Página:Sioen A - Buenos Aires en el año 2080.pdf/27

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
27
historia verosimil

está dotado de una voz muy débil, pero que se aviene bien con el génio de la música moderna, por su tenuidad maravillosa y su imcomparable método. Apenas si se le oye, y uno se halla sumergido en el éxtasis; pero cuando el entusiasmo ya no conoce límites es cuando el artista termina la cabaletta con la boca cerrada: esto se llama el mayor prodigio del arte. Un estudio retrospectivo, publicado hace pocos dias por nuestra Gaceta de los Teatros, nos hace saber que, en otros tiempos, el publico, todavía en estado de barbarie, no aplaudía sinó los desaforados gritos de los cantantes que lo ensordecian! Si estos pobres dilettantis hubiesen podido oir á Carabelli!

Durante el concierto, un jóven, de oficio periodista, no prestó ninguna atencion al tenor, y tuvo sus ojos constantemente fijos en Primavera, sin el menor respeto para con la pluma de paloma que la jóven casada llevaba en el sombrero. Enrique no