Política de Dios, gobierno de Cristo: 348

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 348 de 389
Política de Dios, gobierno de Cristo Francisco de Quevedo



Empezaré por la milicia de Dios ejercitada en el Testamento viejo, y acabaré con la milicia de Dios y hombre en el Nuevo.
En el capítulo 17 del Éxodo, se lee: «Vino Amalec, y peleaba con los hijos de Israel en Rafidim. Dijo Moisés a Josué: Elige varones, y saliendo, pelea contra los amalecitas: yo estaré mañana en lo alto del cerro, y tendré la vara de Dios en mi mano. Hízolo Josué como se lo ordenó Moisés, y peleó contra Amalec. Empero Moisés, y Aarón y Hur subieron sobre la cumbre del cerro. Sucedía que como Moisés levantaba las manos, vencía Israel; mas si las bajaba, vencía Amalec. Las manos de Moisés ya estaban cansadas. Y tomando una piedra la pusieron debajo de él, y sentose en ella, y Aarón y Hur de entrambos lados le sustentaban las manos, y así sucedió que sus manos no se cansaron hasta que el sol se puso. Desbarató Josué a Amalec, y pasó su pueblo a cuchillo. Dijo Dios a Moisés: Escribe esto para memoria en el libro.» Esto es decir que quien manda que se dé batalla, vence tanto como ora a Dios; que las victorias se han de esperar de la vara y cetro de Dios, no del propio del príncipe; que los brazos levantados al cielo y sostenidos con el auxilio de los sacerdotes hieren y desbaratan los enemigos, más que aquéllos que descienden con filos sobre sus cuellos; que quien se cansare de orar a Dios, se cansará de vencer. Este primer precepto militar es tan grande, tan digno de ser príncipe entre todos los de esta facultad, que de él solo y por él mandó a Moisés Dios que para memoria le escribiese en el libro. Dios le pondera; no puede ser de los que dicen ha variado el tiempo, para no seguirle, con la invención de la artillería y de la fortificación; pues sólo éste burla las cóleras del fuego, las violencias de la pólvora y las prevenciones y defensas de los muros y baluartes.


Parte I

Capitulo-- I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII - IX - X -- XI - XII - XIII - XIV - XV - XVI - XVII - XVIII - XIX - XX - XXI - XXII -- XXIII - XXIV

Parte II

Capitulo-- I - II - III- IV - V - VI- VII - VIII - IX- X - XI - XII - XIII - XIV - XV - XVI - XVII - XVIII - XIX - XX - XXI - XXII - XXIII 1 - XXIII 2