Quien todo lo quiere: 044

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 044 de 124
Quien todo lo quiere Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


DON JUAN:

  Estraños sucesos míos;
mas, ¿por cuál hombre pasaran,
que no fuera yo? ¿Qué haré,
confuso en desdichas tantas?

BERNAL:

Paréceme, que de aquí
se fue llorando doña Ana.

DON JUAN:

Yo la vi llorando perlas
de la manera que el alba
asoma los tiernos ojos
por las celestes ventanas
ensartando puro aljófar
en las azules pestañas
con que se abren los pimpollos
de las azucenas blancas,
de las rojas maravillas,
y de las rosas de nácar.
¡Ay, Dios!, ¿si mi ausencia siente?

BERNAL:

No dudes cosa tan clara;
mas no quieres entender,
porque sabes que no pagas.

DON JUAN:

No puedo, Bernal, no puedo,
que tengo cautiva el alma:
tanto más a Otavia quiero,
cuanto más sé que me agravia.
Porque como amor es niño,
donde le castigan ama,
que aunque quiere a quien le besa,
más quiere a quien mal le trata.