Página:Viajes de Fray Francisco Menéndez a la cordillera.pdf/55

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 32 —

Dia 9 del mismo

Ayer amaneció lloviendo y duró el aguacero hasta media tarde, que aclaró un poco. Oy amaneció el dia claro, y algo tarde


    Para los pasos situados mas al Norte, el Olavarrieta i Juan Oyarzun, resulta igualmente que ellos no corresponden a la línea que divide las aguas, ni conducen directamente a las Pampas, sino a otro valle que va a rematar al Oeste por un gran rodeo.

    La reciente espedicion del Dr. I. Steffen al rio Puelo ha demostrado que el gran lago Superior del que nace este rio, envia un brazo en direccion Sur hasta los 42°10' Lat. S., en que desemboca el rio Turbio que corre por larga distancia paralelo al cordon central de S. a N. [n 1], de modo que su oríjen queda mas Sur de los dos boquetes citados por Vidal Gormaz. Podemos deducir, pues, casi con visos de certeza, que estos dos pasos conducen a la hoya del rio Puelo, que es tributario del estero de Reloncaví, describiendo las aguas de esta cuenca un gran arco al N. i NO. para encontrar el Pacífico.

    Es raro que Menendez no se detuviera aquí para salvar la Cordillera por el paso Juan Oyarzun, sino avanzara hasta las fuentes del Vodudahue para atravesarla mas al Sur. Como resulta que los pasos señalados por Vidal Gormaz conducen probablemente a la hoya del rio Puelo, es posible que ésta ofrezca mas dificultades para salir ulteriormente a las Pampas que por esta razon los Barrientos, sabedores de este hecho por sus esploraciones anteriores, le hayan guiado mas al Sur, donde se abria otra hoya, que daria tal vez acceso mas fácil a ellas.

    Si agregamos a los detalles de esta rara configuracion, que los grandes esteros de Comau i Reñihue no reciben aguas del cordon central, sino solo de dos hoyas de órden secundario, se nos presenta un grandioso conjunto oro-jeográfico, que es difícil apreciar por el momento en todo su alcance. En la prosecucion de nuestro viaje tendremos que ocuparnos de nuevo de esta misma cuestion, acometiéndola por los lados opuestos del horizonte, con el fin de dejar planteado lo mejor posible este interesante problema de la estructura de la Cordillera austral.

    Esta última frase, al parecer algo anticuada, es una de las varias que Menendez usa como típicas i técnicas a la vez. Su sentido es importante para trazar correctamente el derrotero. No admite otra interpretacion que en la ribera opuesta del rio. Notemos que Silvestre Rojas el autor del famoso "derrotero a los Césares", usa esta misma frase [n 2]. Sabemos que nuestro autor consultaba este documento.


  1. Dato orijinal e inédito que el autor ha tenido la amabilidad de comunicarnos.
  2. Moraleda l. c. p. 432.