Página:Revista del Jardín Zoológico de Buenos Ayres (Tomo II. Entrega I, pp. 1-32).pdf/12

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 12 —

metros escasos, y su presencia, por la excavacion, coincide con las vertientes de agua, es decir, que siempre está húmeda por lo menos.

Sobre ella descansa un lecho de arena casi pura, cuyo espesor varía, pero que, siendo de mas de un metro cerca de la calle Las Heras, se insinúa como cuña gradualmente adelgazada en la proximidad de Palermo. A unos cien metros de la calle Las Heras, esta masa de arena es mas espesa y llega al nivel del suelo, de modo que constituye como una especie de afloramiento, zona ó banda que empieza en la Avenida Sarmiento, cruza el Jardin Zoológico y la posesion inmediata, y vá á morir en direccion á la Penitenciaría. La permeabilidad de esta arena, como tal, explica porqué motivo, en mas de veinte años, no se han podido conseguir Plátanos en la Avenida Sarmiento, precisamente en esa parte. Cien veces han hecho fosas y les han echado rica tierra negra; pero, como no los riegan nunca, prosperan al principio y despues se mueren. Así seguirán indefinidamente hasta que alguien se dé cuenta de lo que hay que hacer. Como este informe no está escrito para dar lecciones, (y me guardaría de ello) me veo obligado á continuar observando la muerte de esos Plátanos, hasta que alguna vez mis informes llamen—nó—digo mal—repercutan donde deben, para que se preste un poco de atencion—sólo un poco—á la zona ó banda de arena depositada en banco sobre la tosca.

Encima está la arcilla, con un espesor variable de cincuenta centímetros á un metro. Haciendo un corte en forma, es raro encontrar un límite de los que pueden llamarse estrictamente de estratificacion, porque, en general, hay un tránsito gradual de la arena á la arcilla ó vice-versa, lo que implica un trabajo lento de intermixion y no una sedimentacion realizada por las causas que señala Burmeister, por ejemplo, en su Geología de la República Argentina. Es decir, que, á mi juicio, y en este caso, no se ha depositado sobre la tosca una capa de arena, y despues, sobre ella, una de arcilla, sino que la diferenciacion se ha hecho gradualmente et in situ, es decir, que las avenidas de las barrancas inmediatas han arrastrado la greda ó arcilla arenosa y ferruginosa pampeana, y que esta masa sedimentada como tal sobre la tosca, se ha disasociado luego, yendo la arena al fondo y la arcilla á la parte superior. Semejante trabajo ha sido una operacion lenta, favorecida por el agua que se filtraba de la tosca, lo cual parece comprobarse por el hecho de existir el tránsito á que aludí entre la arena y la arcilla, porque la arena, en su parte superior se vuelve cada vez más arcillosa, hasta que la arcilla domina por completo. Varias veces