Por la puente, Juana (Versión para imprimir)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta es la versión para imprimir de Por la puente, Juana.

El presente texto ha sido copiado de Wikisource, biblioteca en línea de textos originales que se encuentran en dominio público o que hayan sido publicados con una licencia GFDL. Puedes visitarnos en http://es.wikisource.org/wiki/Portada


Elenco
Pág. 001 de 118
Por la puente, Juana Félix Lope de Vega y Carpio


Por la puente, Juana

Félix Lope de Vega y Carpio

Los que hablan en ella son los siguientes:

 



Don Diego, galán
Marqués de Villena
Don Fernando


Benito, labrador
Esteban, gracioso
Regidor


Juana
Doña Antonia, dama
Inés, criada


Criados
Músicos




>>>

Acto I
Pág. 002 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


Salen JUANA y BENITO.
BENITO:

  Templad, señora, el dolor,
que no estáis en tierra estraña.

JUANA:

¡Ay huésped!, que no hay montaña
como una ausencia de amor,
donde el claro resplandor
del Sol nunca ha hecho espejos
la plata de sus reflejos,
o donde la arena abrasa
a la soledad que pasa,
estar el alma tan lejos.
  Triste de mí, que el criado
que fue a buscar al ausente,
que os he dicho tiernamente
que es dueño de mi cuidado,
cobarde desesperado
no ha vuelto, y aunque temer
no pude venirme a ver
en más desdichas que estoy,
soy mujer, y sola estoy,
que basta decir mujer.


<<<
>>>

Pág. 003 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


JUANA:

  Desta forzosa partida
no me puedo arrepentir,
porque fue forzoso huir
para no perder la vida.
Pero sola y afligida,
lejos de mi patria amada,
¿qué podré hacer desdichada,
que nunca mujer ninguna
venció su adversa fortuna
de lo que quiso apartada?
  Seguía un noble caballero,
con quien me pensé casar,
fueme forzoso dejar
la patria, que agora espero;
fieme de un escudero
de mi casa, y no volvió
el que amaba, y se partió.
No sabe que estoy aquí,
mirad qué será de mí,
él huyendo, ausente yo.
  Como dio el Emperador
al Rey francés libertad,
partirse en paz y amistad
de Madrid con tanto amor,
me ha dado, huésped, temor
que no se fuese tras él
a Francia, aunque pienso que él
mejor con Carlos se iba,
donde esperan cada día
la portuguesa Isabel.


<<<
>>>

Pág. 004 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


BENITO:

  Dicen que a Sevilla viene,
adonde se ha de casar;
si allá le vais a esperar,
mucha paciencia os conviene.
Mi casa, Leonarda, tiene,
gracias a Dios donde estéis
mejor es que aquí esperéis,
que pasando cada día
gente de la Andalucía,
nuevas de don Juan tendréis.
  No os vais a perder así,
porque jamás la hermosura
pudo caminar segura,
que lleva peligro en sí.
Conmigo estaréis aquí,
y con mi hija, que os ama;
buena mesa y limpia cama
no os falta, tened paciencia.

JUANA:

Si no hay tan secreta ausencia,
que no la sepa la fama,
  temo con justa razón,
que en tan público lugar
me pueda la gente hallar,
que ha salido de León.


<<<
>>>

Pág. 005 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


BENITO:

¿Para qué,señora, son
los ejemplos que han dejado
muchos que se han disfrazado
en hábitos diferentes,
que en mayores accidentes,
vidas y honor han gozado?

JUANA:

  Vamos donde el tiempo baje
mi flaqueza y mi locura,
por ver si mudo ventura
con la mudanza del traje,
que no hay más cruel linaje
del mal que abatirse en él,
pues en mi suerte cruel,
pienso que siendo Leonarda
su mujer, no me acobarda,
y soy la misma Isabel.
(Vase.)
(Salen DOÑA ANTONIA y DON DIEGO.)

DON DIEGO:

  Esto mi señora os ruego,
no tengo más que advertiros.

ANTONIA:

Que se ofrezca en que serviros
estimo, señor don Diego.


<<<
>>>

Pág. 006 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


DON DIEGO:

  Pero sin que os cause pena.

ANTONIA:

Pues, ¿de qué tenerla puede?

DON DIEGO:

Hoy me dicen que a Toledo
llega el Marqués de Villena;
  porque ya en Sevilla queda
casado el Emperador.
Hacedme aqueste favor,
de que yo servirle pueda,
  que quiero servir aquí
inclinado a esta ciudad,
después que la libertad,
patria y amistad perdí.

ANTONIA:

  Es Toledo la mejor,
y el ser mi patria me engaña,
que bien sé yo que en España
hay otras de igual valor,
  y de no poder vivir
en la propria que dejastes,
mucho en venir acertastes,
a donde os podrán servir.
  Que sabe honrar calidades,
estimar merecimientos,
conocer entendimientos
y agradecer voluntades.
  El Marqués es señor mío,
y mi hermano don Fernando,
le sirve, un mozo, que cuando
conozcáis su talle y brío,
  le cobraréis afición.


<<<
>>>

Pág. 007 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


DON DIEGO:

¿Es mozo el Marqués también?

ANTONIA:

Mozo, galán, y de quien
se tiene satisfación
  para la paz y la guerra.

DON DIEGO:

El apellido me ha dado
inclinación y cuidado,
después que dejé mi tierra.

ANTONIA:

  ¿Sois Pacheco?

DON DIEGO:

Y deudo suyo,
aunque nacido en León.

ANTONIA:

Desdichas del tiempo son,
de vuestra persona arguyo,
  toda virtud y valor.

DON DIEGO:

Siempre la fortuna es ciega.

ANTONIA:

Desde que os hablé en la Vega
os cobré notable amor.

DON DIEGO:

  Mil veces los pies os beso.

ANTONIA:

Vos merecéis afición.


<<<
>>>

Pág. 008 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


DON DIEGO:

Hareisme decir que son
mis buenas dichas exceso,
  de las malas que he pasado.

ANTONIA:

¿Qué rumor es ese, Inés?
(Sale INÉS.)

INÉS:

¡Ay, mi señora!, el Marqués
a visitarte ha llegado.

ANTONIA:

  Salid a ese corredor,
porque cuando pase os vea.

DON DIEGO:

Temor llevo de que sea
ausencia muerte de amor.
(Vase.)
(Sale el MARQUÉS, y DON FERNANDO y ESTEBAN, criados.)

ANTONIA:

  De Príncipes tan humanos
es esta grandeza igual.

MARQUÉS:

La hermosura celestial
rindió césares romanos.
  Llegad, Fernando, abrazad
a vuestra hermana.


<<<
>>>

Pág. 009 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


FERNANDO:

Señor,
con el vuestro no hay amor
que es de mayor calidad.

ANTONIA:

  ¿Viene vuestra señoría
con salud?

MARQUÉS:

Quién llega a veros,
muy mal podrá responderos,
porque es la vuestra la mía.

ANTONIA:

  ¿No habláis Esteban?

ESTEBAN:

No tengo
prosa de ausencia estudiada,
y os hallo a vos bien tocada,
con que muy contento vengo.
  Que a la mujer aquel día,
que no hay disgusto o desdén
se lleve en tocarse bien
la salve y el alegría.
  Cuando no está el frontispicio
de una mujer adornado,
el moño bien asentado,
y cada cosa en su quicio.
  Cuando es jaspe de culebra
a las diez de la mañana,
o anda el diablo en cantillana,
o la semana se quiebra.


<<<
>>>

Pág. 010 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


MARQUÉS:

  No le ha quitado el humor
la jornada de Sevilla.

ESTEBAN:

Quien vio del Betis la orilla,
y a Carlos Emperador
  casarse con Isabel,
¿qué contento no traerá?

MARQUÉS:

¿No preguntáis cómo está
Fernando?

ANTONIA:

Yo sabré dél
  más de espacio la jornada,
la vuestra quiero saber
si lo puedo merecer,
por ausente y desvelada.


<<<
>>>

Pág. 011 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


MARQUÉS:

  Ya sabes, hermosa Antonia,
cómo fue preso el de Francia
en Pavia, y remitido
a Madrid, Corte de España,
el ejército imperial,
terror por estas batallas
de los confines del mundo,
glorioso yace en Italia.
Yo, que venir a Toledo,
adonde tengo mi casa,
deseaba como quien
ha días que della falta,
después que en su santa Iglesia
rendí las debidas gracias,
vine a verte, hermosa Antonia,
a quién en ausencia larga
debes oírme, así vivas
estas amorosas ansias,
en Palacio largos días,
tristes noches en la cama,
y en cuidados siempre tristes,
imaginaciones varias,
poco gusto con amigos,
ninguno en fiestas y galas,
desconfianzas de ausencias,
y temores de mudanza,
faltas del bien que tenía,
que toda la ausencia esfaltas,
pensamientos de tu olvido
y memorias de tus gracias.
Con esto pretendo Antonia,
supuesto que no me pagas,
que conozcas que me debes,
que para mis penas basta;
porque a quien el bien desea
cualquiera breve esperanza,
mientras dura le da vida
y mientras vive le engaña.


<<<
>>>

Pág. 012 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


ANTONIA:

  En cuántas cosas como estas
dice vuestra Señoría,
ninguna como este día
mentiras tan bien dispuestas,
  ansias, fatigas, temores,
memorias y soledades,
como son nuevas verdades,
quieren parecer amores.
  Mas yo los conoceré,
en que le quiero pedir
una merced, por decir
que les di crédito y Fe.
  Un caballero leonés
me pide que le reciba
en su servicio.

MARQUÉS:

Así viva,
que puede ser el Marqués
  y yo su criado el día
que sois vos quien lo ha mandado
entre yo a ser su criado.

ANTONIA:

¡Qué discreta cortesía!


<<<
>>>

Pág. 013 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


(Sale DON DIEGO.)
DON DIEGO:

  Don Diego Pacheco está,
gran señor, a vuestros pies.

MARQUÉS:

Si es Pacheco y es Marqués,
yo puedo servirle ya:
  alzad del suelo, no a mí,
pedid las manos a Antonia.

ANTONIA:

¡Jesús!, esa ceremonia
no ha de permitirse aquí,
  volved al mar, que es don Diego.

DON DIEGO:

Deme vuestra señoría
las manos.

MARQUÉS:

Desde este día,
que me recibáis os ruego,
  don Diego, en vuestro servicio.

ESTEBAN:

Cuál anda el pobre criado,
vergonzoso y bazucado,
querrán que pierda el juicio.

MARQUÉS:

  Ahora bien, ya que es forzoso,
mi camarero seréis.

DON DIEGO:

En mí un esclavo tendréis.


<<<
>>>

Pág. 014 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


FERNANDO:

Buen camarero.

ESTEBAN:

Famoso.

MARQUÉS:

  Aunque es volverme a partir,
me voy con vuestra licencia.

ANTONIA:

Vengada estoy de mi ausencia;
mas quiero veros salir.
(Vanse el MARQUÉS, ANTONIA y FERNANDO.)

ESTEBAN:

  Oye, señor camarero.

DON DIEGO:

¿Mandáis algo?

ESTEBAN:

Dar indicio
de ofrecer a su servicio
cuanto soy y cuanto espero.
  Vuesa merced ha venido
a una casa de las grandes
de España, no habrá más Flandes,
de cómo será servido.

DON DIEGO:

  Quién duda, que será gente
de grande ingenio y valor.


<<<
>>>

Pág. 015 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


ESTEBAN:

Es mayordomo mayor,
un hidalgo impertinente.
  Guarda su hacienda al Marqués,
y no se pierde la suya,
ni dé, ni tome, ni arguya
con él, antes, ni después.
  El hermano desta dama,
que aquí la salva le hizo,
sirve de caballerizo,
buen hijo y de buena fama.
  Y aunque ella es la discreción,
y al Marqués de amor abrasa,
me juran que por su casa
nunca pasó Salomón.
  Caballo tiene el Marqués,
que me ha dicho en puridad,
que sabe más, y es verdad;
pero es gallardo y cortés.
  De lo que es el Secretario,
no sé qué pueda decir,
deste le conviene huir.

