Registro Nacional: Libro II, Número 11

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta es la versión para imprimir de Registro Nacional - Libro II.

El presente texto ha sido copiado de Wikisource, biblioteca en línea de textos originales que se encuentran en dominio público o que hayan sido publicados con una licencia GFDL. Puedes visitarnos en http://es.wikisource.org/wiki/Portada



Registro Nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata

Libro II — Número 11 — Año: 1826


Sin número de orden[editar]

Buenos Aires, 26 de junio de 1826.

DEPARTAMENTO DE GOBIERNO.

ESTABLECIENDO UN DEPARTAMENTO GENERAL DE TOPOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA.

DECRETO.


El deber que tiene el gobierno de preparar los medios para la ejecución de la ley que manda dar en enfiteusis las tierras de propiedad pública: la necesidad de empezar y arreglar la topografía y estadística del país, y de generalizar en todas las provincias las ventajas que en el territorio perteneciente antes a la de Buenos Aires produjo el establecimiento de la Comisión topográfica que hoy existe en la capital, ha decidido al Presidente acordar y decretar lo siguiente:

Art. 1. En lugar de la Comisión topográfica que existe hoy en la capital del estado, se establecerá un departamento que se denominará departamento de topografía y estadística.

2. Lo compondrán un jefe del departamento, con la asignación de dos mil pesos anuales; un ingeniero primero, con la de mil seiscientos; un segundo, con mil cuatrocientos; y un ingeniero secretario, con mil doscientos.

3. Corresponde a este departamento, por lo que respecta a la topografía.

1º. Las funciones de tribunal topográfico en los casos contenciosos y juicios de la facultad.
2º. Todo lo relativo a los limites y distribución de tierras, tanto públicas, como de particulares.
3º. La conservación de mojones, declinación de plazas, calles y caminos, traza de los pueblos, y levantamiento de planos.
4º. Examinar, patentar y dirigir a los agrimensores.
5º. Llevar dos registros, uno gráfico y otro escrito, de todas las mensuras que se practiquen.
6º. Informar a los tribunales de justicia sobre las mensuras que se practiquen, y cuestiones, de hecho que se susciten ante ellos sobre propiedades territoriales.

4. Corresponde a este departamento, por lo que respecta a la estadística.

1º. Reunir los datos estadísticos de todas las provincias, con arreglo a un plan que propondrá el mismo a la aprobación del gobierno.
2º. Organizar y publicar estos datos anualmente en un volumen.

5. Estas atribuciones se irán extendiendo por resoluciones especiales, según lo demande o la necesidad o la experiencia.

6. La reunión de datos estadísticos, y los trabajos topográficos que deben ejecutarse en las provincias, se hará por medios de facultativos o de oficinas subalternas que se establecerán en los puntos que el departamento proponga.

7. El departamento se comunicará oficialmente con todas las autoridades de la República: dependerá solamente de la Presidencia nacional, y estará a las inmediatas órdenes del ministerio de gobierno.

8. Presentará a la mayor brevedad un proyecto de reglamento que fije su orden interior y metódico sus relaciones con los agrimensores de la provincia.

9. Para que pueda el departamento desempeñar las atribuciones que se le detallan en el presente decreto, tendrá un oficial primero con la asignación de mil pesos anuales; uno segundo con ochocientos, y un tercero con seiscientos; dos escribientes con quinientos, cuatro delineadores con cuatrocientos, y un portero con trescientos pesos.

10. El ministro secretario de gobierno queda encargado de la ejecución de este decreto, que se insertará en el Registro nacional.

Rivadavia.
Julián S. de Agüero.


Registro Nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata

Libro II — Número 11 — Año: 1826


188[editar]

Buenos Aires, 26 de junio de 1826.

NOMBRANDO LOS QUE HAN DE SERVIR EL DEPARTAMENTO TOPOGRAFICO-ESTADÍSTICO.


DECRETO.


A virtud del decreto de esta fecha que establece un departamento general de topografía y estadística, el Presidente ha acordado y decreta:

Art. 1. Quedan nombrados don Vicente López para jefe del departamento general de topografía y estadística; don Felipe Senillosa de primer ingeniero, don Avelino Díaz, de segundo; y de secretario del departamento don Agustín Ibáñez.

2. El departamento propondrá los demás oficiales y dependientes que establece el artículo 9 del decreto de esta fecha, con consideración a lo que por lo pronto demande urgentemente sus servicios.

3. Comuníquese a quienes corresponde, líbreseles nombramiento en forma, y publíquese en el Registro Nacional.

Rivadavia.
Julián S. de Agüero.


