Página:Sub Sole.pdf/11

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
- 12 -

 El enano al ver que un soldado avanzaba hácia él con el alfanje en alto, gritó:

 — ¡Oh, rei, has prometido...! I una voz, en la que vibraba un acento de ferocidad implacable, resonó en lo alto del soberbio trono:

 —¡Arrancadle, vivo, el corazon!


 Han pasado dos dias; el rei se encuentra en su cámara mas hosco i torvo que nunca, cuando de improviso ve en forma de una serpiente de fuego la temerosa aparicion de Raa. El jenio desenvuelve sus anillos de llamas i dice:

 — Aquí tienes lo convenido. Esta malla, tejida con las fibras de los corazones cuya esencia era el egoismo i el odio, el fanatismo i la ignorancia, es impenetrable a la luz. Los rayos del sol se romperán contra ella, sin que logren atravesada jamas. Aunque su volúmen es tan pequeño que puede ocultarse en el hueco de la mano, sus pliegues, distendidos, cubririan toda la tierra. Oye i graba en tu memoria lo que has de hacer: Subirás a la montana que se alza sobre el abismo i esperarás que el sol, al salir de su morada nocturna, roce la cresta mas alta para lanzarle la red májica, cuyos pliegues lo envolverán aprisionándolo como dentro de una coraza de diamante. Desde ese momento será tu esclavo i podrás hacer de él lo que quieras.