DON DIEGO:

Porque es discreto ordinario,
  que es ordinario y discreto.


<<<
>>>

Pág. 016 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


ESTEBAN:

La gente más enfadosa
del mundo y más peligrosa,
que de uno y otro conceto
  son mártires todo el día
de su mismo entendimiento,
sin discrepar un momento
de aquella filatería.
  Huya destos, que es crueldad
sufrir su conversación,
que matan con discreción,
como otros con necedad.
  Aunque para otros efetos
le hable, y le tenga en pie,
cuando más seguro esté
le dirá treinta sonetos.
  Sabe un poco de latín,
que de pensarlo me angustio,
con que dice, que Salustio
fue sastre y Julio rocín.
  Peca en peregrinidad,
propio ingenio de español,
sabiendo que se honra el Sol
de ser todo claridad.
  Muriose en esta jornada
el Camarero a quien hoy
sucede, y palabra doy,
que era en menear la espada
  la misma destreza el hombre.
Los demás oficios son,
buena gente y de opinión,
que no es bien que aquí los nombre.
  Los pajes si a luz los saco
el mejor de veintidós,
yo soy, y soy vive Dios
un grandísimo bellaco.


<<<
>>>

Pág. 017 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


DON DIEGO:

  Señor Esteban, yo quedo
contento y agradecido
de que me haya recebido,
el de Villena en Toledo,
  sabré con la información,
que solo he de ser amigo
de don Fernando.

ESTEBAN:

Testigo
soy de su buena intención,
  antiguamente hubo un Dios
de la amistad.

DON DIEGO:

¡Qué discretos
pajes!

ESTEBAN:

Y este sus precetos
redujo también a dos.

DON DIEGO:

  ¿Cuáles son? Porque de hoy más
esos dos precetos sigo.

ESTEBAN:

Defender siempre al amigo,
y no ofendelle jamás.

DON DIEGO:

  Ahora bien, desde hoy os quiero
por maestro. A ver la casa
voy.


<<<
>>>

Pág. 018 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


ESTEBAN:

Por sus cimientos pasa,
trajo humilde prisionero
  de la casa de Villena,
del gran Pacheco y Girón,
de lo que es conversación
no tengáis don Diego pena,
  que yo soy lindo fistol,
y os enseñaré en Toledo
gustos, que gocéis sin miedo,
claros como el mismo Sol.
  No doncellas, que después
dan burlas y piden veras,
que en habiendo zurcideras
engañarán a un francés.
  No casadas, de sus brazos
para siempre me despido,
donde a un puntapié el marido
hace la puerta pedazos.
  Viudazas, viudazas sí,
que debajo del decoro
monjil, hay diamantes y oro,
que no está el difunto allí.
  Verdad es, que aquesta Inés
de doña Antonia me trae
sin seso, pero no cae
con el debido interés.
  Y aunque el Marqués, mi señor
gusta de mis desatinos,
el gastar por los caminos,
ha menester más favor;
  juega el hombre cuando hay juego,
¿qué hacienda no sea ventura?


<<<
>>>

Pág. 019 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


DON DIEGO:

Aquí la tiene segura,
siendo amigo de don Diego.

ESTEBAN:

  Soy su esclavo.

DON DIEGO:

Pues conmigo
venga, y verá lo que pasa.

ESTEBAN:

No habéis menester encasa
mas que a Esteban para amigo,
  soy el alma del Marqués.

DON DIEGO:

Pues temo que se condene.

ESTEBAN:

No hará, que Villena tiene,
llena el alma de quien es.
(Vanse.)
(Salen JUANA de labradora, y BENITO.)

BENITO:

  Esta es, señora, la Imperial Toledo,
  que el Tajo de cristal a sus pies viene,
y parece que en sombras se detiene.

JUANA:

  No sé cómo este monte no se espanta
de sí mismo, y mirar grandeza tanta,
  en esa luna líquida que tiene
por grillos de sus pies.


<<<
>>>

Pág. 020 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


BENITO:

De Cuenca viene
  Tajo a prendelle con cadenas de oro,
nunca su nombre ilustre mudó el Moro,
  es su Iglesia mayor imagen viva
del cielo que al gobierno sucesiva,
  de Pedro reconoce solamente.

JUANA:

Sus damas, caballeros, y su gente
  me han obligado el gusto de manera
que en tan noble ciudad vivir quisiera,
  aunque fuera sirviendo en este traje,
que ya no puede haber cosa que baje
  mi fortuna a lugar más abatido.
Temo que un hombre bárbaro ofendido
  me busque, y halle, y si escondida quedo,
Benito en este traje, y en Toledo,
  muy ajustado viene con mi intento,
teniendo con quietud gusto y contento.

BENITO:

  El Regidor que en nuestra aldea tiene
hacienda, me parece que os conviene,
  su hija doña Antonia es la más bella
dama deste lugar, si estáis con ella,
  no os hará falta discreción ninguna;
con esto burlaréis vuestra fortuna
  y veréis un ingenio soberano.


<<<
>>>

Pág. 021 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


JUANA:

No hubiera para mí remedio humano,
  como vivir donde decís agora,
y más si es tan discreta esa señora,
  vamos, sabré señor, adonde vive,
que dichosa seré si me recibe.

BENITO:

  Eso es muy fácil, porque me ha pedido
  que le busque una moza labradora;
mas no podréis, porque me acuerdo agora
  que había de lavar y amasar.

JUANA:

Digo,
que a lavar y a amasar también me obligo,
  si me agrada esa Antonia.

BENITO:

Hay otro enredo,
que un mozo de los bravos de Toledo
  es su hermano también, masno os dé pena,
que pienso que está ausente el de Villena,
  y es su caballerizo.

JUANA:

Que esté ausente,
o presente, ¿qué importa cuando intente
  algún atrevimiento, soy yo boba,
no le sabré pagar con una escoba,
  y si jugar quisiere de otra pieza,
rompelle con un plato la cabeza?


<<<
>>>

Pág. 022 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


BENITO:

  ¿Y cómo has de llamarte?

JUANA:

¿Cómo, Juana?
Tú el arca, huésped, me trairás mañana,
  y al Regidor dirás que soy de Olías.

BENITO:

Por el secreto que en mi pecho fías
  te ofrezco eterno amor.

JUANA:

Vamos, que creo
que voy abriendo mi puerta a mi deseo,
  y cuando llego a ver en tal bajeza
mi valor, mi persona y mi nobleza,
  pienso que no le dejo cosa alguna,
que me pueda vengar de mi fortuna.
(Vanse.)
(Salen ANTONIA y DON DIEGO.)

ANTONIA:

  No entráis con malos alientos
de servir y de medrar.

DON DIEGO:

Señor, que llega a fiar
amorosos pensamientos,
ya dice que sus intentos
muestran indicios de amor,
de hacer merced y favor.

ANTONIA:

Vos le tenéis merecido,
pero para mí no ha sido
sino desprecio y rigor.


<<<
>>>

Pág. 023 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


DON DIEGO:

  Señora, yo entré a servir
a un Príncipe, que engrandeza
igualaba a su nobleza,
no tengo más que decir
siéndome forzoso huir,
de mi patria hallé mi amparo
en vos, que fue mi reparo,
y era justo, Antonia bella,
que la luz de tal estrella
me guiase a Sol tan claro.
  Desde que en la Vega os vi,
y atrevido llegue a hablaros,
propuso el alma adoraros,
y puso su centro allí,
que de mi patria salí,
como quien ya se destierra
para servir en la guerra
a Carlos; pero ya estoy,
donde asegurando voy
las desdichas de mi tierra.
  Y luego aquel mismo día,
que el Marqués me recibió,
al momento me habló
en el amor que os tenía,
  con que así como decía
su pensamiento, iba el mío
desechando el mucho brío
con que os amaba y quería.


<<<
>>>

Pág. 024 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


DON DIEGO:

  Venció el amor y el temor,
y di la esperanza al viento,
vive Dios, que en esto miento.
(Aparte.)
Que nunca la tuve amor,
y del que tengo en rigor
me está matando en ausencia.
¡Ay mi Isabel qué paciencia
podré pedir a los cielos!,
que con amor siempre hay celos,
y con celos no hay paciencia.
  Diome las joyas que os di,
tabíes y primaveras,
que os trujese, y tan de veras
en su amor le conocí,
que de su casa salí,
prometiendo la mudanza,
que desde la confianza
que hizo de mi valor,
salió dueño mi temor,
y despidió la esperanza.


<<<
>>>

Pág. 025 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


ANTONIA:

  Don Diego desde aquel día
que el Marqués me quiso bien,
no le traté con desdén,
y su amor entretenía;
pero como presumía
de mi amor lo que es razón,
temblaba de mi opinión.
Y así del mundo me guardo,
y a un Príncipe tan gallardo
no le he mostrado afición.
  Si vos me queréis, yo haré
que el Marqués no se disguste
de que os quiera, y antes guste
de que yo la mano os dé,
que de su grandeza sé,
que ha de volver por mi honor,
siempre fue casto su amor,
que son, donde no se alcanza,
principios de la esperanza,
pensamientos de señor.


<<<
>>>

Pág. 026 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


DON DIEGO:

  Vos lo decís harto bien,
pero yo lo haría muy mal
si a dueño tan principal
le fuera traidor también,
y aunque no lo diga bien,
tengo Antonia por muy cierto,
que tendrá el odio encubierto,
y señores con enojos,
más despiden con los ojos
que con rigor descubierto.
  Hacer que el Marqués lo quiera
no tengo por imposible,
si él se promete posible
lo que por su boca espera,
quereldo, pues persevera
en amaros, que es rigor
casarle, si os tiene amor,
que no estará bien casado
marido, que fue criado,
donde hubo galán, señor.
(Vase.)


<<<
>>>

Pág. 027 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


(Salen el REGIDOR y JUANA.)
REGIDOR:

  Pienso que te ha de agradar,
que yo lo estoy por estremo,
la criada que ha traído
Antonia nuestro casero.
Llegad, no estéis temerosa,
conoced a vuestro dueño.

JUANA:

Dadme, señora, las manos.

ANTONIA:

Qué linda persona, cierto
que te agrada con razón.

BENITO:

En toda la Sagra creo
que no hay moza de su talle,
brío, limpieza y aseo.

ANTONIA:

¿Cómo os llamáis?

JUANA:

¿Yo señora?

ANTONIA:

Vos pues.

JUANA:

A servicio vuestro,
Juana.


<<<
>>>

Pág. 028 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


BENITO:

Sí, señora Juana,
que era mi padre su abuelo,
murió, y huérfana quedó,
a fe que viene de buenos.
Criola el cura su tío,
esta grande y los mancebos
del lugar son con las mozas
como los tordos, que en viendo
colorear mal maduras,
las guindas, andan en celo,
hasta que las dan picadas
si se descuidan los dueños.
Por eso la traigo acá.

ANTONIA:

Hicistes como discreto,
que Juana es gallarda moza,
dispuesta y de lindo cuerpo.
¿Y el sobrenombre?

JUANA:

De Illescas.

BENITO:

Sí, señora, que su abuelo
se llamó Pedro de Illescas,
y Juan de Illescas el viejo,
fue tío de Alonso Aguado,
que señora el parentesco
de los Illescas no es,
la alcuña de mi abolengo.


<<<
>>>

Pág. 029 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


ANTONIA:

¿Qué haciendas sabéis hacer?

JUANA:

Las que por allá sabemos,
lavar, masar y hacer red.

ANTONIA:

Del buen talle mi contento,
regalar quiero a Benito.

REGIDOR:

Y yo también darle quiero
un vestido que se ponga
las fiestas.

BENITO:

Los pies le beso.
(Vase ANTONIA y el REGIDOR.)

JUANA:

Oye tío, traiga el arca.

BENITO:

Al otro mercado vuelvo.

