Página:Virgilio.djvu/12

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
Virgilio — 117

ver, ni tengo de él más noticia que las que dan D. Tomás Tamayo de Vargas y D. Gregorio Mayans, el cual dice que la traduccion es parafrástica y elegante; el M. Diego Lopez, traductor en prosa muy mediana de todas las obras de Virgilio (Valladolid, 1614: hay várias ediciones); Cristóbal de Mesa (Madrid, 1618) y D. Juan Francisco de Enciso Monzon (Cádiz, 1699). Hablo aquí sólo de los que ya podemos llamar antiguos, y que tradujeron todas las Églogas, á que hay que añadir los ilustres nombres del M. Francisco Sanchez de las Brozas, que tradujo y comentó sábiamente la I; de Gregorio Hernandez de Velasco, nuestro más ilustre traductor de La Eneida, que puso igualmente en verso la I y la IV, y Juan de Guzman, el conocido traductor de Las Geórgicas, que vertió en elegantes versos la X. Entre los modernos conozco, y alguna vez he consultado con fruto, al ya citado D. Félix M. Hidalgo (Sevilla, 1829), á D. Francisco Lorente (Madrid, 1834) y á D. Juan Gualberto Gonzalez, que incluyó su traduccion en verso de las Eglogas en el tomo primero de sus Obras en verso y prosa (tres tomos, Madrid, 1844).

Virgilio dió á estas composiciones el nombre griego de bucólicas, que vale tanto como boyeras, ó segun se decia antiguamente y las llaman algunos de nuestros escritores, boyerizas.


III.

LAS GEÓRGICAS.


Son éstas, á no dudarlo, la más bella y acabada obra de Virgilio, y acaso de toda la antigüedad pagana. Escritas cuando el ingenio, el saber y el juicio del autor habian llegado á cabal madurez, todo en ellas presenta, hasta donde cabe en lo humano, el sello de la perfeccion. Treinta y cuatro años tenía Virgilio cuando empezó á escribirlas, si no por expresa órden de Mecénas, como generalmente se cree (sobre lo cual ya dije en la Vida del autor, lo que se me alcanza), á lo ménos por inspiracion suya, segun claramente se desprende de aquel pasaje del lib. III (versos 40 y siguientes), que ha dado pié á la anterior suposicion. Siete años invirtió en componerlas, y á lo que podria deducirse de los cuatro