Registro Nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata

Libro II — Número 11 — Año: 1826


189[editar]

Buenos Aires, 27 de junio de 1826.

REGLANDO LA EJECUCION DE LA LEY SOBRE TIERRAS EN ENFITEUSIS.


DECRETO.


En ejecución de la ley del Congreso general constituyente de 18 de mayo del presente año, por la que se manda dar en enfiteusis las tierras de propiedad pública, cuya enajenación está prohibida en todo el territorio del estado, el Presidente de la República ha acordado y decreta:

Art. 1. Las solicitudes pidiendo en enfiteusis terrenos de propiedad pública, deberán hacerse en el territorio que correspondía antes a la provincia de Buenos Aires, ante el Presidente de la República, y en las demás provincias ante su respectivo gobierno.

2. En las denuncias que se hagan con este objeto, se expresará con claridad la situación topográfica y la extensión del terreno que se pide.

3. Ninguna denuncia será admitida sin que antes se haya hecho constar ante un juez de primera instancia que el terreno solicitado es baldío y de propiedad pública.

4. Los jueces no procederán a declarar baldío un terreno sin el informe del departamento topográfico, que asegure no estar con anterioridad denunciado por otro.

5. Para que tenga efecto lo dispuesto en el artículo anterior, el departamento topográfico llevará un registro en que anotará sumariamente las denuncias que se hagan.

6. Lo resuelto en los dos anteriores artículos tendrá respectivamente su lugar en las oficinas subalternas que se mandan establecer por el artículo 6° del decreto de 26 del presente. Mas mientras ellas se establezcan, aquellas obligaciones serán desempeñadas provisoriamente por el escribano de gobierno en cada provincia.

7. Justificado con arreglo a lo que el art. 3 prescribe, que el terreno que se solicita es baldío y de propiedad pública, y allanado el denunciante a recibirlo en enfiteusis, con arreglo a la ley, el juez elevará el expediente al gobierno.

8. El gobierno expedirá el decreto de concesión, y ordenará la mensura del terreno por alguno de los agrimensores habilitados y patentados por el departamento topográfico.

9. El juez más inmediato al terreno denunciado presidirá la mensura, pero sin mezclarse en la operación facultativa, de que solo será responsable el agrimensor nombrado.

10. Los agrimensores procederán en las mensuras con sujeción a las instrucciones que reciban del departamento topográfico.

11. Levantarán indispensablemente una carta del terreno que se les haya mandado medir, la que deberán acompañar con las diligencias de mensura.

12. Sacarán y firmarán una copia, tanto de las diligencias como de la carta de que habla el artículo anterior, y la pasarán al departamento topográfico, para que pueda este llevar los registros gráfico y escrito que se le prescriben en el decreto de su establecimiento.

13. Al mismo tiempo que se practique la mensura del terreno denunciado, deberá hacerse su tasación en la forma que se establecerá por decreto separado.

14. Hecha la mensura y justiprecio del terreno, el juez remitirá el expediente al gobierno respectivo, para su examen y aprobación, con precedente informe del departamento topográfico en la capital, o de sus oficinas subalternas en las provincias, y con audiencia del fiscal, o del letrado que haga las funciones de tal.

15. Los terrenos que se concedan en enfiteusis deberán tener cuando menos la extensión de media legua de frente, y una y media de fondo si son de pastoreo, o la de media legua cuadrada si son de pan-llevar.

16. En el caso que existan algunos terrenos de propiedad pública que no alcancen a la extensión prefijada en el artículo anterior, se darán en enfiteusis a los propietarios adyacentes que lo soliciten, y que el gobierno respectivo considere con mejor derecho.

17. Si las diligencias de mensura y tasación estuviesen conformes a las leyes y demás resoluciones sobre el particular, el gobierno respectivo expedirá su auto de aprobación, se extenderá por la escribanía de gobierno la correspondiente escritura, y se mandará dar la posesión legal, cometiéndose esta diligencia al juez de la mensura y tasación, el que poniendo constancia de haberlo así verificado, devolverá el expediente que deberá archivarse en escribanía.

18. El escribano de gobierno en cada provincia llevará un registro especial en que se extiendan las escrituras de los terrenos que se concedan en enfiteusis, expresando en ellas con claridad las dimensiones del terreno y puntos que fijen su situación y demarcación topográfica, el valor en que haya sido justipreciado, el canon anual que debe satisfacer, y el día desde el cual empieza este a correr con arreglo a la ley.