JUANA:

Si allá viniere mi primo,
diga que estás en Toledo.
(Vase BENITO.)
  Sale la nave próspera y bizarra
de Flandes con inquietas banderolas,
y sin temor de caminar a solas,
las áncoras del puerto desamarra.
Entra en el golfo, deja atrás la barra,
el mar se altera, y en dos horas solas,
les deja el viento entre las pardas olas,
como granizo helado, o verde parra.
Mas siendo entonces su furor ensayos,
viendo que sale el Sol, y hay mar bonanza,
en ánimo se truecan sus desmayos.
Así viendo del cielo la mudanza,
adoro los celajes de sus rayos,
viendo el temor, alivio la esperanza.


<<<
>>>

Pág. 030 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


(Sale INÉS.)
INÉS:

  ¿Sois vos la recién venida?

JUANA:

¿Y vos quien sirve esta casa?

INÉS:

Soy quien se huelga de veros,
tan compuesta y aliñada.
Que la que se fue tenía
el traje como la cara,
vos seáis muy bienvenida.

JUANA:

Vos seáis muy bien hallada.

INÉS:

Vos habéis tenido dicha,
y elección muy acertada,
a casa venís, que creo
que os hallaréis bien pagada
del trabajo y del servicio.

JUANA:

¿Es de condición muy brava
la señora doña Antonia?

INÉS:

Es un ángel, una santa,
a nadie en toda su vida
dijo una mala palabra,
casa en fin donde no hay
señora mayor, que basta
para que puedan vivir
con libertad las criadas.


<<<
>>>

Pág. 031 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


JUANA:

Cierto, que lo tengo a dicha,
ya que salgo de mi casa.
(Sale DON FERNANDO.)

FERNANDO:

¿Inés?

INÉS:

Señor.

FERNANDO:

Esa ropa
viene de larga jornada.

INÉS:

Gracias a Dios, que ya tengo
quien me ayude a jabonarla.

FERNANDO:

¿Quién?

JUANA:

Juana, recién venida.

FERNANDO:

Por Dios, que es tan buena Juana,
que puede lavar al Rey.

JUANA:

¿Quién es este?

INÉS:

Hijo de casa.

JUANA:

¿De casa, o del Regidor?


<<<
>>>

Pág. 032 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


INÉS:

Del Regidor, ¡qué ignorancia!

JUANA:

Como yo vengo de Olías,
no sé de Toledo nada,
señor, aquí ya lo véis,
vengo a servir.

INÉS:

Perdonalda,
que no sabe más agora.

JUANA:

La ropa mande sacarla,
que quien allá lava angeo,
tendrá por guantes la holanda.

FERNANDO:

Si las almas se vistieran
camisas, bella aldeana,
lavar tus manos pudieran
las camisas de las almas.

JUANA:

¡Ay lo que ha dicho,señor!
Hola Inés,¿úsase en Francia
traer las almas camisas?

INÉS:

Díselo, porque le agradas,
que son encarecimientos
de verte las manos blancas.


<<<
>>>

Pág. 033 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


JUANA:

Como vengo de Olías,
no sé de Toledo nada.

FERNANDO:

A ver Juana esas patenas,
bravos corales y sartas.

JUANA:

Hágase allá, ya lo entiendo,
¿piensa que soy ignorant[a]?

FERNANDO:

¡Qué diese naturaleza
a tal hermosura y gracia,
tan rústico entendimiento!
Oye, espera, tente, para.

JUANA:

Este se quedó, señor.

FERNANDO:

¡Qué arisca que es la villana!

JUANA:

¿Yo morisca? Malos años,
cristiana vieja, y muy rancia.

FERNANDO:

Que no digo sino arisca.

JUANA:

Pregunte en toda la Sagra,
qué gente son los Illescas.

INÉS:

No sé quien ha entrado en casa.


<<<
>>>

Pág. 034 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


(Sale ESTEBAN.)
ESTEBAN:

¿Está don Fernando aquí?

FERNANDO:

¿Qué hay Esteban?

ESTEBAN:

Que te llama
el Marqués, miseñor.

FERNANDO:

Voy.
(Vase.)

ESTEBAN:

Mira que en el patio aguarda,
pues Inés no hay más hablar,
toda la lealtad se acaba
en habiendo ausencia.

INÉS:

Yo
no hablo a quien no me habla.

ESTEBAN:

Hablar y abrazar, Inés.

INÉS:

¿Qué me trae de la jornada?

ESTEBAN:

¿Es poco traerme a mí?

INÉS:

Es de la jornada nada.


<<<
>>>

Pág. 035 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


JUANA:

Por donde quiera que voy
hallo amor brava abundancia,
no pienso que hay en el mundo
otra cosa más usada,
los retirados y graves
de que se admiran y espantan,
si ignoran como nacieron,
es temeraria ignorancia,
así se conserva el mundo.

ESTEBAN:

¿Quién es aquesta villana
de tan lindo talle y brío?

INÉS:

Salga fuera noramala,
y no sea bachiller,
que es recién venida a casa.

ESTEBAN:

Labradora de sentidos,
pespuntadora de entrañas,
ojos de brillante espejo,
que en mirándote retratas,
lindo del cabello al pie,
honra ilustre de la Sagra
por el delantal famosa,
y por el sayuelo hidalga,
¿labras vidas o heredades?,
que pienso que tus pestañas
son agujas de tus ojos,
pues que con sus niñas labras.
Vuelve esa cara, ¡ay qué linda!
Vive Dios, que tiene estampas
de coger almas con queso,
como eres toda de natas.


<<<
>>>

Pág. 036 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


INÉS:

Esto sufro.

JUANA:

Diga Inés,
¿es también hijo de casa
este señor barbipollo?

ESTEBAN:

¿Esto le parece falta?
¿Es mejor cuatro bigotes,
en cuyas espesas ramas
haya soto de conejos?
Porque yo no sé que valgan
más que para ser escobas,
barrer y regar la cara.

JUANA:

Como yo vengo de Olías,
no sé de Toledo nada.

INÉS:

Señor, viene.

JUANA:

A la cocina.

INÉS:

Sube esa escalera Juana.

ESTEBAN:

Juana me ha muerto,bseñores,
reñí con ella sin armas;
que virotazo me ha dado.
(Vase.)


<<<
>>>

Pág. 037 de 118
Por la puente, Juana Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


INÉS:

Ah traidor, ¿así me pagas
tanto amor, tanta amistad?
Juana en esta buena entrada.

JUANA:

No temas Inés, que soy
un cuerpo que anda sin alma,
una cifra no entendida,
una escritura borrada,
una sombra que anda en pena,
y una pena en sombras tantas,
que solo un Sol que está ausente
puede con su lumbre clara
descifrarle y darle vida,
gloria, gusto y esperanza.

INÉS:

No te entiendo.

JUANA:

Ni es posible.

INÉS:

Loca me pareces, Juana.

JUANA:

Como yo vengo de Olías,
no sé de Toledo nada.
[... -ío]
 [...]


<<<
>>>

Acto II
Pág. 038 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


DON DIEGO y el MARQUÉS.
DON DIEGO:

  Las fábulas de Ovidio a pensar llego
en lo que vienes refiriendo agora.

MARQUÉS:

Desde ese corredor miré don Diego
a Venus transformada en labradora;
parece el agua entre sus manos fuego,
baña el Tajo cristal, y ella le dora,
que si a sus manos cándidas se atreve,
las doradas arenas vuelve nieve.
  Muchas veces don Diego entretenido,
mirando el Tajo que mi casa baña,
he visto damas, músicos he oído,
que es en Toledo la mejor de España.
Pero en el instrumento referido,
la labradora, que Sirena engaña,
con voz tan celestial cantó de suerte
que estatua de sus manos me convierte.

DON DIEGO:

  Mujer de tales prendas y tal brío,
¿lava de la manera que refieres?,
¿con instrumento tan helado y frío?
Me obliga a que presuma que la quieres.


<<<
>>>

Pág. 039 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


MARQUÉS:

El talle, el aire, el gusto, el modo, el brío
dan sangre y calidad a las mujeres,
no hay en el gusto másrazón que el gusto,
que aquello es justo, con que yo me ajusto,
  conviene la igualdad al casamiento,
a los estados, no a los accidentes.

DON DIEGO:

Amor es un primero movimiento,
que nace de igualar inconvenientes,
bien pueden consumar el casamiento
dos personas de estados diferentes,
mas qué quieres hacer, que si te agrada,
mejor es pobre y fácil, que endiosada.

MARQUÉS:

  ¿Estebanillo, Esteban?
(Sale ESTEBAN.)

ESTEBAN:

Señor.

MARQUÉS:

Dadme
un arcabuz, salir al Tajo quiero.

ESTEBAN:

¿Quieres, señor, que alguna gente llame?

DON DIEGO:

El desengaño con la vista espero.
(Vase ESTEBAN.)


<<<
>>>

Pág. 040 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


MARQUÉS:

Cuando viendo la cerca me desame,
más contento tendré que considero.

DON DIEGO:

Las distancias desmienten a los ojos,
no son de tu valor claros despojos.
(Sale ESTEBAN.)

ESTEBAN:

Aquí está el arcabuz.

MARQUÉS:

Toma don Diego
ese arcabuz.

DON DIEGO:

Dos bandas de palomas
andan por esas peñas, aunque luego
del verde monte suben a esas lomas.

MARQUÉS:

Vamos a ver si en tal desasosiego
se templará la llama de mi fuego.
[...]
[...]
(Vanse.)
(Salen JUANA,INÉS y los músicos.)

INÉS:

  Pon la ropa en ese suelo,
que aquí habemos de bailar.


<<<
>>>

Pág. 041 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


JUANA:

No me mandes alegrar,
que más cuidado recelo.

INÉS:

  Deja agora tus tristezas,
que los músicos se irán.

JUANA:

Otro día volverán.

INÉS:

Que cansada estás si empiezas,
  no te entiendo, una vez eres
entendida y cortesana,
y otra rústica villana.

JUANA:

Soy de tornasol, ¿qué quieres?

INÉS:

  Que mudes de tornasol.

JUANA:

No ha de tener mi tristeza
en ningún color firmeza,
hasta que torne mi Sol.

INÉS:

  ¿Qué Sol, ni qué disparate?
Ponte aquesas castañuelas.


<<<
>>>

Pág. 042 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


(Salen el MARQUÉS, DON DIEGO y ESTEBAN.)
ESTEBAN:

Quita al halcón las pigüelas,
será del viento acicate,
  que de palomas fregonas
he visto una banda allí.

MARQUÉS:

¿Quieren bailar?

DON DIEGO:

Señor sí.

JUANA:

Mira que hay muchas personas,
  hola Inés, dime quién es,
el de la banda y cadena.

INÉS:

Es el Marqués de Villena.

JUANA:

Válgame Dios, ¿el Marqués?
  Toquen, y vaya de joya.

MARQUÉS:

Ya no lleva aqueste río
nieve pura y cristal frío,
sino reliquias de Troya.


<<<
>>>

Pág. 043 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


(Los músicos cantan y bailan.)
[MÚSICOS]:

  Por el río de mis ojos
nadando quiero pasar,
y las olas de mis ojos
dicen que me han de anegar.
Cuando el ausencia porfía,
quién vencerá su aspereza,
nadando va mi tristeza,
por llegar a su alegría,
  y nunca puedo alcanzar
mis deseados despojos,
y las olas de mis enojos
dicen que me han de anegar.

MARQUÉS:

  ¡Ay tal nadar, y tal río!,
¡tales olas, tal donaire!

ESTEBAN:

Si esto nada por el aire,
con tales brazos y brío,
  ¿qué nadarápor la tierra?

MARQUÉS:

Quedaos vosotros aquí.

JUANA:

Hola, viene el Marqués.

INÉS:

¿Sí?


<<<
>>>

Pág. 044 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


ESTEBAN:

Si él la tira, no la yerra.

MARQUÉS:

  Por el alto corredor
de donde veo este río,
vi labradora ese brío,
que en dama fuera mejor,
  cuanto me agradaste allá
lo confirme aquí de suerte,
que sin seso vengo a verte.

JUANA:

Inés burlándose está.

INÉS:

  Claro es eso.

MARQUÉS:

Vete Inés
con mis criados un poco.

JUANA:

Sí haré, que he visto aquel loco,
Juana, entretén al Marqués.

