Proposición del diputado Victor Manzanilla Schaffer del Partido Revolucionario Institucional en apoyo al Presidente Gustavo Díaz Ordaz, con motivo de los hechos ocurridos el 2 de octubre de 1968

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

PROPOSICION DEL DIPUTADO VICTOR MANZANILLA SCHAFFER DEL PARTIDO REVOLUCIONARIO INSTITUCIONAL EN APOYO AL PRESIDENTE CONSTITUCIONAL GUSTAVO DIAZ ORDAZ CON MOTIVO DE LOS HECHOS OCURRIDOS EL 2 DE OCTUBRE DE 1968

"Honorable Asamblea:

La Nación ha sido testigo de los lamentables acontecimientos que a partir del 26 de julio anterior, se han producido en la capital de la República.

Ciertamente, en la opinión nacional existe la convicción de que tales hechos son el producto de una maniobra contra México y sus instituciones legítimas. Una acción subversiva ha utilizado grupos de estudiantes sin que éstos tengan conciencia cabal del peligro que entraña su actitud.

1. En el curso del conflicto los huelguistas insistentemente han hablado de la necesidad de un diálogo de carácter público y plantearon , a través de los medios de difusión, seis puntos petitorios. Posteriormente el Consejo Universitario señaló otros puntos con relación a la autonomía de la Universidad.

El señor Presidente de la República, ante los ojos y oídos de la Nación entera, a través de la televisión, radio y la prensa, y en este mismo recinto, ante el Congreso General, dio respuesta a todos los puntos.

El Consejo Universitario, por conducto del Jefe nato de la Universidad, el rector ingeniero Javier Barros Sierra, se dio por satisfecho con las consideraciones presidenciales respecto a los puntos universitarios.

En los puntos más importantes, los de carácter social, el señor Presidente manifestó que:

I. Con relación a los artículos 145 y 145 bis del Código Penal, sería conveniente que el Congreso abriera audiencias públicas, para recoger las opiniones más autorizadas y de las personas o grupos interesados. El Congreso creó una comisión especial de diputados y senadores para tal efecto y en su seno se han expresado los puntos de vista más diversos con entera libertad.

También, que es su decisión no hacer uso del derecho de veto y publicar las reformas si a esa resolución llega el Congreso de la Unión.

II. En cuanto a los llamados `presos políticos':

a) Que si se demostraba que había algún sentenciado exclusivamente por sus ideas políticas, lo pondría en libertad de inmediato;

b) En este mismo recinto, en su Informe, dio instrucciones a los procuradores de la República y del Distrito y Territorios Federales para que, a petición de parte interesada, se procediera a realizar una investigación exhaustiva de los casos sujetos a proceso, para ver la posibilidad de que el Ministerio Público se desistiera de la acción penal, y

c) En los casos de los sentenciados, a disposición del Ejecutivo Federal y que tuvieran años compurgando sus penas, reiteró su ofrecimiento de ejercer la facultad que la Ley le concede para ponerlos en libertad en cuanto los actos de presión cesaran.

Y además de dar respuesta pública a las peticiones hechas a través de la prensa por los huelguistas propuso una reforma substancial a la educación nacional en todos sus niveles para hacerla más eficaz y conforme a las necesidades del país, dando así un contenido más hondo a la inquietud de la juventud que no había sabido expresarse.

El diálogo, pues, se ha venido realizando públicamente.

Un incidente, en principio sin importancia, entre escolares, deliberadamente agravado en el transcurso de estas últimas semanas por elementos provocadores, algunos incluso de origen extranjero, encubrió una serie de instigaciones que no tiene otro fin que minar el prestigio del país, trastornar su desarrollo y exhibirnos, precisamente en estos momentos, y ante el mundo, como incapaces de mantener la paz y, consecuentemente, el orden y la armonía entre los mexicanos.

En estas condiciones, el Régimen, no podía ni debía permanecer indiferente, o hacerse sordo al clamor popular de que se mantuviera el orden público. De tal suerte, las medidas tomadas por el Ejecutivo Federal, se justifican plenamente, puesto que ante la subversión no procede la tolerancia, sino la más firme energía.

En tal virtud, la Cámara de Diputados de la XLVII Legislatura del Congreso de la Unión, declara:

Primero. Es imperativo mantener la unidad nacional para la defensa de las instituciones y el progreso de nuestra patria.

Segundo. Las medidas tomadas por el Poder Ejecutivo Federal, para garantizar la paz de México, corresponden a la magnitud de los acontecimientos y a la gravedad de las circunstancias.

Tercero. Es indispensable que los jóvenes que han participado en estos recientes disturbios reflexionen y eviten seguir siendo instrumentos de quienes tratan de dañar los grandes intereses del pueblo mexicano.

En consecuencia de lo expuesto, se propone el siguiente punto de Acuerdo:

Único. La Cámara de Diputados hace suyas las declaraciones anteriores.

Salón de Sesiones de la H. Cámara de Diputados.

México, D.F., octubre 4, 1968.

Fuente: Diario de Debates. Legislatura XLVII - Año II - Período Ordinario - Fecha 19681004 - Número de Diario 12 http://cronica.diputados.gob.mx/