19. Luego que el escribano haya extendido una escritura, sacará testimonio de ella, para que por conducto del mismo interesado se remita al ministerio de gobierno de la Presidencia nacional, a fin de que sea registrado en el gran libro de propiedad pública que se establecerá por decreto separado.

20. El escribano de gobierno de cada provincia pasará anualmente al de la Presidencia una relación sumaria de las escrituras de enfiteusis que por ante él se hayan otorgado en el año, expresando el día en que hubiese entregado a los interesados el testimonio con arreglo a lo que se prescribe en el artículo anterior.

21. Esta razón servirá para cerciorarse si se ha cumplido en oportunidad con la presentación del testimonio que queda ordenada; y notándose alguna falta se avisará al ministerio de gobierno para tomar la resolución que corresponda.

22. Luego que se reciba la razón que en el artículo anterior se previene, se pasará una copia de ella al departamento topográfico, para que éste pueda asegurarse, si los agrimensores han cumplido con lo que se les ordena en el artículo doce.

23. Lo dispuesto en este decreto queda sujeto a todas las reformas que haga necesarias la experiencia en una materia tan nueva como complicada.

24. El ministro secretario de gobierno queda encargado del puntual cumplimiento de este decreto que se publicara en el Registro Nacional.

Rivadavia.
Julián S. de Agüero.


Registro Nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata

Libro II — Número 11 — Año: 1826


190[editar]

Buenos Aires, 27 de junio de 1826.

ORGANIZACIÓN DEL JURI ESTABLECIDO POR LA LEY SOBRE TIERRAS EN ENFITEUSIS.


DECRETO.


El Presidente de la república usando de la facultad que se le reservó por el artículo 4 de la ley de 18 de mayo del presente año, ha acordado y decreta.

1. La organización del juri que se establece por la ley de 18 de mayo para la tasación de los terrenos que se solicitan en enfiteusis, se hará en la forma que se determina por los artículos siguientes.

2. El juez que con arreglo a lo dispuesto por decreto de esta fecha debe presidir las mensuras escribirá en doce cédulas los nombres de otros tantos propietarios de los mas inmediatos al terreno que ha de justi-preciarse, y de ellos sacará a la suerte los cinco que deben componer el juri ordenado por el artículo 3 de dicha ley.

3. El acto que se prescribe por el artículo anterior se ejecutará a presencia del individuo que haya denunciado el terreno, o de quien legalmente lo represente.

4. En el caso que no haya el número suficiente de propietarios inmediatos al terreno que ha de justi-preciarse, o que por parte del interesado se contradiga la designación que haga al efecto el juez de la mensura, este, el agrimensor; y el interesado mismo, o quien lo represente, elegirán a pluralidad los cinco que deben integrar el juri.

5. El juez de la mensura emplazará a los propietarios que hayan de componer el juri para que se hallen reunidos al tiempo de hacerse la mensura según lo dispuesto en el citado decreto de esta fecha.

6. El mismo juez presidirá el juri, y empezará exigiendo de los cinco individuos que lo componen el juramento de desempañar el cargo con fidelidad.

7. Acto continuo procederán a hacer la evaluación del terreno, cuya diligencia extenderán a continuación de la de mensura, la cual será firmada por el juez que preside, y por los cinco individuos del juri si supieren hacerlo y por el interesado mismo.

8. La tasación de los terrenos de pastoreo se hará por leguas cuadradas; y por cuadras de cien varas las de pan-llevar.

9. En los casos en que con arreglo a la ley hay lugar a reclamar la tasación practicada, el segundo juri que ha de decidir se organizará en la forma que queda prescripta para el primero.

10. Los gastos que estas operaciones demanden serán de cuenta de los que hayan solicitado los terrenos.

11. El ministro secretario de gobierno queda encargado de la ejecución de este decreto que se insertará en el Registro Nacional.

Rivadavia.
Julián S. de Agüero.


Registro Nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata

Libro II — Número 11 — Año: 1826


191[editar]

Buenos Aires, 28 de junio de 1826.

TASACION DE TIERRAS CONCEDIDAS YA EN ENFITEUSIS EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES.


DECRETO.


Habiéndose dado en enfiteusis muchos terrenos de propiedad pública en el territorio que antes pertenecía a la provincia de Buenos Aires, obligándose los que los recibieron a satisfacer el canon y cumplir con las demás condiciones que se estableciesen en la ley de terrenos, y viendo llegado el caso de que esto tenga efecto, después de dada la de 18 de mayo del presente año, el Presidente de la república, ha acordado y decreta.