MARQUÉS:

  Juana, en efeto, os llamáis.

JUANA:

Para lo que le cumpliere.

MARQUÉS:

Del nombre Juana se infiere
la gracia con que matáis;
  porque al revolver la luz
de esos ojos, no hay despojos
que no maten vuestros ojos.


<<<
>>>

Pág. 045 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


JUANA:

Aténgome al arcabuz.

MARQUÉS:

  ¿Y de adónde sois?

JUANA:

No sé
si se lo diga.

MARQUÉS:

Decid.

JUANA:

Al gigante de David
quite vuesasté la G.

MARQUÉS:

  ¿De Olías sois?

JUANA:

Acertó,
han vido quien se lo dijo.

MARQUÉS:

Amor, que en tus ojos fijo
luz de tu patria me dio,
  puede ser que la belleza
supla un rudo entendimiento,
de que me agrade me afrento,
que es un noble bajeza.

JUANA:

  Quedo, quedo, que no es tanta
la ignorancia.


<<<
>>>

Pág. 046 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


MARQUÉS:

¿De qué modo?

JUANA:

Bien, señor, lo alcanzo todo,
y la Corte a nadie espanta,
  yo no volviera por mí,
como vuestra ofensa fuera
del entendimiento a fuera,
por mi entendimiento sí.
  El exterior aposento,
se afrenta quien le desalma,
y así es volver por el alma
defender mi entendimiento.

MARQUÉS:

  ¿Cómo hablaste rudamente,
y agora con discreción,
pues ya tus palabras son
en estilo diferente?

JUANA:

  Soy de un lugar rudo parto,
pero para juegos breves,
tengo.

MARQUÉS:

¿Qué?

JUANA:

Dos treinta y nueves,
y el que yo quiero descarto.


<<<
>>>

Pág. 047 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


MARQUÉS:

  No es mala la fullería,
de suerte que el juego entablas,
en dos lenguas y en dos hablas.

JUANA:

Como me sucede al día,
  que en cierto mal importuno,
aunque no es para villanas,
tengo el gusto con cuartanas,
huelgo dos, y callo el uno.

MARQUÉS:

  No sé si puedo entender
de tu estilo y tu presencia,
que es segura tu inocencia.

JUANA:

Pues, ¿en qué lo echáis de ver?

MARQUÉS:

  Ahora bien, espera aquí.

JUANA:

Esto me faltaba agora.

MARQUÉS:

Don Diego, esta labradora
me tiene fuera de mí,
  háblala y di que me vea,
que quiero mudarla el traje,
tú Inés, vete, y ese paje,
vientos de sus pasos sea.
  Esto sin replica.


<<<
>>>

Pág. 048 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


INÉS:

Adiós.

MARQUÉS:

No le digas a tu ama
palabra.

INÉS:

¡Qué mala fama
tenemos!

MARQUÉS:

Hablad los dos.
(Vanse.)

DON DIEGO:

  Discreta y bella serrana,
el Marqués manda que os hable.

JUANA:

¿El Marqués amí?, ¿por qué?
Idos con Dios y dejadme.

DON DIEGO:

¡Cielos, qué es estoque veo!

JUANA:

Ojos sufrís que me engañe
la imaginación,¿qué es esto
don Juan?

DON DIEGO:

¿Tú en aqueste traje?

JUANA:

Siguiéndote, señor mío.


<<<
>>>

Pág. 049 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


DON DIEGO:

Habla pues, no te recates,
no nos vean abrazar,
que demostraciones tales
arguyen conocimientos,
dicen amistades grandes.

JUANA:

Con el nombre de Leonarda
peregriné los umbrales
que hay desde León a Olías,
allí paré y a buscarte
envié a Leonardo, y viendo
que en diluvios de pesares
fue cuervo, salí yo misma.

DON DIEGO:

Bien dices, la oliva traes
en esa amorosa boca,
dame reina de las aves
en el arco hermoso
de los divinos celajes,
que en tus ojos amanece,
que yo por lo que tú sabes,
iba por servir a Carlos,
que en Italia, Francia y Flandes
tiene guerras de envidiosos
de sus blasones esmalte.
Serví con nombre fingido
a un Príncipe, que en la sangre
y valor no reconoce
al macedonio Alexandre.


<<<
>>>

Pág. 050 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


DON DIEGO:

Don Diego Pacheco soy,
aunque soy don Juan del Valle,
como tú Leonarda agora,
doña Isabel de Nevares;
mas ay de mí, que no hay dicha
segura por todas partes,
que para comprar placeres,
es la moneda pesares.
Quiere el Marqués mi señor,
que en sus amores te hable,
que su voluntad te diga,
que su tercera me llame
señora de mi señor,
quiere que pueda llamarte,
que como el Sol, aunque tenga
obscuras nubes delante,
por entre pardos resquicios,
con rayos dorados sale.
Así el Sol de tu nobleza,
por entre toscos celajes
descubre los rayos bellos
de tu generosa sangre,
no sé qué habemos de hacer.


<<<
>>>

Pág. 051 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


JUANA:

Agravio don Juan me haces
en no confiar de mí
lo que las mujeres valen
en las adversas fortunas,
que son diamantes amantes
las entrañas de los montes,
no crían tan duros jaspes,
que bronce como su pecho,
corresponde incontrastable
a los golpes de la Luna,
que ferocidad tan grande,
como una mujer que quiere.
Vete y dile que no trate
de vencer con intereses,
Ledas firmes, nobles Dafnes,
que pues le sirves, y puedes
entrar a verme y hablarme,
no quiero que aquí nos vean,
aunque el dejarte me mate,
adiós mi sola verdad.

DON DIEGO:

Adiós destas venas sangre,
alma deste firme pecho
vive en sus brazos constante.
(Vase DON DIEGO.)
(Sale ESTEBAN.)

ESTEBAN:

  ¿Fuese don Diego?

JUANA:

Ya es ido.


<<<
>>>

Pág. 052 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


ESTEBAN:

No le he contado al Marqués
que te había conocido,
Juana, temiendo después
tu desengaño y mi olvido,
  entre los puros cristales,
que de arenas de oro al Tajo
cubren peñas desiguales,
con rostro sereno y bajo
lavaba el amor pañales.
  Ya riendo, ya llorando,
ya torciendo, ya contando
a Inés sus pasados cuentos,
camisas y pensamientos
vide a Juana estar lavando.
  Con más belleza y traición,
que pasando el mar a Europa,
entre canción y canción
acepillaba la ropa
con el dichoso jabón.
  Las manos de blancas natas,
de lavar y ser ingratas
no se quejaban a Inés,
viendo que estaban los pies
en el río y sinzapatas.
  El agua en cercos y enredos
se los lava y se los besa,
y como se estaban quedos,
¿quién fuera arena traviesa
que le anduviera en los dedos?
  Juana el rostro levantando,
mirome y fuime acercando,
de suerte que mi intención
dije con el corazón,
y dejela suspirando.
  Tú, pues que mi muerte tratas,
con tus ojos homicidas,
con que el alma me arrebatas,
di Juana, ¿por qué me olvidas?
Di Juana, ¿por qué me matas?


<<<
>>>

Pág. 053 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


JUANA:

  Esteban, yo soy amiga
de Inés, y no es bien se diga
que le he sido desleal,
mira que le pagas mal
lo que te quiere y te obliga.
  Vete a servir a tu dueño,
que de no hacerla traición,
mi palabra y fe te empeño,
y fuera desta ocasión,
otro amor me quita el sueño,
  cojo la ropa, y adiós.
(Vase JUANA.)

ESTEBAN:

Juana, Juana, mala tos
te la quite, fuentes,ríos
ayudad mis desvaríos,
que quiero quejarme en vos.
  Ea ninfas de Helicona,
hoy tenéis nueva Corona
de laurel, que en vuestro polo
muere amando un paje Apolo,
por una Dafne fregona.
(Vase.)


<<<
>>>

Pág. 054 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


(Salen ANTONIA y DON FERNANDO.)
ANTONIA:

  ¿De esa manera lo dices?
Tú eres hombre de valor.

FERNANDO:

Prueba Antonia que es amor,
porque no te escandalices.

ANTONIA:

  Sí, pero un hombre Fernando
de tu obligación, es justo
que ponga en sujeto el gusto
digno de sus ojos.

FERNANDO:

Cuando
  viene amor por accidente,
no se le da a la elección
voto, como en la razón,
que es calidad diferente,
  y Antonia yo me resuelvo
en que me muero por Juana.

ANTONIA:

Tienes alma tan tirana,
que las espaldas te vuelvo.
(Vase.)

FERNANDO:

  No digas tal, que es locura,
aunque ya a tan necia vienes,
que puedo pensar que tienes
envidia de su hermosura.


<<<
>>>

Pág. 055 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


(Sale DON DIEGO.)
DON DIEGO:

  En vuestra busca Fernando
vengo con grande contento.

FERNANDO:

Pedidme albricias a mí,
pues que mi gusto es el vuestro.

DON DIEGO:

Hallé una joya perdida.

FERNANDO:

Por muchos años y buenos,
pues venís con tanto gusto,
no era de pequeño precio.

DON DIEGO:

Era un hermoso diamante,
sortija de un casamiento,
que podrá ser que algún día.

FERNANDO:

Enseñádmele.

DON DIEGO:

No puedo,
que le he dejado a guardar;
mas enseñarle prometo,
¿qué hacíais?

FERNANDO:

Aquí estaba,
dando esperanzas al viento,
y riñendo con mi hermana.


<<<
>>>

Pág. 056 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


DON DIEGO:

Son diferentes efetos.

FERNANDO:

Quiero enseñaros la causa.
Juana.
(Sale JUANA.)

JUANA:

Señor.

FERNANDO:

Dadme luego
un jarro de agua, las manos
manché de tinta escribiendo.

JUANA:

Voy por fuente, agua y toalla.
(Vase.)

FERNANDO:

¿Qué os dicen mis pensamientos?,
¿ríñeme bien doña Antonia?
Haréis burla de mí y dellos.

DON DIEGO:

Burla, ¿por qué si no he visto
más airoso talle y cuerpo,
que el de aquesta labradora,
aunque perdone Toledo?

FERNANDO:

Para que me deis disculpa
os la enseño, que no quiero
que la alabéis.

DON DIEGO:

Bien seguro
podéis estar de mis celos.


<<<
>>>

Pág. 057 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


(Sale JUANA conagua, y toalla, y fuente.)
JUANA:

Bien puede vuesa merced
lavarse, que viene fresco,
Tajo bañado de plata,
desde el aljibe riendo.

DON DIEGO:

(Aparte.)
Mal podré tener paciencia,
pues a cuantas partes llego
hallo quien quiere a Isabel,
si en León airados cielos,
por dama airosa y gallarda,
por labradora sirviendo,
¿a cuál hombre dio el amor
tanta manera de celos?

FERNANDO:

Echa nieve de esas manos,
para que temple mi fuego.

JUANA:

¿Nieve soy yo?,Guardarrama.
¿Soy nube o helado cierzo?

FERNANDO:

¿Parécete que un desdén
no tiene fuerza de yelo?

JUANA:

Yo no entiendo aquesas cosas.


<<<
>>>

Pág. 058 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


FERNANDO:

Yo sí, Juana, que me muero
por esas niñas hermosas;
echa más agua.

JUANA:

Estaos quedo,
pues que ya os habéis lavado,
tomad la toalla luego,
que me aguarda a quien le pesa.

DON DIEGO:

Y de suerte, que sospecho
que estoy rogando a mis ojos
no crean lo que están viendo.
(Sale INÉS.)

INÉS:

¿Con qué espacio Juana estás,
déjasme a mí?

JUANA:

¿Qué te dejo?

INÉS:

Cuánto hay que hacer hoy en casa.

JUANA:

¿Piensas Inés que me huelgo
de estar aquí?

FERNANDO:

Deja Inés,
que la conozca don Diego,
que le he dicho sus donaires.


<<<
>>>

Pág. 059 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


JUANA:

¿Las ignorancias que tengo
llama donaires, señor?

