Quien todo lo quiere: 045

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 045 de 124
Quien todo lo quiere Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


(Sale CELIA con una bolsa y caja.)
CELIA:

Don Fernando, mi señor,
vuestro amigo, que esto basta,
me dio esta bolsa de escudos;
y mi señora, esa caja,
sin que él la viese, en que van
sus joyas.

DON JUAN:

¿Cómo?

CELIA:

Estimaldas,
que es lo mejor de su dote,
y que me dijo turbada,
con temor de Don Fernando:
«Celia, di que no se parta
sin que yo le vuelva a ver».

DON JUAN:

Celia, la congoja es tanta
del peligro en que me veo,
que aun la respuesta me ataja.
Los dineros de Fernando
tomo a cambio de dos almas,
no las joyas, que no es justo,
de mi señora doña Ana.
Y di que las que tomé
tendrán su debida paga,
si Dios quisiere, algún día;
y que condición hidalga
nunca, sin pagar la una,
tomó dos cosas prestadas.
Vete con Dios, Celia, y di,
que fuera loca arrogancia
verla un hombre que a otra adora.