1. Los terrenos concedidos en enfiteusis en el territorio correspondiente antes a la provincia de Buenos Aires, y cuya mensura se haya practicado antes de la publicación del presente decreto, serán justi-preciados con arreglo a la ley de 18 de mayo y a lo que se prescribe en los artículos siguientes.

2. Los jueces de paz en sus respectivos territorios organizarán el juri que previene la ley, según las reglas establecidas en el decreto de 27 del corriente.

3. Los juris serán presididas por los mismos jueces de paz, que emplazarán a los que deben formarlos, según lo que se prescribe en el citado decreto.

4. A cada juez de paz se le remitirá una relación circunstanciada de los terrenos dados en enfiteusis en sus respectivos territorios, con expresión de las personas que los hayan obtenido, y de su extensión según las escrituras.

5. Los jueces harán las publicaciones e instrucciones que consideren oportunas a los interesados, fijándoles un término, dentro del cual, deben comparecer por sí, o por tercera persona para practicar las diligencias de tasación.

6. La tasación firmada por el juez que presida el juri, por los que lo compongan, y por el interesado mismo, se remitirá al departamento de gobierno, para que examinada según corresponde y aprobada, se anote al margen de la escritura respectiva.

7. Luego que se haya hecho la anotación que se ordena por el artículo anterior se pasará la noticia conveniente a la colecturía general para los efectos consiguientes.

8. Los individuos que emplazados no hayan concurrido a la diligencia de tasación dentro de los seis meses siguientes a la publicación de este decreto, sin perjuicio de pagar lo que adeudan, perderán su derecho al terreno, a no ser que algún motivo grave haya dificultado su concurrencia: en cuyo caso deberán representarlo oportunamente al gobierno para que no les pare perjuicio.

9. El ministro secretario de gobierno queda encargado del cumplimiento de este decreto, que se publicará en el Registro Nacional.

Rivadavia.
Julián S. de Agüero.


Registro Nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata

Libro II — Número 11 — Año: 1826


192[editar]

Buenos Aires, 30 de junio de 1826.

ESTABLECIENDO EL GRAN LIBRO DE PROPIEDAD PUBLICA.


DECRETO.


El Presidente de la república, ha acordado y decreta.

1. Queda establecido un registro que se denominará gran libro de propiedad pública.

2. Este registro deberá estar al cargo del notario mayor de la Presidencia Nacional.

3. En él se extenderán todas las escrituras de los terrenos que se concedan en enfiteusis por el Presidente de la república, y se registrarán las que se manden otorgar por los gobiernos de las provincias, por el testimonio que debe remitirse al efecto con arreglo al artículo 19 del decreto de 27 del corriente.

4. Las escrituras de enfiteusis que no estén registradas en el gran libro de propiedad pública en ningún caso tendrán valor ni efecto alguno.

5. El notario mayor a cuyo cargo se pone este registro deberá pasar mensualmente a la colecturía general un sumario de toda escritura de enfiteusis que por él se otorgue y de las que se registren, para que pueda recaudarse, conforme a las reglas que se establecerán, el canon anual correspondiente.

6. El ministro secretario de gobierno queda encargado de la ejecución de este decreto que se insertará en el Registro Nacional.

Rivadavia.
Julián S. de Agüero.




Páginas utilizadas en el LIBRO II[editar]

001 002 003 004 005 006 007 008 009 010
011 012 013 014 015 016 017 018 019 020
021 022 023 024 025 026 027 028 029 030
031 032 033 034 035 036 037 038 039 040
041 042 043 044 045 046 047 048 049 050
051 052 053 054 055 056 057 058 059 060
061 062 063 064 065 066 067 068 069 070
071 072 073 074 075 076 077 078 079 080
081 082 083 084 085 086 087 088 089 090
091 092 093 094 095 096 097 098 099 100
101 102 103 104 105 106 107 108 109 110
111 112 113 114 115 116 117 118 119 120
121 122 123 124 125 126 127 128 129 130
131 132 133 134 135 136 137 138 139 140
141 142 143 144 145 146 147 148 149 150
151 152 153 154 155 156 157 158 159 160
161 162 163 164 165 166 167 168 169 170
171 172 173 174 175 176 177 178 179 180
181 182 183 184 185 186 187 188 189 190
191 192 193 194 195 196 197 198 199 200
201 202 203 204 205 206 207 208 209 210
211 212 213 214 215 216 217 218 219 220
221 222 223 224 225 226 227 228 229 230
231 232 233 234 235 236 237 238 239 240
241 242