INÉS:

Con ese entretenimiento
se hará muy bien la comida,
vendrá, señor, y tendremos
pesadumbre por tu gusto.
(Vase.)

JUANA:

Ya, señor don Diego quedo
para que os burléis de mí,
que ha dado a mi costa en esto
don Fernando mi señor.

DON DIEGO:

Burlas Juana, no lo creo,
de veras habla Fernando,
y que tú respondes pienso
con las mismas a su amor.

JUANA:

¿Qué es amor?

DON DIEGO:

Amor es fuego.

JUANA:

Fuego de Dios en amor,
¿eso quiere un hombre cuerdo,
que tenga mujer ninguna?


<<<
>>>

Pág. 060 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


DON DIEGO:

Luego tampoco sospecho,
¿sabrás que es celos?

JUANA:

Yo no.

DON DIEGO:

Celos son bastardo efeto
de amor, celos es locura
en que da el entendimiento,
celos es desamor propio,
celos es vivir temiendo,
que aquello que un hombre adora,
quiere o mira a otro sujeto,
por ausencia o por mudable
condición.

JUANA:

¿Celos es eso?
Pues don Diego en vuestra vida
los tengáis, que son de necios,
tened amor y no más,
que vuestros merecimientos
son tales que por mi voto
no tenéis de que tenellos.

DON DIEGO:

Con esas seguridades
nos engañan por momentos
las mujeres.

JUANA:

¿Qué mujeres?
¿Por qué en eso hay más y menos?


<<<
>>>

Pág. 061 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


FERNANDO:

Cese don Diego por Dios
la plática, que sospecho
que os debéis de enamorar.

DON DIEGO:

Que ya lo estoy os confieso,
¿quiere os mucho?

FERNANDO:

Que es querer,
tiene de diamante el pecho,
tiene de mármol el alma,
tiene el corazón de acero.

DON DIEGO:

Pues yo pensé que os quería.

FERNANDO:

Vamos, y os iré diciendo
los lances que me han pasado.

DON DIEGO:

Muriéndome voy de celos.
(Vanse, y queda JUANA.)

JUANA:

  Cuando el sujeto que se quiere y ama,
muestra tibieza y vive sin cuidado,
es darle celos la razón de Estado.
De amor que más provoca,incita y llama,
canta con celos en la verde rama
del olmo el ruiseñor, quevio en el prado,
a quien sigue su prenda enamorado,
y más cuando ella finge que desama.
Contenta estoy con poca diligencia,
en ver que despertaron mis desvelos,
al dueño de mi amor por competencia.
Muera a cuidados, mátenle recelos;
porque cuando hay tibieza por ausencia,
el remedio mejor es darle celos.


<<<
>>>

Pág. 062 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


(Sale ANTONIA.)
ANTONIA:

  Huélgome de hallarte aquí,
que a solas hablar deseo
contigo.

JUANA:

Que tienes creo
la satisfación de mí,
que siempre te merecí.

ANTONIA:

La satisfación me obliga,
a que mi pasión te diga,
escúchame Juana.

JUANA:

Escucho.

ANTONIA:

El amor me obliga a mucho.

JUANA:

Tu criada soy y amiga.

ANTONIA:

  Quiero un secreto pedirte.

JUANA:

Aquí a tu servicio estoy.

ANTONIA:

Tengo un mal, Juana, en que doy
difícil de persuadirte,
  que es un infierno de fuego:
¿conoces este don Diego,
amigo de don Fernando?


<<<
>>>

Pág. 063 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


JUANA:

Agora estaban hablando
los dos, y se fueron luego.

ANTONIA:

  Ese de cuánto hay en mí,
es dueño que adoro y quiero.

JUANA:

[Aparte.]
A celos, qué malagüero
fue alabarme de que os di.

ANTONIA:

Agora has de hacer por mí,
¿sabes su casa?

JUANA:

¿No es
en la casa del Marqués?,
(Aparte)
¡Ay ingrato dueño mío!
que es la que cae hacia el río,
adonde me lleva Inés.

ANTONIA:

  Es casa tan conocida,
que no la puedes errar,
un papel le has de llevar,
Juana, que le va la vida
a mi esperanza perdida.

JUANA:

¿A quién señora?


<<<
>>>

Pág. 064 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


ANTONIA:

A don Diego.

JUANA:

Pensé que al Marqués.

ANTONIA:

Y luego
de mi parte le dirás.

JUANA:

Basta, no me digas más.

ANTONIA:

Esto, mi Juana te ruego.

JUANA:

  Eso mi ama haré yo,
(Aparte.)
aunque de muy mala gana.

ANTONIA:

Pues entra, y darete Juana
el papel.

JUANA:

¡Qué presto halló
castigo quien se burló,
paciencia para sufriros,
amor!, ¡ay tristes suspiros,
celos no costéis tancaros,
que cuánto me agrada el daros,
me entristece el recebiros!
(Vase.)


<<<
>>>

Pág. 065 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


(Salen el MARQUÉS y DON DIEGO.)
MARQUÉS:

  Buena respuesta has traído.

DON DIEGO:

No he visto tal condición.

MARQUÉS:

Siempre esta resolución
gente rústica ha tenido.

DON DIEGO:

  Con sus iguales se entienden,
que indignas de prendas tales
de los hombres principales,
bravamente se defienden,
  tus razones la cansaron,
tus promesas la ofendieron,
tus dádivas no rindieron,
ni tus dichas alcanzaron;
  finalmente he sospechado,
que vencer esta mujer,
más difícil ha de ser
que romper un monte helado.

MARQUÉS:

  Mira don Diego, quien ama
no se ha de cansar tan presto.

DON DIEGO:

Antes bien a un pecho honesto
obliga cuando desama.


<<<
>>>

Pág. 066 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


MARQUÉS:

  Si aquesta mujer me amara,
al instante que me viera,
por mucho que la quisiera,
por mujer vil la dejara.
  Vuelve a hablarla, que rogando
y prometiendo ha de ser
conquistar una mujer,
que no haciendo y despreciando.
  Háblala de parte mía,
y no te canses de hablar
que no se ha de conquistar
una mujer en un día.
(Vase.)

DON DIEGO:

  Porque de partes me asalta
la fortuna, ¿qué paciencia
ha de tener mi prudencia,
o qué desdicha me falta?
  Si no es dejando esta tierra,
¿cómo he de poder vivir?
Pienso que he de proseguir
de Carlos Quinto la guerra.
  Pasarme a Italia es mejor,
pues tan mal nos va en España,
no podré si me acompaña
en cualquiera parte amor.
  Pero cansado y ausente,
¿quién me lo puede estorbar?


<<<
>>>

Pág. 067 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


(Sale JUANA.)
JUANA:

Dicha he tenido en hallar
a mi enemigo presente.
  Que esté solo y en tal puesto;
mas burlose amor conmigo,
qué tarde se halla un amigo,
y un enemigo, qué presto.

DON DIEGO:

  ¿Quién es?

JUANA:

La que ya no es.

DON DIEGO:

¡Oh, qué gracia!

JUANA:

¿Es mucha?

DON DIEGO:

Es tanta
que por mujer no me espanta,
en fin, ¿buscas al Marqués?

JUANA:

  ¿QuéMarqués?

DON DIEGO:

El que está aquí,
y despreciábasle allá.

JUANA:

Este papel te dirá
si vengo a buscarte a ti.


<<<
>>>

Pág. 068 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


DON DIEGO:

  ¿Papel para mí?,¿de quién?

JUANA:

De tu dama.

DON DIEGO:

Tú lo eras,
antes que a buscar vinieras,
a quien te obliga tan bien.

JUANA:

  Dejémonos deporfías,
toma el papel.

DON DIEGO:

¿Tienes seso?

JUANA:

Toma y responde.


<<<
>>>

Pág. 069 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


DON DIEGO:

Confieso
las obligaciones mías.
  Pero en poniendo los pies
a donde estás, se acabaron,
pues en efeto buscaron
livianamente al Marqués.
  Qué presto que te mudaste,
yo debía hacerlo así,
pues para venir aquí,
a doña Antonia burlaste.
  Yo aseguro que dirías
que traerías el papel,
para negociar con él
lo que para ti querías.
  Y aun le harías escribir
lo que ella no imaginaba,
porque si al Marqués amaba
pudiera tu amor decir,
  que a un tiempo engañaba a tres,
y aun a cuatro, pues amando,
tú engañabas a Fernando,
a mí, a Antonia y al Marqués.


<<<
>>>

Pág. 070 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


JUANA:

  ¿Ha dicho vuesa merced?

DON DIEGO:

Poco para tal traición.

JUANA:

Pues oiga por caridad,
pues callé mientras habló.

DON DIEGO:

Yo, ¿qué tengo que escuchar?

JUANA:

Que malas señales son
el meter el pleito a voces;
calle pues callaba yo.
Doña Antonia, mi señora,
me ha contado la afición
que vuesa merced la olvida
por el Marqués su señor.
Cómo la quiso en llegando
a Toledo, y que los dos
se hablaron algunas veces
en dulce conversación.
Pero que después sirviendo
el respeto le guardó
que debe un buen escudero,
que non sabe mentir non.
Si es vuesa merced Marqués,
pues por él le dejé yo,
este Marqués he buscado,
este fue a quien tuve amor,
y este es a quien ya no quiero,
y así con gran devoción
le hago una reverencia,
dejo el papel y me voy.
Si le he dado pesadumbre,
diga, dándome perdón:
mensajero sois amigo
non merecéis culpa non.


<<<
>>>

Pág. 071 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


DON DIEGO:

Tente, escucha.

JUANA:

¿Que me tenga?
Déjeme ir, que por Dios.
que es poca el agua del Tajo
para que lave su error.

DON DIEGO:

Oye, Isabel.

JUANA:

¿Qué Isabel?

DON DIEGO:

La que adoro.

JUANA:

Juana soy.
Suélteme.

DON DIEGO:

Tente.

JUANA:

El vestido
que mi desdicha me dio.
(Sale el MARQUÉS.)

MARQUÉS:

  ¿Qué es esto?

DON DIEGO:

Que no hay remedio
que te quiera esta mujer,
demonio debe de ser.


<<<
>>>

Pág. 072 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


JUANA:

A no estar vos de por medio
  nos matábamos aquí
como cochinos, pardiez.

MARQUÉS:

¿Tú en mi casa?

JUANA:

Alguna vez
este corredor subí.
  Y no he tenido advertencia
de entrar acá, hasta que agora
el mandallo mi señora
me dio ocasión y licencia.
  Vengo a buscar a Fernando,
que le queremos cortar
unas camisas, y al dar
el primer paso, temblando
  sale estotro escuderón,
y dice que yo he de ser
vuestra mujer, ¿qué mujer?
Las de mi patria no son
  mujeres para Girones,
ni Villenas, ni Pachecos,
son de Illescas y Mazuecos,
Toribios, Sanchos y Antones.
  Quédese, señor, con Dios,
que el escudero algún día
me pagará la porfía
que hemos tenido los dos.
  Yo le cogeré en mi casa.


<<<
>>>

Pág. 073 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


DON DIEGO:

Pues yo, ¿qué ofensate he hecho?
Bien sabes, Juana, mi pecho.

JUANA:

Ya sé todo lo que pasa.

MARQUÉS:

  Juana, yo estimo tu honor,
si don Diego te habló en mí,
la culpa tuve, que fui
quien le declaró mi amor.
  Entra, que quiero mostrarte
mi casa, y darte un regalo.

JUANA:

A fe, que no fuera malo
dar celos a Duran darte;
  pero soy mujer de bien,
y por esto me voy luego.

MARQUÉS:

Tente, detenla don Diego.

DON DIEGO:

Tente, escucha.

JUANA:

¿Vos también?
  Pues por vos me voy mijor.

DON DIEGO:

Oye una palabra, Juana.

JUANA:

¿Vos a mí?


<<<
>>>

Pág. 074 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


MARQUÉS:

Fuerte villana,
ya estima lo que fue amor.
(Vanse.)

ANTONIA:

  ¿Tanto olvido en el Marqués?
(Salen ANTONIA y ESTEBAN.)
No debe de ser sin causa.

