Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXXIV (1844).djvu/258

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
258
CÁMARA DE DIPUTADOS

to se ha pagado i cuánto queda existente; existian en Inglaterra, a principio del año actual, cerca de $ 700,000, sólo queda por pagar un dividendo de este año, i con el resto mas que basta para pago de intereses i amortización a que estamos obligados para con los accionistas de Inglaterra. Hablo con datos i soi mui capaz de apreciarlos. El tercer hecho no lo ha tocado el señor ministro, pero sí dijo que no lo comprendia. Fué sobre un periódico de Valparaiso, el periódico fué El Mercurio, el redactor de quien hablé, el señor Piñero; la cuestion fue sobre el Estanco; i diezmo, que se habian abolido en Venezuela, la contestacion la dió El Progreso. De todo está al cabo el público. Hice llegar la partida a $ 25,000 pero al mismo tiempo la reduje a lo que quedaria de hecho para la suscripcion a periódicos, es decir a $ 10,000; dije que con $ 10,000 bastaba al Gobierno para pagar diarios que esplicasen i sostuviesen sus medidas, ideas i política; porque hasta allí debe llegar el objeto que se proponga el Gobierno al protejer ciertos diarios i nada mas. Se dice que yo no he presentado datos sobre cuánto podrán durar los periódicos que no reciben proteccion del Gobierno.

¿Es posible que a un Diputado se le pidan tales datos? Esto depende del modo con que los periódicos sean acojidos por la sociedad; si representan bien las ideas de la sociedad, esta lo sostendrá mejor quizás que los que se sostengan pagados por el Gobierno; si alguno no las representan bien, morirá, pero saldrá otro en su lugar.

El mismo hecho de que vamos despertando de un letargo, como ha dicho el señor Ministro, prueba que vamos conociendo tambien la importancia de la prensa diarística, i que si esto no fuese así, toda la importancia que traeria la suscripcion del Gobierno no impedida que los periódicos quedasen durmiendo debajo de las mesas.

Se dice que porque la Cámara vota esta partida, los periódicos van a representar a la nacion. Yo niego el hecho, señor. La Cámara no se compone sino de cierto número de individuos; estos individuos es verdad que representan a la nacion; ¿pero podrá decirse por esto que la opinion de estos individuos es la misma que la de la nación entera? ¿podríamos asegurar que nosotros conservamos la confianza de los pueblos un día despues de ser elejidos? ¿es acaso constante que nosotros ni el Gobierno conozcamos todas las necesidades i exijencias públicas? No es la nacion pues, señor, la que paga la prensa periódica, es el Gobierno nada mas que el Gobierno, i ninguno mas que él es el representado por la prensa periódica, pues la uniformidad de confianza e interes que según el señor Ministro existe, entre la nacion i el Gobierno, para mí no es probada; pudo mui bien existir este en sueño en la República de Platón, pero entre nosotros está mui léjos de realizirse. Yo mismo que acato i venero la administración actual, estoi mui léjos de conformarme con todos sus actos administrativos.

Sostengo, pues, señor, la opinion de la comision, i con lo dicho me parece suficiente. I este será mi voto.

Quedó para segunda discusion.

Las partidas 23, 24, 25 i 26 fueron aprobadas sin discusion alguna; por unanimidad la 25 con un voto ménos.

Se levantó la sesion.


ANEXOS

Núm. 112

Conciudadanos del Senado i de la Cámara de Diputados:

Los 6,000 pesos destinados para concluir la refaccion de la casa que debe servir a los Tribunales de Justicia se han agitado ya, sin que esta obra haya podido terminarse. Los gastos que aun es preciso hacer exijen una suma de 4 a 6,000 pesos mas, sobre las cantidades invertidas hasta el día.

Son también precisos algunos fondos para prestara las misiones de inheles varios ausilios urjentes de que en la actualidad necesitan. Se ha empleado la pequeña partida considerada en el presupuesto con este fin, i aun quedan por reparar varios edificios misionales que se encuentran en un estado casi inhabitable. En muchos de ellos son ademas necesarios ornamentos i otros objetos propios del culto. Ausilios análogos necesita tambien la iglesia del Coléjio de propaganda de Chillan.

Hai por último una necesidad mas urjente que las anteriormente espresadas, i a la que no es posible dejar de atender en parte desde luego. Varios pueblos de la República carecen absolutamente de un local en que retener seguros a los delincuentes o en que custodiar a los reos durante la secuela de la causa. Las Municipalidades no pueden poner remedio a este mal por su completa falta de recursos i continuamente dirijen al Gobierno peticiones de ausilio para este objeto. Estos gastos han sido hasta aquí municipales i de cuenta de cada departamento; pero el tesoro público no puede dejar de tomarlos a su cargo en algunos puntos, como lo hace con la mantencion de presidiarios en algunos presidios particulares.

No trato por ahora de que el tesoro nacional emprenda la construccion de cárceles adecuadas en todas las poblaciones en que su estado lo exija, sino únicamente de proveer a aquello mas urjente, i que no puede demorarse hasta que se haya firmado i sometido a nuestra consideracion un arreglo jeneral sobre esta materia.