Página:Viajes de Fray Francisco Menéndez a la cordillera.pdf/43

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
20
SIGUE NOTA (1) DE PÁJ. 19, DIA 21 DE DICIEMBRE DE 1783

    admitir su trasporte a hombro por los senderos mas escabrosos al traves de los bosques impenetrables, forma un cuadro etnográfico altamente orijinal i lleno de vigor. Aunque este trabajo esté lleno de penas i privaciones como lo pinta Menendez, no deja de ofrecer sus atractivos i cierto aire de poesía, que son la causa que los tableros se dediquen a él con la mayor aficion. Parece que a él principalmente se deben la robustez, la ajilidad, las buenas aptitudes para andar por mar i tierra i el espíritu franco de los vecinos de Calbuco i Chiloé. Podemos decir que el alerce es digno de figurar como el emblema de estas provincias australes. Otro rasgo mui orijinal es el uso jeneral de las tablas de alerce como medio circulante, en lugar del dinero, en las transacciones comerciales i privadas del Archipiélago.

    Vemos que ya en tiempo de Menendez el estero de Comau era un centro importante de la esplotacion del alerce. No tenemos datos seguros sobre la época en que principió a hacerse el corte del alerce, ni sobre la fecha de su esplotacion en este estero. Los cronistas hablan segun Gay de árboles cortados en tiempo de la gran sublevacion de los indios (1599) Es probable que Comau haya sido uno de los centros mas antiguos, porque era el punto mas cercano para los tableros del interior de Chiloé miéntras los de Calbuco i Huar se dirijian al estero de Reloncaví i a la zona de astilleros que rodean el de Melipulli. Parece que la esplotacion de Comau contaba al tiempo de nuestro autor ya mas de un siglo i medio. Vidal Gormaz menciona tambien el corte de alerce en esta boca, i acabamos de ver que se hace aun hoi dia en escala considerable. Resulta por consiguiente un período mui largo de esplotacion para esta rejion.

    Esta duracion tan larga del alerce, nos da la idea que sus bosques sean casi inagotables i que se puedan comparar, como suele hacerse efectivamente, a una mina cuya riqueza no se agota tampoco. Ella se esplica por lo demas por la vasta estension de territorio, que las profundas ensenadas i los rios de los grandes esteros de Reloncaví, Comau i Reñihue abren a su estraccion i embarque.

    El alerce se halla en manchas mas o menos estensas i frecuentes i raras veces forma verdaderos bosques, como en el gran alerzal, que señala Vidal Gormaz, i en el del rio Arrayan, cerca de Puerto Montt, que concluyó hace años. Los árboles están colocados las mas veces algo dispersos i entremezclados con otros árboles, principalmente la Fagus nitida Ph.

    Sobrepujando sus jigantescas columnas blanquiscas por mucho el bosque que las rodea, dan estas manchas al paisaje de la Cordillera una fisonomia especial. El ojo esperimentado las conoce al momento i a distancia mui grande; así se distinguen desde Puerto Montt a simple vista los alerzales vecinos del estero que nos ocupa.