ESTEBAN:

Con esta joya me envía;
así todos me olvidaran.

ANTONIA:

Memoria quiero, y no joyas.

ESTEBAN:

Desa manera se llaman;
el que regala se acuerda,
el que olvida no regala.

ANTONIA:

¿No ver ni hablar es regalo?

ESTEBAN:

Como a mí me regalaran,
más que nunca me quisieran.

ANTONIA:

Pedir al galán la dama
algo de su gusto, es cosa
que obliga a servirla y darla.


<<<
>>>

Pág. 075 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


ESTEBAN:

Sí, que una dama a un galán
que truchas le presentaba
le pidió un trucho un avez,
diciendo que le cansaban
las truchas hembras, y el triste
anduvo cuatro semanas
buscando un trucho varón.

ANTONIA:

¿Y hallole?

ESTEBAN:

Dos trujo en agua,
y dijo que las guardasen,
porque después en la casta
el macho conocería,
viendo la trucha preñada.
Pero, ¿qué me quieres dar,
y contarete la causa
del descuido del Marqués?

ANTONIA:

Una cadena mañana.

ESTEBAN:

¿Mañana?

ANTONIA:

¿Pues es muy tarde?

ESTEBAN:

No, Antonia, mas pues aguardas
a mañana, yo también
quiero aguardar a mañana.
(Vase.)


<<<
>>>

Pág. 076 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


ANTONIA:

Lindo bellacón te has hecho.
Inés, Inés.
(Sale INÉS.)

INÉS:

¿Qué me mandas?

ANTONIA:

¿Vino Juana?

INÉS:

Ya ha venido.

ANTONIA:

¿Qué hay de mis sucesos, Juana?
(Sale JUANA.)

JUANA:

Malas nuevas.

ANTONIA:

¿Cómo así?

JUANA:

Hallé aquel hombre en la sala,
di el papel, tomó el papel,
y a las primeras palabras
cruzó la cara a las letras.

ANTONIA:

¿Cómo?, ¿a las letras la cara?


<<<
>>>

Pág. 077 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


JUANA:

Rasgándole en mil pedazos,
y diciendo:
Si vuestra ama
porfía, ireme a la guerra,
que favor y merced tanta
como me hace el Marqués,
con traiciones no se pagan.
Hoy me ha dado mil escudos,
y un caballo que envidiaran
los del Sol, a no ser de oro;
que vale a peso de plata.
Con esto me despedí,
pero diciéndole airada,
cuando los hombres no quieren
notables achaques hallan.

ANTONIA:

No te escucho más.

JUANA:

Espera.

ANTONIA:

No quiero escucharte nada,
que no escucha libertades
quien tiene sangre en el alma.
(Vase.)

JUANA:

¿Qué dices deaquesto, Inés?

INÉS:

¿Qué quieres quediga, Juana?


<<<
>>>

Pág. 078 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


JUANA:

Dichoso es este don Diego,
todas le quieren.

INÉS:

Bien, basta
por ejemplo doña Antonia.

JUANA:

¡Ay quién de ti se fiara!

INÉS:

¿Tienes tú, Juana, también
tu poco de amor?

JUANA:

Estaba
segura, y diéronme celos.

INÉS:

¡Qué malapedrada!

JUANA:

Mala.
Yo tengo, Inés de mi sojos
dos vestidos en el arca,
y quiero que los saquemos,
porque me dicen que bajan
estas tardes a la Vega
muchos galanes y damas.
Allí quiero ver mis celos,
y tú sabrás quien los causa,
sabrás tú mi pensamiento,
y yo sabré quien me mata.
Pero esto con gran secreto.


<<<
>>>

Pág. 079 de 118
Por la puente, Juana Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


INÉS:

En razón de Secretaria
soy dinero de avariento,
soy noche, bosque y montaña,
soy pobre humilde que asiste
a donde señores hablan.
Soy libro que no se vende,
que es la cosa que más calla;
y para decirlo en breve,
soy necesidad honrada.

JUANA:

Pues tomaremos dos mantos
con ricas ropas y sayas,
que quiero ver un secreto,
si el que dices me acompaña.

INÉS:

Está segura de mí.

JUANA:

Quiero ver si un hombre habla
con una mujer que temo.

INÉS:

¿Y luego?

JUANA:

Sacarle el alma.


<<<
>>>

Acto III
Pág. 080 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


Salen INÉS y JUANA con mantos.
INÉS:

  Esta es la Vega de Toledo, Juana,
...................................................[-ana]
  que doña Juana fuera bien llamarte,
no acabo de mirarte y de admirarte,
  qué lindo talle y qué persona tienes.

JUANA:

¿Cuándo me muero yo,de burlas bienes?
  ¡Ay, Inés, esto hacen galas y oro!
No hay cosa que les dé mayor decoro,
  que vestir ricamente a las mujeres;
cuando estas graves y damazas vieres
  atribuye a las galas la hermosura.

INÉS:

Si ellas no tienen la primer ventura,
  que es el nacer hermosas, no lo creas
por más diamantes que en sus cuellos veas;
  ¿es posible, que tú villana fuiste?

JUANA:

Tú misma agora, Inés, te respondiste;
  ¿pues yo te he parecido gran señora
con las galas, naciendo labradora?


<<<
>>>

Pág. 081 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


INÉS:

  Mi ama es esta,cúbrete.

JUANA:

No acierto,
que es de mis celos la ocasión advierto.
(Salen DOÑA ANTONIA y una criada.)

ANTONIA:

  Aquí quiero sentarme, que esta tarde
hace la Vega su vistoso alarde
  de la hermosura y galas de Toledo.

JUANA:

Inés, que nos conozcan tengo miedo.

INÉS:

  Pues no le tengas, porque estás de suerte,
que yo me admiro cuando llego a verte.

CRIADA:

  Bellas damas, parecen forasteras.

ANTONIA:

¿A señoras hermosas?

INÉS:

¿Qué te alteras?

ANTONIA:

  ¿Quiéren nos dar de tanto sol un rayo?

JUANA:

Vuesa merced lo pida al mes de mayo.

ANTONIA:

  ¿Son de Toledo?

JUANA:

¿Para qué le importa?


<<<
>>>

Pág. 082 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


ANTONIA:

¡Qué bravos filos! Bravamente corta.

JUANA:

  Pues advierta que somos sevillanas.

ANTONIA:

Quite dos letras y serán villanas.

JUANA:

  ¿Si nos ha conocido?

INÉS:

Calla necia.

JUANA:

Y ella que tanto del valor se precia
  enséñenos la cara, por su vida,
porque viene muy larga y mal prendida.

ANTONIA:

  Esa culpa será de las criadas.

JUANA:

¿Criadas tiene?

ANTONIA:

Muchas, tan honradas,
  que pueden ser sus amas.

JUANA:

No lo crea,
y mire ese galán que la pasea.
(Sale DON DIEGO.)

DON DIEGO:

Al campo saco las tristezas mías
por ver si las venciese en desafío.


<<<
>>>

Pág. 083 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


JUANA:

Inés, este es aquel ingrato mío.

INÉS:

¿Luego don Diego fue quien te dio celos?

ANTONIA:

A don Diego llegad.

DON DIEGO:

Inmensa dicha,
¿vos en la Vega?

JUANA:

¿Qué mayor desdicha?

INÉS:

Pues tú de mí, señora, ¿estás celosa?

JUANA:

Di en esta necedad.

ANTONIA:

Menos dichosa
me prometí la tarde, pues os veo,
no tengo que pedir a mi deseo,
aunque correspondéis ingratamente.

DON DIEGO:

¿Cómo queréis que sin temor intente
serviros, si el Marqués os quiere tanto?

JUANA:

Estoy, Inés por descubrir el manto
y hacer un desatino.

INÉS:

Espera un poco.

JUANA:

No hay celos cuerdos, si el amor es loco.


<<<
>>>

Pág. 084 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


(Salen el MARQUÉS y ESTEBAN.)
MARQUÉS:

  ¿Es aquel don Diego?

ESTEBAN:

Él es,
y no está mal ocupado.

INÉS:

Juana, el Marqués ha llegado.

JUANA:

¿Qué habemos de hacer, Inés?

INÉS:

  Que si has visto lo que quieres,
nos vamos a casa luego.

MARQUÉS:

¿Quién hablará con don Diego?

ESTEBAN:

No sé, pero dos mujeres
  bizarras están allí.

ANTONIA:

Venid don Diego hasta el río,
por ingrato os desafío,
ya que a la Vega salí.

DON DIEGO:

  Que mayor satisfación
os puedo dar, que el Marqués.

ANTONIA:

No hay satisfación después
que me habéis muerto a traición,
  ni es el reñir escusado.


<<<
>>>

Pág. 085 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


DON DIEGO:

Si es desafío español,
¿quién ha de partir el Sol,
si llevo al Sol enojado?
(Vanse los dos.)

MARQUÉS:

  Dé vuesa merced lugar,
señora tapada, a ver
si tan bizarra mujer
tiene más con que matar
  que con tal donaire y brío.

JUANA:

Esto es bueno para mí,
llevándome el alma allí
aquel enemigo mío.

ESTEBAN:

  Suplico a vuesa merced
se quite la sobre vaina,
y no dé heridas con vaina.

INÉS:

Allá paje entretened
  con mujeres enfaldadas
vuestra cansada persona.

ESTEBAN:

¿Y no puede ser fregona
alguna de las tapadas?

MARQUÉS:

  Merezca, no por quien soy,
sino solo en cortesía
ver amanecer el día.


<<<
>>>

Pág. 086 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


JUANA:

Con tanta desgracia estoy,
  que no puedo responderos.

MARQUÉS:

La quietud habéis perdido,
decid, quién os ha ofendido,
si en algo puedo valeros,
  os podéis valer de mí.

JUANA:

Podéis hacerme merced
de dejarme.
(Hace que seva.)

MARQUÉS:

Detened
el paso, que habéis de oír,
  ¿pues matáis?

JUANA:

¿Tan de repente
parézcoos bien?

MARQUÉS:

Y muy bien.

JUANA:

¡Que cuanto los hombres ven,
quieran bien tan fácilmente!

MARQUÉS:

  Yo a nadie quiero.


<<<
>>>

Pág. 087 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


JUANA:

Mirad
qué condición es la vuestra,
si bien ponéis en la nuestra
antojos de liviandad,
  pues hoy en sola una casa
queréis bien a dos mujeres.

MARQUÉS:

Mujer notable, ¿quién eres?
¿Dos mujeres?

JUANA:

Esto pasa,
  y tan desiguales son
que son señora y criada.

MARQUÉS:

Por Dios que estáis engañada.

JUANA:

Pero tenéis condición
  de señor, que harto y cansado
de la perdiz, apetece
la vaca, y así parece
que os da doña Antonia enfado,
  y Juana os regala el gusto.

MARQUÉS:

Vive Dios, que he de saber
quien eres.

JUANA:

Una mujer,
hacerme fuerza no es justo.


<<<
>>>

Pág. 088 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


ESTEBAN:

  Oye señora tapada,
menos desdenes.

INÉS:

Ataje
la manopla, señor paje,
o habrá coz y bofetada.

ESTEBAN:

  Eres haca, que no creo
que eres mujer; pero advierte
que soy paje de alta suerte,
y que en señoras me empleo,
  no tuve sarna en mi vida,
ni he tomado punto a media.

JUANA:

Bien la condición remedia,
que desde Adán procedida,
  tienen sarna original.

ESTEBAN:

Vive Dios que te he de ver.

INÉS:

Mire que hay una mujer
que no la he querido mal,
  y no quiero que me arañe.

ESTEBAN:

¿Qué importa si la aborrezco?


<<<
>>>

Pág. 089 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


(Descúbrese INÉS.)
INÉS:

Pues yo soy, y quien merezco,
perro, que tu amor me engañe.

ESTEBAN:

  Vive el cielo que es Inés,
¿hay tal cosa? Tente, para.

INÉS:

No pienso dejarte cara.

MARQUÉS:

¿Qué es eso Esteban?¿Quién es?

ESTEBAN:

  Inés, señor, disfrazada.

