San Isidro labrador de Madrid: 102

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto Tercero
Pág. 102 de 108
San Isidro labrador de Madrid Acto III Lope de Vega


¿No ves que al lado, porque más te asombre,

del altar santo del primer Cristiano,
que como sabes, tuvo Andrés por nombre,
trasladaron el cuerpo soberano
y le tienen agora descubierto?
 
 

Demonio: Corre este tafetán.

 
 

Envidia: Tiembla la mano.

 
 
(Corre una cortina, véase el santo
en una cama sobre el altar, y estén
los pies hacia la gente y la cabeza alta,
de manera que le puedan ver.)

   

Demonio: ¿Que este es Isidro?

 
 

Envidia: Sí.

 
 

Demonio: ¿Que esté en el puerto

del cielo, hecho por áncora un arado?
 
 

Envidia: ¡Rabio de envidia, mi tormento es cierto!

El estar desta suerte levantado,
es en la edad del siglo en que le han puesto,
como haberle Madrid canonizado.
 
 

Demonio: ¿Lámpara tiene?

 
 

Envidia: Sí.

 
 

Demonio: Mátala presto.

 
 

Envidia: ¿Qué importa? Cada sábado del cielo

un ángel baja, y de otra luz compuesto,
la enciende en muestra de su santo celo.