Página:Viajes de Fray Francisco Menéndez a Nahuelhuapi.pdf/91

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido corregida
— 77 —

eran mas sólidas que las anteriores, porque los viajeros arjentinos han hallado restos de ladrillos en la península de San Pedro [1], que debe suponerse como el antiguo asiento de la mision i cuya ubicacion es conforme con la que halló Menendez. De la misma manera atendió Hoyo con particular solicitud a las necesidades espirituales i procuró estender la esfera de la mision a nuevas tribus.

Es plausible que los misioneros de Nahuelhuapi en estos viajes hayan dejado marcado tal o cual punto lejano o de difícil acceso en conmemoracion del hecho de haberlo alcanzado. D. Ramon Lista, esplorador de gran mérito cuya muerte deploramos, ha descubierto en 1894 en el Boquete del 3.° de Linea, que conduce del rio Chubut, al rio Puelo, pinturas simbólicas de tinta encarnada sobre una roca granítica que representan un cáliz o algo parecido entre dos X o clepsidrass. Lista conjetura con visos de verdad que son un recuerdo de los misioneros jesuitas [2]. Sabemos efectivamente que los de Nahuelhuapi penetraron a esos valles solitarios, i nos ocupamos arriba de los viajes que Mascardi i Laguna hicieron en esa direccion. Aunque la figura descrita por Lista no corresponda tal vez al conocido emblema de los jesuitas JHS, llama la atencion su color. Poeppig refiere que las casas de las misiones de esta órden llevaban en su fachada el símbolo de una cruz de color encarnado [3]. En cuanto al material de la pintura usada en este signo, fué suministrada probablemente por los indios, que poseen minas de coli ("tierra bermeja") i otros colores con que pintan sus capas de pieles de guanaco.

Esa señal del paso de hombres civilizados en un pais, al parecer nunca hollado por ellos, es un precioso recuerdo, i convendria pues examinar mas de cerca este lejendario emblema.

Sen por los empeños eficaces del padre Hoyo, sea por la fama que habia adquirido la mision por la abnegacion de sus beneméritos predecesores Laguna i Guillelmo, el rei se sirvió confirmar en cédula de 23 de febrero de 1713 la fundacion de la mision de Nahuelhuapi i dotarla ademas de cuatro misioneros con el sínodo crecido de dos mil pesos anuales, con cargo al situado de Valdivia, de un socorro anual de quinientas tablas de alerce, mientras seguía la fábrica de los edificios, i de la servidumbre, durante veinte años, de doce indios de la reduccion de Calbuco [4]. Este dotacion tan liberal colocaba la mision en una situacion mui ventajosa i

  1. Comunicacion verbal del señor D. Francisco P. Moreno.
  2. Los Andes Patagónicos. Réplica a los doctores Steffen i Fonck i al señor de Fischer "Anales de la Sociedad Científica Argentina", 1896, mayo, p. 287.
  3. l. c. II. p. 351.
  4. Cl. Gay. Historia política. Documentos t. I. p. 428. Ad. Ibañez, Cuestion de Límites, p. 138, 139. M. L. Amunátegui l. c. t. III p. 477 i 480.
    El testo de la cédula reproducida por Gay dice en lugar de "Calbuco" Conuco. No conocemos ningun pueblo de este nombre en Chiloé. Conuco, una hacienda perteneciente antiguamente a los jesuitas, era demasiado distante para que estos ausiliares hubieran podido venir de allá. El mismo tenor de la cédula deja entender que los indios de la reduccion citada dependian del gobernador de Chiloé. Es probable pues que el nombre "Conuco" sea debido a un error de pluma i que deba escribirse "Calbuco", como lo hace efectivamente Ibañez.