MARQUÉS:

¿Y tú quién eres mujer?

JUANA:

Si Inés se ha dejado ver,
¿de qué sirve estar tapada?
  Juana soy, cáteme aquí.

MARQUÉS:

¿Qué dices?¿Hay cosa igual?
Ay donaire celestial,
a matar sales aquí,
  ¿tú eres labradora?

JUANA:

Pues
anda acá Inés, no nos riñan.


<<<
>>>

Pág. 090 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


MARQUÉS:

¿Desta manera se aliñan
villanas?

JUANA:

Anda acá, Inés.

MARQUÉS:

  Espera, en mi coche irás.

JUANA:

¿Qué coche, ni qué cochino?
¿Queréis torcer el camino,
ya me entendéis lo demás,
  y zamparme en vuestra casa?

INÉS:

Vamos, Juana.

JUANA:

Inés camina.
(Vanse JUANA e INÉS.)

MARQUÉS:

Labradora peregrina,
si tosco sayal me abrasa,
  ¿qué sirven almas de seda?
¿Has visto Esteban mujer
más bella?

ESTEBAN:

No puede ser,
que ser más hermosa pueda.

MARQUÉS:

  ¡Ay tan notable invención
de enamorar y matar!


<<<
>>>

Pág. 091 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


ESTEBAN:

¡Que no puedas conquistar
su villana condición!

MARQUÉS:

  Si enamorarme pretende
desta suerte, ¿qué hede hacer?
Algo hay en esta mujer
que se mira y no se entiende.
(Vanse, y salen ANTONIA y DON DIEGO.)

ANTONIA:

  Del haberme acompañado
estoy muy agradecida,
de mi esperanza perdida
por el engaño pasado.

DON DIEGO:

No hay amor desengañado
que quiera más si no alcanza
a entretener la esperanza,
con que me obliga a creer
que no hay distancia en mujer
del amor a la mudanza.
  Pues para no ser ingrato
a la merced que me hacéis,
pedid licencia al Marqués,
y veréis que no dilato
el casarme, siendo ingrato
al favor que me otorgáis,
que si licencia alcanzáis,
al mismo punto veréis,
que la posesión tenéis,
sin que esperanza tengáis.
(Vase.)


<<<
>>>

Pág. 092 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


ANTONIA:

  Perdida esperanza mía,
albricias, que ya os hallé.
(Sale JUANA.)

JUANA:

¿Cuando don Diego se fue
quedas con tanta alegría?
  ¿Qué habéis tratado los dos?

ANTONIA:

Ay, Juana, mi casamiento.

JUANA:

Muy justo fue tu contento,
yo se lo pediré a Dios.

ANTONIA:

  Yo te prometo casar
con un oficial honrado.

JUANA:

En fin, ¿queda concertado?

ANTONIA:

No falta más de tratar
  mi dicha con el Marqués,
yo le voy a hablar, que es justo,
que esto sea con su gusto,
lo demás sabrás después.
(Vase.)


<<<
>>>

Pág. 093 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


JUANA:

  Aquí se acabó mi vida,
aquí dio fin mi tragedia,
aquí en sombra mi esperanza
con triste luto y sangrienta
dio fin al acto postrero.
No hay que aguardar, pues ya queda
todo abrasado el teatro,
y la campaña desierta.
Aquí fue Troya, aquí mi suerte ordena,
que tenga vida yo para más pena.
¡Oh cuántas veces amor,
te dije yo que tuvieras
más respeto a la razón!;
mas tú, ¿qué razón respetas?
¿Quién dijera que don Juan,
pagar ingrato pudiera
tan grandes obligaciones,
tanto amor, tantas finezas?
¡Ah nunca yo te amara ni te viera,
alma de mármol,corazón de piedra!
¿Qué habemos de hacer? Morir,
y no aguardar a que vean
mis ojos lo que ya saben,
pues sea mi muerte ausencia;
¿volveremos a la patria?
No, que hay venganzas en ella,
de quien traté con desprecio
por amar quien me desprecia.
¡Ah cielos!,¿quién podrá tener paciencia,
que en infinito amor no hay resistencia?


<<<
>>>

Pág. 094 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


(Sale INÉS.)
INÉS:

  ¿De qué das voces, Juana?

JUANA:

De desdichas,
Inés a Dios te queda,
que puesto que villana,
cubre tosco sayal alma de seda,
yo voy por mis vestidos,
por dicha los que ves fueron fingidos.

INÉS:

  ¿Adónde vas? Detente.

JUANA:

Por la puente de Alcántara a esas peñas
desesperadamente.

INÉS:

Tu tristeza conozco por las señas;
más que pareces eres.

JUANA:

¡Ay hombres deshonor de las mujeres!,
  pues, ¿cuál no fuera buena,
si no nos encantaran el oído?

INÉS:

Dime por Dios tu pena.

JUANA:

No quieras más, de que mi historia ha sido
confusa Babilonia,
don Diego se ha casado con Antonia.


<<<
>>>

Pág. 095 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


INÉS:

  ¿Casado?

JUANA:

Allá en el río
debieron de tratarlo aquesta tarde,
voyme, voyme, no fío
de mis ojos paciencia tan cobarde,
¿qué aguardo? Fuego,fuego,
Antonia se ha casado con don Diego.
(Vase.)

INÉS:

  Fuese desesperada.
(Sale ANTONIA.)

ANTONIA:

¿Qué es esto?, dime Inés.

INÉS:

Agora creo
que la villana honrada,
celosa espía fue de su deseo.

ANTONIA:

¿Cómo celosa?

INÉS:

Juana
está sin seso desde ayer mañana.
  Sin duda no es grosera
con el traje que trae de labradora,
que tener no pudiera
tales vestidos, a no ser señora,
de que iba ayer cargada,
y anduvo por la Vega disfrazada.
  Celos son de don Diego;
porque hoy en la Vega le has hablado.


<<<
>>>

Pág. 096 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


ANTONIA:

Agora si que llego
a creer el respeto malguardado,
mil sospechas tenía,
tal vez me hablaba bien, y tal fingía
  que no la detuvieras.

INÉS:

Agora sale, síganla,¿qué esperas?

ANTONIA:

¿Qué haré?

INÉS:

Que consideres.

ANTONIA:

Qué cobardes nacimos las mujeres,
¿si se va con don Diego?

INÉS:

¿Pues eso dudas?

ANTONIA:

Siempre el amor es ciego,
  solo para engañarme
trató del casamiento, todo ha sido
con palabras burlarme.
(Sale DON FERNANDO.)

FERNANDO:

¿Qué es esto,doña Antonia?

ANTONIA:

Que se ha ido
la infame labradora,
y mis vestidos se ha llevado agora.


<<<
>>>

Pág. 097 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


FERNANDO:

  ¿Juana con malas manos,
teniéndolas tan buenas?

INÉS:

Linda flema.

FERNANDO:

Pensamientos villanos,
que diera yo para vencer su tema
más joyas que ha llevado,
solo porque escuchase mi cuidado,
  pienso que solamente
pudiera ser bastante esta bajeza,
para que el fuego ardiente,
que ha encendido en mi pecho su belleza,
sus rigores templara
tan malas manos con tan linda cara.

ANTONIA:

  Mientras que das al viento
exclamaciones vanas y amorosas,
seguirla quiero.

FERNANDO:

Intento
que se ajuste a mis penas tan forzosas,
que pienso que la lleva
un falso amigo que no sale aprueba.

ANTONIA:

  Yo quiero acompañarte.


<<<
>>>

Pág. 098 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


INÉS:

Sin duda que los dos pasan la puente.

ANTONIA:

Daré a mi padre parte.

FERNANDO:

De ninguna manera, brevemente
saquen el coche, hermana.

ANTONIA:

¡Ay ingrato don Diego!

FERNANDO:

¡Ay bella Juana!
(Vanse.)
(Salen el MARQUÉS, DON DIEGO, ESTEBAN y los músicos.)

MARQUÉS:

  Llegue la barca a la orilla.

DON DIEGO:

Ya va llegando la barca.

MARQUÉS:

A la isla pasar quiero,
que el Tajo aprisiona en plata,
¿los músicos?

DON DIEGO:

Ya han venido,
gran gente la puente pasa,
todos son de Andalucía,
la barca toca a la playa.


<<<
>>>

Pág. 099 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


MARQUÉS:

Entren todos, buena viene.
(Vese una barca muy compuesta y enramada.)
Como en Sevilla la enraman,
mas no de naranjos verdes
para pasar a Triana,
tantas damas y galanes,
Viernes de entre Pascua y Pascua,
quédate Esteban aquí;
porque si don Pedro baja,
digas que pase a la Isla,
y vendrá por él la barca.
Cantad por el río vosotros,
que hace linda consonancia
el viento por esos olmos,
por esas peñas el agua,
moved a espacio los remos,
¿aquella no es Juana? Juana,
¿dónde vas?
(Sale JUANA.)

JUANA:

Cielos, ¿qué es esto?
Dentro de una barca pasan
don Juan y el Marqués el río.

MARQUÉS:

Acosta, acosta, no vayas
tan a prisa, dad la vuelta
Juana. ¡Juana!


<<<
>>>

Pág. 100 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


JUANA:

¿Quién me llama?

MARQUÉS:

Vive Dios que es ocasión,
don Diego para llevarla
donde no la valgan bríos,
ni condiciones villanas,
el Marqués soy, llega,llega.

DON DIEGO:

¡Ay Dios!, si podré avisarla,
¿con qué ocasión le diré
el peligro que la aguarda?

JUANA:

Esta es famosa ocasión
para que tome venganza
de don Diego, la señor Marqués,
¿quiere llevarme?

MARQUÉS:

Entra, salta.

DON DIEGO:

¿Señores músicos saben
la letra que agora se canta?
  Por la puente, Juana,
que no por el agua.

MÚSICOS:

  Sí sabemos.


<<<
>>>

Pág. 101 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


DON DIEGO:

Sepan que es
al propósito estremada.

JUANA:

Muy bien entiendo a don Diego;
mas soy mujer y agraviada,
hoy me vengo de sus celos,
entro.

MARQUÉS:

Pues moved las Palas,
y vosotros id cantando
eso de la puente, Juana.

[MÚSICOS]:

(Cantan.)
  Por la puente, Juana,
(Vanse y queda ESTEBAN.)
que no por el agua.

ESTEBAN:

  Partieron, no hay blanco cisne
que con las cándidas alas
rompa el cristal como el barco,
cercos de frígida plata,
donde no hay agua, no hay fiesta,
como vuelan y se apartan
unas olas de otras olas,
fiestas aquellas se llaman,
con todo me ha dado pena,
que Juana con ellos vaya,
casta ha partido, mas creo
que no volverá tan casta.
Don Fernando y doña Antonia
son los que del coche bajan,
¿adónde bueno,señores?


<<<
>>>

Pág. 102 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


(Salen FERNANDO y ANTONIA.)
FERNANDO:

Oh Esteban, viene mi hermana
a buscar por esta puente
donde las mujeres lavan,
aquella Juana fingida,
que con sus rudas palabras,
era ladrona famosa.

ESTEBAN:

Ladrona, mucho te engañas
si por dicha no lo dices;
porque lo fue de las almas.

ANTONIA:

Si me lleva mis vestidos,
¿será por ventura honrada?

ESTEBAN:

No sé, pero si ella hurta,
sus ojos son llaves falsas,
con el Marqués pasa el río,
como otra Helena robada,
que como en Marqués hay mar,
en mar de Marqués se embarca,
aquel barco con Helena,
tiene al toro semejanza,
sino lo es don Diego.

ANTONIA:

¿Quién?

ESTEBAN:

El que a los dos acompaña.


<<<
>>>

Pág. 103 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


ANTONIA:

¿Pues va allí don Diego?

ESTEBAN:

Sí,
y porque vuelve la barca
por don Pedro, y no ha venido,
dadme licencia que vaya
a ver estos desposorios.

ANTONIA:

No se harán, si la villana
no me vuelve mis vestidos.

ESTEBAN:

Entrad si queréis hallarla.

ANTONIA:

¿Quieres Fernando?

