Página:Sintaxis castellana.djvu/94

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


- 94 . y esa sola; sin hablar de que vuelve a aparecer aqui la armonia en niimero, que ya hemos observado en el ·primer ejemplo. Por fin, si decimos, por ejemplo: marzo ol sabzo borza’aa’oso, ya sabemos que el sustantivo saézo esta en caso nominativo por ser sujeto; y preguntamos: gen qué caso estara el complemento borzdodoso, que se refiere a dicho nominativo? Para contestar a esta pregunta no existe en espanol, como en latin y en griego, el recurso de observar la forma de la palabra, para deducir de ella el caso: pero observan do la jQmoz`o'rz de la palabra borzdaofoso, nadie negara que on za’oa al menos, para emplear la feliz expre sién de G. de Diego ( G. § 217.), esa palabra esta en nominativo, como el nombre a que se refiere; y quiza llegue también a admitir todo el que medite sobre el punto, que si sabzo esta en genitzrzo en el ejemplo: la ozkia del sabzo borza’aa’oso, lo estara asimismo, al menos en idea, también el adjetivo borza’aa'oso.· luego también abarca el oaso, aunque e11 forma mucho me nos visible, la armonia que hemos visto sucesivamen te aparecer_e11 el mimoro, el gérzoro y la persona, segun las circunstancias, de las palabras relacionadas entre si. Ahora bien, el estudio de como y cuandoy entre qué palabras se establece esa armom’a en rzzimoro, goaoro, porsorza 0 oaso, y de las excepciones de todas clases que presentan las reglas generales a que la Sintaxis ha podido reducirla, es precisamente lo que constituye la Corzcordancza, a cuyo estudio dedicamos el presente Capitulo.