San Isidro labrador de Madrid: 10

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto Primero
Pág. 10 de 108
San Isidro labrador de Madrid Acto I Lope de Vega



Doña Inés de Castilla: Y traedme acá a María,

que la quiero componer.
 
 

Isidro: Bien vuestra nobleza muestra

que me habéis de hacer merced.
 
 

Juan de Vargas: Tú verás la intención nuestra.

 
 

Isidro: ¡Mi Dios! Vuestro soy, haced

como de cosa que es vuestra.
 
 
 
(Vanse, y salen JUAN DE LA CABEZA,
BENITO PRECIADO, PASCUAL DE VALDEMORO.)

   

Juan de la Cabeza: No tengo más que dalle, sabe el cielo

que diera a Isidro yo, si fueran mías,
las casas de Ludeñas y Cisneros.
 
 

Benito Preciado: De vuestro proceder está muy llano,

y del merecimiento del mancebo.
 
 

Pascual de Valdemoro: ¡Pardiez, compadre Juan de la Cabeza!,

que vós le dais marido a vuestra hija
que le puede envidiar cualquiera conde,
cualquiera duque y aun cualquiera reina.
No sé cómo os figure y enquillotre
las virtudes de Isidro; solo os digo
que no amanece el alba sin que aguarde
a la puerta de nuestra iglesia, atento
a cuando el sacristán a abrirlas venga,
y que jamás al campo va sin misa;
lo que es rezar y dar de su pobreza
limosna a cualquiera pobre, es cosa estraña,
pues si es por dicha pobra y tiene niños,
ayunará porque lo coman ellos.
 
 

Juan de la Cabeza: Todos me cuentan grandes alabanzas,

Pascual de Valdemoro, de mi yerno,
mas yo juro que si él es virtuoso,
que no le queda en zaga la muchacha,
de tal madre fue hija, y que tal era
su ánima; Dios la tenga allá en su gloria.


<<<
>>>