FERNANDO:

Pues no,
a costa que de una falsa
amistad tengo una queja,
y pienso así averiguarla.

ESTEBAN:

Entren, y verán la isla
mejor del Tajo, y a Juana,
que pudiendo por la puente,
quiso pasar por el agua.
(Vanse.)


<<<
>>>

Pág. 104 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


(Salen DON DIEGO y el MARQUÉS.)
MARQUÉS:

  ¿No desembarca Juana?
¿Cómo ha venido contan gran tristeza?

DON DIEGO:

Volvió nieve la grana
que esmalta de su rostro la belleza,
luego que tus amores
turbaron con el miedo sus colores.

MARQUÉS:

  Pues, ¿de qué tiene miedo?

DON DIEGO:

De haberse puesto en tal peligro.

MARQUÉS:

Y fuera
más justo que en Toledo,
de la manera que la vi sirviera,
no ha sido más dichosa.

DON DIEGO:

Está de verse indigna temerosa.

MARQUÉS:

  Mira don Diego el día,
que un hombre a una mujer le dice amores,
cesó la cortesía,
y el respeto debido a los señores;
porque sujeto queda
a que tratarle mal si quiere pueda,
  Juana será estimada
de ti y de mí, y de todos mis criados,
servida y regalada,
la Primavera destos verdes prados,
de flores guarnecidos
envidiarán la tela a sus vestidos.
  Sus joyas serán tales,
que se conozca en ellas mi deseo,
no ha de traer corales
más que en su rostro.


<<<
>>>

Pág. 105 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


DON DIEGO:

De tan alto empleo,
¿qué menos su belleza
pudo esperar, señor, de tu grandeza?

MARQUÉS:

  Entretén esa gente,
mientras que voy, don Diego, a persuadilla,
que ver cuán tristemente
sale del barco a la arenosa orilla,
vergonzosa y cobarde
muestra que se arrepiente, mas ya es tarde.
(Vase.)

DON DIEGO:

  Desdichas que habéis llegado
a tal estremo conmigo,
que vengo hasta ser testigo
de mi deshonra forzado,
a cual hombre en tal estado
habéis puesto como a mí,
pues pudiendo hablar aquí,
por el honor que me toca
me cierra él mismo la boca,
ingrata Isabel por ti.
  Si agora al Marqués hablara,
y quien era le dijera,
claro está, que quien es fuera,
y su nobleza mostrara,
claro está, que la dejara.
Pero si yo la advertí,
cuando en la puente la vi,
y ella a mi pesa rentró,
bien sabe que le estimó,
y que me aborrece a mí.


<<<
>>>

Pág. 106 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


DON DIEGO:

  Cuando porque me entendieses,
desentendida tirana,
dije, «por la puente,Juana»,
para que el peligro vieses,
era honor tuyo, que fueses
por el agua a darme enojos,
fuertes fueron tus antojos,
que los hombres advertidos
pueden disculpar oídos;
mas no lo que ven los ojos.
  Perdiendo el juicio estoy,
no de verme despreciado,
sino de llegar a estado
que deje de ser quien soy,
¿cómo mil quejas no doy
de tanto agravio a los cielos?,
que buen pago a mis desvelos,
hasta cerrarme los labios.
Mas bien es que sufra agravios,
quien tuvo paciencia en celos.
  Ya le tomará las manos,
ya le dirá amores tiernos,
que de maneras de infiernos,
que de agravios inhumanos,
cuando inventaron tiranos
tormentos de más rigores,
que ver que tú la enamores,
y él te diga amores ya,
amores dije, ojalá,
que fuera decirla amores.


<<<
>>>

Por la puente, Juana:107

Pág. 108 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


FERNANDO:

  Mujer, ¿aquí no sois vos
el dueño de quien decís?

DON DIEGO:

¿Pues a vengaros venís
de mis agravios los dos?
  Escondeos conmigo aquí,
que viene huyendo de un hombre,
que el respeto de su nombre
me obliga a tratarla así.

ESTEBAN:

  Bien será que no nos vea,
y puesto que es el Marqués,
que tiempo tendrá después
doña Antonia, si desea
  vengar sus celos.

ANTONIA:

Aquí
hay árboles más espesos.

DON DIEGO:

Presto veréis mis sucesos,
que agravios pasan por mí.
(Escóndense, y salen el MARQUÉS y JUANA.)

JUANA:

  No tiene el mundo poder,
advierta Vueseñoría,
que es injusta su porfía.


<<<
>>>

Pág. 109 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


MARQUÉS:

¿No eres mujer?

JUANA:

Soy mujer.

MARQUÉS:

  ¿Eres labradora?

JUANA:

No.

MARQUÉS:

Pues, ¿quién?

JUANA:

No quiero decillo.

MARQUÉS:

Pues, ¿qué intentas?

JUANA:

Encubrillo.

MARQUÉS:

¿Hasta cuándo?

JUANA:

Que sé yo.

MARQUÉS:

  ¿Sabes dónde estás?

JUANA:

Muy bien.

MARQUÉS:

¿Quién te ha de valer?


<<<
>>>

Pág. 110 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


JUANA:

Mi honor.

MARQUÉS:

Es necedad.

JUANA:

Es valor.

MARQUÉS:

Soy quien soy.

JUANA:

Y yo también.

MARQUÉS:

  Amor me obliga.

JUANA:

Y a mí.

MARQUÉS:

¿De quién?

JUANA:

De quién me burló.

MARQUÉS:

¿Es hombre rústico?

JUANA:

No.

MARQUÉS:

¿Pues es caballero?

JUANA:

Sí.


<<<
>>>

Pág. 111 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


MARQUÉS:

  ¿Tiene calidad?

JUANA:

Y mucha.

MARQUÉS:

¿Es mi igual?

JUANA:

No es vuestro igual.

MARQUÉS:

¿Es principal?

JUANA:

Principal.

MARQUÉS:

Declárate más.


<<<
>>>

Pág. 112 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


JUANA:

Escucha,
  Señor Marqués de Villena,
invictísima Corona
de Girones y Pachecos,
cuyas hazañas heroicas
escribe en papel la fama,
que no hay tiempo que las borra,
que son diamantes las letras,
y bronce eterno las hojas.
Yo soy de León de España,
que justamente se honra
de aquellos primeros Reyes,
que de la nobleza goda
quedaron para castigo
de los bárbaros que agora
solo viven por reliquias
de las pasadas historias;
neutrales están mis deudos,
que quiera a don Juan me estorban,
había llegado el mes,
que prados y campos borda,
aquellos viste de nieve,
estos de flores y rosas,
bajaban los arroyueles
a guarnecer con las olas
de pasamanos de plata,
las márgenes arenosas.


<<<
>>>

Pág. 113 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


JUANA:

Yo con ocasión injusta
de enfermedades que toman
más la ocasión que el acero,
tal vez voluntades mozas,
a hablar a don Juan salía
para escusar mi deshonra,
que quiere amor que el deseo
a la razón se anteponga,
supo don Sancho estos días,
y una mañana lluviosa,
que para que no saliera,
parece que el alba llora,
llegó más presto,¡ay de mí!,
que aún me matan sus congojas,
que celos madrugan mucho;
porque duermen pocas horas,
salió de unos verdes ramos,
y asiéndome de la ropa,
que no del alma a escucharle,
mis pies turbados reporta,
oigo amorosas razones,
si puede ser que las oiga,
quien mirando a quien le habla,
está pensando otra cosa.
Pero cuando ya atrevido,
más intenta que razona,
puse mi rostro en defensa
con palabras afrentosas,
que los hombres atrevidos
cuando a su gusto se arrojan,
para entrar a sus deseos
tienen por puerta la boca.


<<<
>>>

Pág. 114 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


JUANA:

En este tiempo don Juan
con espacio libre asoma,
que quien anda de ganancia
no le despiertan congojas,
luego que mira el suceso,
como es razón se alborota,
pierden el color entrambos,
yo entonces el alma toda,
así toros de Jarama
alzan las frentes celosas,
vierten por la boca espuma,
fuego por los ojos brotan,
así en el arena escarban,
brío enamorado cobran,
y los llaman al desafío,
la palestra polvorosa,
como sacan las espadas
don Juan, y don Sancho, y doblan
las capas, que al brazo envuelven
mi presencia los provoca,
por estar favorecido
(que pienso que en esto importa)
dio más ventura a don Juan,
que olvidados tienen poca,
íbale mal a don Sancho,
yo como algunas personas
que están viendo a los que juegan,
que del uno se aficionan,
deseaba que ganase
don Juan, esperando, ¡ay loca!,
más desdichas debarato,
que estos olmos tienen hojas,
cayó don Sancho, y don Juan
luego la mano me toma,
y a un pueblo suyo me lleva,
no hay secreto que se esconda,
huye a la justicia un día,
sígole yo triste y sola,
luego con un escudero,
que en Olías me despoja
de joyas y de consuelos,
y con engaños me roba.


<<<
>>>

Pág. 115 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


JUANA:

Mudo el traje, y en Toledo
sirvo humilde labradora,
donde me veis y decís
que mi talle os aficiona;
decís que me hable don Diego,
a quien doña Antonia adora,
esta dama toledana,
que era entonces mi señora.
Ese don Diego es don Juan,
que deste nombre se adorna,
por serviros y encubrirse,
tanto el peligro le exhorta
de celos desatinados;
para vengarme a mi costa
entré en la barca esta tarde,
confianza peligrosa.
Pero justa en la nobleza
de vuestra persona heroica,
que no ha de degenerar
de sus magnánimas obras,
sino ayudarme a cobrar,
como quien es honra y gloria
de Villenas y Girones,
mi ser, mi vida y mi honra,
por título, por señor,
por grande, por hombre sobra,
pues soy mujer, y mujer
que os ha contado su historia.


<<<
>>>

Pág. 116 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


MARQUÉS:

  Cuando no fuerais mujer
de tan notoria nobleza,
por el talle y la belleza
mi favor debéis tener;
yo os he de favorecer,
que os debo, y es cosa llana,
el volver por tan liviana
causa en mi noble opinión,
como tener afición
a una rústica villana.
  Bien el alma me decía,
pues se ha visto en el efeto,
que había mayor conceto
donde la vuestra vivía.
Tendréis este mismo día
a don Juan. ¿Hola,criados,
gente?

JUANA:

Estarán descuidados.

MARQUÉS:

¿Hola, Esteban?
(Sale ESTEBAN.)

ESTEBAN:

Aquí estoy.

MARQUÉS:

Llama a don Diego.


<<<
>>>

Pág. 117 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


(Sale DON DIEGO.)
DON DIEGO:

Yo soy
dueño de tantos cuidados.

MARQUÉS:

  ¿Estábadeis escondidos?

ESTEBAN:

Sí, señor, porque obligaba
la desdicha de don Juan.

DON DIEGO:

Confiado en la palabra
que has dado a doña Isabel
llego a tus pies.

MARQUÉS:

No te engañas.

DON DIEGO:

¿Cómo me puedo engañar,
cuando aquí me desengañas
con tu divino valor?

MARQUÉS:

Esteban, testigos llama
de la palabra y la fe,
que por más fuerza jurada
quiero que quede a Isabel.


<<<
>>>

Pág. 118 de 118
Por la puente, Juana Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


(Salen DON FERNANDO y ANTONIA.)
FERNANDO:

Aquí estamos yo y mi hermana,
que con otro pensamiento,
que nos dio bastante causa,
pasamos sin su licencia.

ANTONIA:

Señor, cuanto amor engaña
tu misma disculpa tiene,
que para mayores basta.

MARQUÉS:

Pues si sabéis ya los dos
las historias y desgracias,
¿qué os habrá movido el pecho
de don Juan y desta dama?
Hasta acabarlas del todo,
tendrán mi amparo en mi casa,
y con veinte mil ducados
de dote quiero pagarla
la confianza que tuvo.

JUANA:

Fue muy justa confianza
en tan divino valor.

DON DIEGO:

Y aquí por la puente, Juana,
da fin en servicio vuestro,
dadnos perdón de las faltas.

Fin01.jpg


<<<