. La jeneralidad del pais está satisfecha con esta medida i la aplaude. Puede haber notas discordantes; pero ellas o son de escasísimo valor o son interesadas.

Nadie puede negar que el cólera puede venir. Todos los paises civilizados lo han temido: nosotros no podemos ser una escepcion. Los que ignoran lo que es la incubacion i la rapidez con que hoi se viaja, son los únicos que pueden ponerlo en duda.—Pero hoi nadie niega que entre el contajio i la aparicion de los síntomas de la enfermedad pasan unos cuantos dias; i el que dude de la rapidez con que se viaja hoi allende los Andes no tiene mas que hablar con los viajeros.

Pero apesar de todo, es necesario estar preparado. La hijiene pública tiene que andar entre nosotros gran camino: sus servicios son nulos o están descuidados.—Conviene orgarnizarlos i prepararlos para un caso fortuito. Quiera Dios tenernos compasion!

En cuanto a la hijiene privada es detestable. La mayoría de nuestros compatriotas la desconocen o no